Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Valladolid?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

De interés turístico en Valladolid

5 de interés turístico en Valladolid

De interés turístico en Valladolid
Cenote Samula
(1)
Aguas cristalinas color turquesa, frías, como suelen ser las subterráneas, esperan a los bañistas al fondo de una caverna en los alrededores de un pueblito yucateco: Dzitnup. Para llegar a ellas y sumergirte en sus misterios, es condición bajar por escaleras de piedra al principio, y de madera después; recorrido que te ofrece la vista panorámica de esta alberca natural y el acceso a sus aguas. Nadar, hacer snorkel o simplemente echarte clavados, son algunas de las actividades que puedes realizar en este regalo de la naturaleza.
De interés turístico en Valladolid
Cenote Suytún
(2)
Una de las experiencias de las que no te deberías privar si tienes previsto viajar a la Riviera Maya es , sin duda alguna, la de conocer un cenote; da igual cual elijas, un cenote a cielo abierto, un cenote subterráneo o un cenote en gruta, cualquiera de ellos te sorprenderá y su visita dejará en tu retina un recuerdo imborrable. El cenote Suytum (aunque sería más apropiado hablar del conjunto de cenotes Suytum) se encuentra ubicado en el Rancho Ganadero - Ecológico Suytun de Fernández y Mendoza, aproximadamente en el kilómetro 8 de la carretera que conecta Valladolid con Puerto Juárez. Bajo un sol implacable y un calor sofocante –tónica general en estas latitudes en el mes de Agosto- nos dirigimos hacia las escaleras que conducen al interior del cenote, escaleras que son promesa de emoción, aventura, belleza y sobre todo, alivio; ya que según avanzamos hacia el corazón de la amplia caverna en la que se ubica el cenote, la temperatura se va suavizando y la sensación de bochorno va desapareciendo paulatinamente. Nuestros ojos se van acostumbrando a la oscuridad y la estructura del cenote se va perfilando lentamente en toda su magnitud. Nos encontramos a más de 20 metros de profundidad, en las entrañas de una enorme caverna plagada de grandiosas estalactitas, la temperatura es ideal y permite que nuestros sentidos se centren en disfrutar de la belleza que se despliega ante ellos. El silencio, la magnitud de la caverna y las aguas turquesas suavemente iluminadas por una mágica luz proveniente de una abertura situada en la parte superior de la gruta, crean una atmósfera de ensueño; un halo primitivo nos envuelve, nos atrapa. En este escenario no resulta complicado imaginarse a los antiguos pobladores de estas tierras llevando acabo ofrendas a sus dioses milenarios. Aquí se veneraba al Dios Chaac, dios de la lluvia, a Yum kaax, dios del maíz y de las plantas medicinales y a Xchel, diosa de la belleza y la fertilidad. Las aguas frescas, cristalinas y poco profundas del cenote nos invitan a disfrutar de un relajante baño mientras contemplamos los peces de agua dulce que nadan sin complejos a nuestro alrededor. Abandonamos el recinto sagrado (Suytum fue en su día un cenote ceremonial) cargados de emociones, relajados y dispuestos a reponer fuerzas en el restaurante que se encuentra ubicado en las propias instalaciones del rancho ganadero en el cual organizan también paseos a caballo o en bicicleta por los alrededores….. Un detalle, tras la comida, jóvenes de la localidad amenizan la sobremesa durante unos 20 minutos con una representación de música y danza de origen maya…. Toda una experiencia que no deberíais pasar por alto….
De interés turístico en Valladolid
Cenote San Lorenzo Oxman
(2)
A solo 4 kilómetros al sur del centro de Valladolid se encuentra uno de los cenotes abiertos más bonitos de la zona. Llegar no es difícil, simplemente hay que tomar la calle 54 y no dejarla hasta que veas el desvío a la Hacienda de San Lorenzo Oxman, eso sí, necesitarás ir en transporte privado (auto, moto, bici...) o taxi ya que no hay ningún transporte público que conecte el centro de la ciudad con la hacienda. El tramo de la cale 54 a la hacienda, de más o menos 1 kilómetro, es de tierra y había tramos en que estaba un poquito mal así que al final tardamos unos 15 minutos en ir del centro al cenote. Al llegar al lugar lo primero que veremos será la Hacienda de San Lorenzo Oxman, una enorme casa antigua con restaurante y piscina que tendremos que cruzar para poder llegar al cenote. La entrada al lugar son 30 pesos, precio que te permite visitar el cenote, la hacienda y hacer uso de la piscina (aunque teniendo el cenote quien quiere una piscina, ¿no?). El cenote es un hoyo abierto de unos 30 metros de espectaculares aguas azules rodeado de grandes álamos con sus raíces cayendo por las paredes. Al cenote se llega gracias a unas escaleras de piedra hechas en un punto distinto (como si fuera un túnel vertical) y de allí ya sales a la base donde está el agua, algo que nos encantó ya que en la mayoría de cenotes las escaleras de acceso forman parte de su paisaje y al final es algo que suele estropear la magia del lugar. A un lado del cenote hay una pequeña plataforma de madera desde la que se puede saltar al agua (cuerda incluida) o bajar por unas escaleras. Cuando estuvimos nosotros el agua estaba buenísima así que allí nos quedamos cerca de una hora relajados en aquel pequeño paraíso. Un cenote que no debes dejar de visitar si pasas por Valladolid ;) Y si te has quedado con ganas de más aquí puedes leer el relato completo de nuestra visita al cenote de San Lorenzo Oxman
De interés turístico en Valladolid
Hacienda San Lorenzo Oxman
Otro de los atractivos que tiene la península de Yucatán además de cenotes y ruinas mayas son sus Haciendas, enormes fincas agrícolas de origen andaluz que se construyeron durante la época colonial española. Con el paso de los años muchas de estas fincas fueron abandonadas y cayeron en el olvido pero todavía quedan algunas que pueden visitarse como por ejemplo la Hacienda San Lorenzo Oxman, una bonita finca situada a 4 kilómetros al sur de Valladolid. Dentro del complejo de la Hacienda de San Lorenzo también se encuentra un espectacular cenote abierto llamado cenote de San Lorenzo Oxman (no fueron muy originales con el nombre) así que vale mucho la pena acercarse hasta aquí ya que podrás ver una bonita hacienda colonial y darte un chapuzón en un cenote. Para llegar a la Hacienda solo tienes que tomar la calle 54 y no dejarla hasta que veas el cartel que te hará tomar un camino de tierra con algunos baches. Al cabo de 1 kilómetro llegarás al estacionamiento gratuito. La Haciendo está completamente restaurada así que su aspecto es inmejorable. También es un lugar muy popular entre la gente local ya que cuenta con un pequeño restaurante en el que sirven comida tradicional yucateca y una piscina junto al restaurante perfecta para los más pequeños y no tan pequeños (vamos que nosotros también nos dimos un chapuzón ;P). También hay tumbonas en las que relajarse mientras se toma el sol. Como curiosidad decir que el agua de la piscina proviene del cenote de San Lorenzo situado a tan solo 10 metros. El acceso al lugar tiene un coste de 30 pesos por persona que hay que pagar solo si tenemos intención de visitar el cenote, algo que recomendamos, aunque si solo quieres ver la hacienda y bañarte en la piscina con que tomes algo en el restaurante es más que suficiente ;) Aquí puedes leer el relato completo de nuestra visita al cenote y la Hacienda de San Lorenzo Oxman
De interés turístico en Valladolid
Cenote Xux Ha
(1)
La península de Yucatán es conocida por sus cenotes, piscinas naturales de origen kárstico que pueden ser abiertos, semi-abiertos o cerrados (dentro de grutas). Estas formaciones únicas en el mundo pueden verse en muchos lugares como la Riviera Maya o Mérida pero si hay una zona con una concentración enorme esa es sin duda Valladolid y sus alrededores, donde podrás descubrir alguno de los cenotes más espectaculares de Yucatán. Después de visitar las ruinas mayas de Cobá y de camino a Valladolid por la ruta 109 primero y por la 180 después, empezamos a ver en la misma carretera señales con nombres de cenotes. No conocíamos ninguno y tampoco teníamos ninguna recomendación así que decidimos parar en el cenote Xux-Ha sin tener idea de como sería y que precio tendría. En seguida lo descubrimos, después de recorrer 2 kilómetros por un camino de tierra y piedras, llegamos a su entrada principal, una pequeña caseta de madera en la que no había nadie. Cuando ya estábamos dando media vuelta por fin apareció una chica que nos contó como era el cenote y nos cobró la entrada, 50 pesos por persona que dejamos en 40 (precio local) después de regatear un poco. El cenote es un enorme hoyo abierto de 30 metros de profundidad al que se accede por una escalera construida justo en el centro que substituía una antigua escalera vertical formada por tablas de madera clavadas en las raíces de un árbol. Seguramente no nos hubiéramos atrevido a bajar por allí pero tampoco nos gustó nada la nueva, hecha de hormigón y rompiendo totalmente la armonía del paisaje. Dejando la escalera de lado, el cenote está rodeado de mucha vegetación y un montón de raíces que caen por las paredes del hoyo. El agua es de color verde esmeralda y en una de las zonas hay una plataforma desde la que se puede saltar. Al lado de las escaleras que dan acceso al cenote hay un pequeño bar en el que venden botanas y refrescos. Allí pasamos un buen rato hablando con los dueños del lugar y jugando son sus hijos, que vinieron a bañarse con nosotros al cenote y fue sin duda la mejor experiencia que nos llevamos. El lugar también tiene baños y vestidores en los que cambiarse antes o después del baño o incluso un pequeño y curioso altar maya. Definitivamente no recomendaríamos este cenote para ir expresamente pero si pasas por allí y te apetece descubrir una de estas joyas naturales poco turísticas, entonces Xux-Ha es una buena opción ;)