¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta San Bartolomé de Tirajana?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

hoteles 5 estrellas en San Bartolomé de Tirajana

webs+30
    Buscar
    Habitación Huéspedes
    Noche precio por noche
    Filtrar ()
    ordenar
    huéspedes
    mapa
    Ordenar
    Listo
    OFF ON
    Ver precio total

    hoteles 5 estrellas en San Bartolomé de Tirajana

    Resorts en San Bartolomé de Tirajana
    Lopesan Villa del Conde Resort & Corallium Thalasso
    Grandioso, elegante, cómodo, saludable, suculento, lujoso....Si lo pienso bien, tendría que buscar un adjetivo calificativo que no se repitiera para este fantástico hotel y su increíble thalasso, porque son únicos. Y es que desde lejos ya no deja indiferente a nadie, por su arquitectura de estilo claramente canario y con una recepción que acertada y cariñosamente copia la iglesia de Agüimes, con sus paredes blanqueadas y la negra piedra de la zona. Así que por ella entramos para encontrarnos con un espacio amplio y de gran altura, donde se localiza una recepción amplia tras la que nos espera, sonriente y servicial, un gran equipo de personas que satisfarán todos nuestros deseos antes incluso de que se lo pidamos. Apetece mucho sentarse en el agradable lobby que se abre a lo que sería el ábside del edificio, para escuchar algo de música o simplemente dejarse envolver por la cálida luz que inunda el espacio. Mientras hemos hecho el check in, nuestro equipaje ha llegado a la habitación. Ya se sabe que parte fundamental de un viaje es el hotel y sobre todo la habitación, en la que debemos sentirnos como en casa y que debe cubrir todas nuestras necesidades. En el Lopesan Villa del Conde las expectativas quedan más que satisfechas, ya que la amplísima habitación nos acoge nada más entrar, con sus colores cálidos, una cama cómoda y de grandes dimensiones, un espacio donde disfrutar de una charla en el confortable sofá y una terraza siempre inundada de la fragancia del jardín y del cercano mar. Los espacios comunes son abiertos a la naturaleza y al sol, dando protagonismo a las especies canarias que proporcionan una más que agradecida sombra a los huéspedes del hotel. La enorme piscina, tranquila y con la original idea de una zona con arena rubia para que no echemos en falta nada en nuestro momento de relax y bronceado, se extiende casi hasta la misma costa, separada del mar por un paseo que lleva desde Meloneras hasta Maspalomas. Y precisamente en ese espacio ganado al pequeño acantilado, y bajo el paseo, se ubica la joya del hotel, el magnífico Corallium Thalasso, un templo dedicado al culto al relax, a la belleza y al bienestar. Ya desde la recepción, la amabilidad y la atención del personal nos van preparando para lo que vamos a encontrar. Envueltos en suaves albornoces y cómodas zapatillas vamos pasando por cada una de las zonas que componen la instalación. Desde la sauna, el baño turco o las duchas de esencias herbales, pasando por la flotación en la piscina de alta densidad salina ( como si estuviéramos en el Mar Muerto), las cabinas de masaje o las fabulosas camas de agua. Ya a estas alturas nuestro cuerpo ha perdido gran parte del estrés y ha ganado relax y calma. Paramos un momento para reponer fuerza con unos snacks ligeros, nutritivos y muy sabrosos. Un delicioso zumo de frutas que acompaña a unos mini sandwiches de chapata con salmón o jamón serrano y unos frutos secos de acompañamiento, acabando con un yogur probiótico con miel e higos de la Isla. Y para acabar la jornada, el sumum del hedonismo. Nos dirigimos a las Ocean View Suites, donde nos espera una piscina-jacuzzi privada con vista al mar y varios tratamientos integrales como el que disfrutamos, la envoltura corporal en aloe vera, que consiste en un peeling con sal marina, aloe vera y crema hidratante de la misma planta, para después ser untados con gel de aloe tibio y envueltos en una manta de calor mientras el fantástico equipo profesional nos proporciona un masaje facial absolutamente relajante. Una vez acabado el tratamiento podemos tumbarnos en las estupendas camas calientes antes de volver a nuestra habitación, totalmente relajados, hidratados y con ganas de probar las variadas opciones que nos ofrece el Corallium Thalasso. Pero eso será al día siguiente, porque primero hay que alimentar el cuerpo y para eso Lopesan Villa del Conde dispone de un ejército de cocineros y camareros que preparan y disponen los manjares más sabrosos y variados, dando muchísima importancia a los productos canarios, como el queso y la repostería, en un variado y surtido buffet. Para los sibaritas, hedonistas o para quien quiera regalarse y/o regalar una escapada completa, donde lo único importante es mimarse y disfrutar de un lugar único, Lopesan Villa del Conde Resort & Corallium Thalasso es sin duda el lugar perfecto, en la incomparable belleza de la isla de Gran Canaria. Más información en www.grancanariawellness.com
    Actividades en San Bartolomé de Tirajana y cerca