MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Santiago de Cuba?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Iglesias en Santiago de Cuba

Los destinos más populares

3 iglesias en Santiago de Cuba

Iglesias en Santiago
Catedral de Santiago de Cuba
(7)
Puede que no sea especialmente antigua, pero la iglesia más importante de Santiago es hermosa tanto por dentro como por fuera. A la presente catedral la han precedido varias desde que la ciudad se formó en la década de 1520, siempre en la misma ubicación. Los piratas, los terremotos y algún que otro arquitecto de dudosa calidad dieron cuenta de al menos tres de estas catedrales. En la actual, compuesta por cinco naves y completada en 1922, destacan sus dos torres neoclásicas y su arcangel con trompetas y las alas abiertas. Se cree que los restos del primer gobernador colonial, Diego Velazquez, todavía descansan bajo la catedral. El interior está siendo meticulosamente restaurado y va quedando grandioso, con magníficos frescos, un coro de sillería labrada a mano y un altar en honor a la Virgen de la Caridad. Para paliar el calor, durante la misa, las puertas permanecen abiertas de par en par, aumentando así la luz que inunda el interior de la iglesia.
Iglesias en Santiago
Vírgen de la Caridad del Cobre
(2)
Es la iglesia por excelencia de los cubanos; cada día se reúnen allí muchas personas a pedirle a virgen por la salud, sus familias, sus necesidades, sus deseos y sus angustias.
Iglesias en El Cobre
Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre
(1)
Sobre el pueblo de El Cobre, el lugar religioso más venerado de Cuba resplandece sobre las colinas verdes como fondo. La imagen de la Virgen es sorprendentemente diminuta. En la sala de los Milagros encontramos miles de ofrendas de los peregrinos: mechones de pelo, una tesis, unos zapatos, unas bailarinas...Son muchos los que han hecho ofrendas a la Virgen del Cobre. El donante más conocido fue Ernest Hemingway que, en 1954 optó por donar la medalla de oro de 23 kilates del Premio Nobel de Literatura al pueblo cubano, en lugar de entregarla al régimen de Fulgencio Batista y fue colocada entonces en el Santuario. En la década de 1980 la medalla fue robada, y, aunque fue recuperada unos días más tarde, desde entonces se ha mantenido bajo llave y alejada del público. Las grandes estrellas del deporte nacional, el baseball, han donado desde hace años sus camisetas y las bolas de juego después de cada victoria de liga. Volviendo a la Virgen, la Cachita, como se le dice en Cuba, se sincretizó con la hermosa orisha Ochún, la diosa oruba del amor y la danza e icono religioso de casi todas las mujeres cubanas. Ochún está representada por el color amarillo, los espejos, la miel, las plumas de pavo real y el número cinco. Cuenta la leyenda que la Virgen fue encontrada flotando sobre la tabla que vemos en la foto por tres pescadores en una tormenta. Al sacar la estatua del agua encontraron escrita la frase " Yo soy la Virgen de la Caridad", la tormenta amainó y salvaron sus vidas. De camino a la Basílica encontramos vendedores de candelas y ramos de girasoles para ofrendar a la Virgen, y ya entrando en el pueblo, conduzcamos con cuidado, porque se tiran, literalmente sobre el coche para impedir que subamos a la Basílica y llevarnos a otro sitio desconocido. Cerrar las ventanas y continuar cuesta arriba hasta la iglesia. Son los jineteros más agresivos de Cuba. Mucha precaución.