MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

De interés turístico en Dumfries

4 de interés turístico en Dumfries

De interés turístico en Dumfries
El puente suspendido de Dumfries
Como comenté, en Dumfries son numerosos los puentes debido a que el río parte literalmente la ciudad en dos orillas. Uno de los más famosos por los locales es este puente, colgante o suspendido. Pero como suele pasar en Escocia, al igual que en muchos pueblos de España, una cosa es el nombre que tenga y otra como lo llamen. Tras preguntar a varias personas, locales, y ver que nadie conocía el puente, decidí describir el puente y entonces me dijeron el puente de los niños. Explicaciones varias pero todas muy sencillas. Este pequeño y original (para la época) puente victoriano fue terminado en 1875 por el Provost (Alcalde en Escocia) Smith y se cuenta que lo hizo para que los más pequeños pudiese cruzar de orilla a orilla y así atender a los oficios y a la escuela, evitando puentes más grandes con más peligros debido al incremento del tráfico y demás. Pero parece ser que el nombre le viene ya que el puente solía y aun pasa, llenarse de niños. La razón muy sencilla, el puente se mueve, si saltamos más y si en vez de uno saltamos 30 pues más aun. Así que ya tenemos la explicación lógica al apodo. En la realidad un puente de hierro muy vistoso, muy moderno para su época y perfectamente conservado, con sus grabados originales en hierro fundido y al parecer lo mismo pasa con sus colores. Quizás con menos solera que otros pero como casi todo tiene su encanto ... o ¿no es encantador tener junto a nosotros 20 niños saltando en un puente? A lo mejor encantador no pero divertido un rato y al final acabamos siendo nosotros los niños que saltamos.
De interés turístico en Dumfries
Faro de Southerness
EL faro de Southerness se encuentra en un extremos de la villa con el mismo nombre, en la costa más al suroeste de Escocia en una zona bastante rocosa y por lo tanto potencialmente para el tránsito de navíos. En la actualidad es el segundo faro más antiguo del país y para estar absolutamente abandonado está en bastante buen estado. Supuestamente, hay documentos históricos que hablan de un broch o antorcha gigante instalada en esta zona desde hace mucho tiempo atrás, no obstante fue en 1748 cuando se construyó este faro para evitar más desgracias marítimas en el estuario de Solway. En esa época el transporte terrestre no era algo fácil y la proximidad de estas costas con las inglesas hacía que el transporte marítimo con fines comerciales fuese vital en esta zona del país. Hay que recordar que histróricamente Dumfries era uno de los puertos claves de Escocia, con conexiones con Liverpool y Belfast, siendo el paso por Southerness inevitable. En 1805 fue modernizado para rendir con más capacidad, su altura fue elevada incluso dos veces, en 1842 y 1844 para hacerlo más visible en la medida de lo posible. Pero sin explicación, sin gps, plotter o satélite, aparentemente por razones financieras sin mucho sentido se apaga la luz de este faro. Y aun peor su dueño, las autoridades locales, lo dan por abandonado en el año 1900. Increíble pero cierto. Frente al mar, sin mantenimiento y este viejo faro está ahí, bien conservado, muy panorámico y pudiendo ser una de las atracciones de esta zona, ya que las vistas desde arriba deben ser una pasada. Esperemos que alguna persona demuestre un poco de sentido común ya que sin duda estamos ante un edificio histórico que podría arrojar beneficio en vez de caerse, esperemos no muy pronto ... ¡un poquito de sentido común que este faro es de la época de Robert Burns! El segundo más viejo de Escocia ... pues eso, que reine la cordura.
De interés turístico en Dumfries
Puente de Buccleuch
Como ya expliqué en mi introducción al pueblo y centro de Dumfries que esta literalmente dividió en dos por el paso del río Nith, cada puente tiene una historia y representa una época o necesidad diferente de la ciudad. En este caso, el puente de la calle Beccleuch representa la modernización del centro tras el incremento de tránsito impuesto por la Revolución Industrial durante la época de la Reina Victoria, estamos en el siglo XIX. A primera vista se hace claro que los puentes existentes, entre ellos el de Devorgilla, el puente de siempre, era pequeño y no tenía la resistencia necesaria para el paso de nuevos medios de transportes más pesados y que tenían que dar un largo rodeo para llegar a su destino. Esto explica la cercanía de este puente con otros más históricos. Para muchos con perdida de estética pero no olvidemos que no en todos los puntos de un río se pueden construir puentes con pilares con facilidad (hay que cosas que no cambian demasiado ni con el paso del tiempo). Con el paso del tiempo este puente fue destinado y aun lo es para vehículos a motor, con paso peatonal pero es la conexión entre el centro y la otra orilla del río. Fue remodelado en 1985 y su presencia básicamente ha hecho que la calle Buccleuch sean una de las arterias centrales de esta ciudad y de su tráfico. Al ser el puente más elevado arroja una de las vistas más bonitas y escénicas al río Nith.
De interés turístico en Dumfries
Puente medieval de Devorgilla
Estamos en el centro de Dumfries, junto al río Nith que en la Edad Medieval era navegable y en una zona de peregrinación ya que está es la zona donde el Santo Ninians vivía y hacía de las suyas. Su cueva - que aun existe - era el final de este camino religioso que comenzaba en este punto: el puente de Devorgilla o el puente viejo (Auld Bridge). Se sabe que en 1270 Lady Devorgilla of Galloway mandó construir este puente, inicialmente de madera. Esta señora era noble de cuna emparentada con la familia real escocesa (los Canmore). Es más, su hijo, John Balliol fue rey en 1292. Lady Devorgilla fundó la Abadía de Corazón Dulce (Cisterciense) o Sweet Heart Abbey donde enterró el corazón embalsamado de su amado, John Balliol en 1275. Una de las funciones de este puente inicial era facilitar el paso a la abadía, a ella misma y a otros creyentes. El puente fue modificado y construido en piedra durante el siglo XVI debido al incremento de transito en el centro de la ciudad. En el siglo XVI fue ampliado y renovado por orden real del rey James VI quién ya lo declaró patrimonio histórico de la ciudad. Parece ser que en 1621 se produjo la mayor inundación de la historia de esta ciudad y el puente sufrió diversos y serios daños, por lo que fue restaurado. En el siglo XVIII y XIX sufrió sus últimas restauraciones y fue declarado como peatonal. Este puente, muy bonito y curioso de explorar representa - debido claramente a su historia - el lugar más romántico de la ciudad de Dumfries, siendo comunes declaraciones matrimoniales, fotos de bodas y demás. No en vano hace más de 700 años su construcción fue basada en transportar el corazón embalsamado de la persona amada de una querida figura local, Lady Devorgilla quién incluso regaló una abadía por amor.