MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Iglesias en Lausana

2 iglesias en Lausana

Iglesias en Lausana
Basilique Notre Dame du Valentin
Es un lugar oscuro, impregnado de un olor persistente de velas. En 1992, fue elevado al rango de Basílica por el Papa Juan Pablo II. Es el mayor templo católico de los 10 con los que cuenta la ciudad. Su arquitectura es moderna, con una restauración efectuada en 1932. El fresco que tiene en su interior, bien vale una visita.
Iglesias en Lausana
Iglesia de St François
(3)
Saint François se esconde, no se si por tímida o por modesta. Lo cierto es que puedes pasar por su lado sin darte apenas cuenta, pensando que es una pequeña capilla, o una iglesia sin importancia. Hasta que miras al cielo y ves su torre dominando el centro de la ciudad, el corazón del Bourg. Y eso que lleva, como buen templo gótico que es, en el mismo sitio desde el siglo XIII, brillando en la actualidad tras una perfecta ( adjetivo nada extraño en Suiza ) restauración que la ha hecho aún más atrayente y atractiva. Por fuera es recia, robusta, de contrafuertes bien plantados y con una torre campanario un poco más tardía, dos siglos, y una aguja de otros dos posteriores. Cuando la vemos por primera vez, nos extraña encontrar ese pequeño castillo en medio de la ciudad, pero luego la encajamos perfectamente y vemos como es el núcleo de su barrio, de su ciudad. Entremos para deleitarnos con la nave única que como podemos ver en las paredes, fue aumentada en altura en siglos posteriores a su fundación, para darle más grandeza y para aprovechar y subsanar los daños de un incendio que casi la destruye por completo. Desgraciadamente, de su brillante pasado franciscano poco queda, y menos aún del convento que un día fue. No hay que culpar a nadie, pero el ejercito reformista del Oberland llegó como un vendaval y cerró monasterios y expulsó a las órdenes religiosas que los mantenían. Las iglesias fueron despojadas de toda su imaginería religiosa y ornatos con lo que limpia y desnuda se convirtió en la iglesia parroquial de la Ville Basse- (ciudad baja). No hace falta recurrir a las leyendas para darle el empaque que el templo tiene, ya que por ejemplo, está históricamente probado que en 1664, John Lisle , un inglés ex magistrado del rey Carlos I, que había huido a Lausana, fue asesinado por los esbirros de los Estuardos dentro de la Iglesia, así que puede que incluso cuente con un fantasma. Fantasma que a lo mejor se sienta a descansar y ver pasar los siglos en la sillería que se conserva en el presbiterio y que data del siglo XIV. ¿ Quién sabe? En la actualidad, sirve más de espacio expositor que de centro de culto y aunque nos choque, hay que reconocer que como pequeño museo no lo hace nada mal...