Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Kathmandu?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

De interés cultural en Kathmandu

21 de interés cultural en Kathmandu

De interés cultural en Kathmandu
Boudhanath
(7)
La maravillosa Stupa del barrio tibetano de Boudnath está siempre llena de vida, pero, sin duda, la tarde es la mejor hora para visitarla. Cuando comienza a caer el sol, grupos de monjes se instalan en las terrazas cerca de la enorme cúpula, entonan cánticos maravillosos o leen, generalmente mantras con los que muchos entran en trance. Uno puede acercarse, sacar fotos, observarlos durante horas, y ellos están en su mundo, ajenos a todo lo que los rodea. En los estrechos pasadizos que rodean la cúpula también en la tarde se llena de gente que durante un largo tiempo se dedica a la oración. La oración budista no es estática, sino que implica un movimiento de postración sobre una tabla de madera impresionante de ver. El ritual es sincrónico: La persona, de pie, eleva las manos, luego se pone de rodillas sobre la tabla y con sus manos apoyadas en dos trozos de tela ‘patina’ o desliza su cuerpo hasta quedar totalmente acostada boca abajo. Al minuto, se desliza hacia atrás y vuelve a ponerse de pie. Esto sucede varias veces, y quienes oran son personas de todas las edades, no importa el estado físico que tengan.
De interés cultural en Kathmandu
Pashupatinath
(5)
Pashupatinah es sin duda uno de los sitios más impactantes de Kathmandu. La ciudad funeraria se encuentra a orillas del Bagmati, un río tan sagrado para los nepalíes como el Ganges para los indios. Pashupatinah se encuentra en las afueras de Kathmandú, pero se puede llegar caminando, especialmente si estás alojado en Bodhnath. La gran ciudad ceremonial hindú consiste en varias edificaciones y templos. El principal, destinado a Shiva, tiene la entrada vedada a los no hindúes. Sin embargo esto significa poco comparado con la aventura de caminar sin rumbo por la mística ciudad, salpicada de templos menores y esculturas, y atiborrada de sadhus, o santones. Los ghats del Bagmati ofrecen una experiencia única y fuerte: La de presenciar las cremaciones muy de cerca. La vida y la muerte, la fortuna y la extrema pobreza, forman parte de un ritual emotivo, íntimo y escalofriante.
De interés cultural en Kathmandu
Casa de la Kumari
(5)
Las 'kumaris', son seleccionadas entre niñas que no han alcanzado la pubertad por poseer 36 virtudes que las hacen "perfectas". Alguna de esas virtudes son, ojos negros, tez clara, piel aterciopelada, pies proporcionados y, en especial, ausencia de cicatrices o de evidencia alguna de haber sangrado. Son niñas que no pueden disfrutar de una infancia normal ya que por su condición divina tienen que tomar una alimentación a base de comida ritual "pura", no pueden tener contacto con los demás por lo que tampoco acuden al colegio. Reciben visitas de miles de nepalíes y de turistas que van a sus templos para recibir su bendición, con la llegada de su primera menstruación cesan en su puesto y se elige a una nueva Kumari.
De interés cultural en Kathmandu
Templo de Jagannath
(3)
Cerca de Katmandú se encuentra Patán, con sus numerosos templos. Me llamó la atención especialmente, el templo de Krishna (la octava reencarnación de Vishnu) situado en la plaza central. En la entrada hay una especie de cuerda colgada del quicio de la puerta. Cuando pregunté me dijeron que eran los intestinos del buey que se sacrifica cada cierto tiempo en el interior del templo. Allí, entre varias estatuas y relieves se puede contemplar el lugar en el que se realizan los sacrificios.
De interés cultural en Kathmandu
Stupa de Kathesimbhu
(2)
Entre Thamel y Durbar Square está esta pequeña stupa que es el lugar más conocido de peregrinaje tibetano en el centro de Katmandú. Aunque no tiene ni el tamaño ni la magia de las estupas más conociidas de Nepal si es cierto que este lugar destila tranquilidad. Uno puede dar un relajado paseo por la placita y caminar entre pequeñas estupas que rodean a la de mayor tamaño.
De interés cultural en Kathmandu
Sadhus de Pashupatinah
(3)
Pashupatinah produce sensaciones fuertes, contrastantes, inolvidables, a veces repulsivas. En la mística ciudad funeraria hindú conviven peregrinos de todos los rincones de Nepal, gente que llega a cremar a sus muertos, y sadhus, o santones, que viven de la generosidad del prójimo. Ni en Varanasi o Rishikesh, en India, hay tantos sadhus como en Pashupatinah. En su mayoría son muy mayores, y cada cual tiene un atuendo increíble, que te hipnotiza durante largo tiempo. Dicen los nepalíes que estos sadhus no son verdaderos hombres santos, que ‘se disfrazan’ para los turistas, y seguramente sea cierto en muchos de los casos. Pero más allá de eso cada sadhu es un espectáculo para observar e intentar sacar una buena foto.
De interés cultural en Kathmandu
Ghats de Pashupatinah
(1)
Junto al río Bagmati, el más sucio y sagrado de Nepal, se encuentra el lugar donde los hindúes del país vienen a quemar a sus muertes. Mostrando el respeto que merece ese acto, es sencillo para el viajero sentarse y contemplar todo el largo proceso desde que la familia llega con el muerto al templo hasta que este llega a la pira funerario. Primero, envuelto en un sudario es llevado al templo y junto a este se limpiara el rostro del fallecido, se rezará y más tarde será trasladado a su correspondiente pira junto a la cual solamente estarán los hombres siendo el hijo mayor de la persona muerta el encargado de prender el fuego que convertirá en cenizas a su padre o su madre.
De interés cultural en Kathmandu
Asan Tole
(1)
Caminando recto desde Tahiti Tole, uno desemboca en Asan Tole, la calle principal de la zona comercial más antigua de Kathmandu. Asan Tole fue el sitio desde donde hasta 1934 comenzaban las caravanas que iban hacia Tibet, y un aire antiguo, remoto y mágico sigue flotando en la calle y callecitas aledañas. Aquí sentirás que te has introducido en el corazón de la mítica Kathmandu. Es un sitio para caminar muy lentamente, ir y venir, incursionar en los callejones hasta sentir que te has perdido en un laberinto. Llena de gente de diversas etnias que viene y va, atiborrada de vendedores ambulantes que venden ristras de flores naranjas, verduras, frutas y comida preparada, y salpicada de tiendecitas de textiles, comestibles, artículos de bronce y latón, piel, artesanías, especies, y tés, Asan Tole es un mundo fantástico, que lleva directo –¡si no te pierdes!- a la neurálgica Indra Chowk y a una de las entradas de Durbar Square.
De interés cultural en Kathmandu
Cuevas de Pashupatinath
(1)
Pashupatinath es una ciudad de mayoría hindú y con una gran relación con el dios Shiva. Esto explica la presencia de numerosos ascetas conocidos como sadhus, que han dedicado su vida a alejarse de toda necesidad material y con ello del propio sufrimiento. Semidesnudos o cubiertos de ceniza, deambulan por las calles y observan el paso del tiempo. Cerca del río se pueden ver las cuevas en las que algunos han hecho su morada.
De interés cultural en Kathmandu
Excursión en el Valle de Langtang
(1)
Después de un gran treking nada mejor que alojarse en este céntrico hotel en pleno barrio de thamel. Un hotel con todas las comodidades de uno de Europa y con un patio ajardinado donde se puede tomar una buena cerveza en la horas de calor. Esta claro que no es un hotel de mochileros debido a sus 40 dólares la habitación, teniendo otros guest house por 8 o 10 dólares. Rompe un poco con el encanto aventurero de mochila que tiene Nepal
De interés cultural en Kathmandu
Baile de Hanuman
(1)
Durante la visita a la Plaza Durbar de Patán, asistimos a un hecho muy curioso. Resulta que la picaresca, suele funcionar en cualquier lugar del mundo..Y en Patán no iba a ser menos..Unos "espontáneos" nepalies, se disfrazaron de dios " Hanuman" para ir de tienda en tienda a pedir a los comerciantes...Y la policía que vigila la plaza los pillaron "Infragantis". Hanuman es un dios mono con la cara pintada de rojo..No sé si fue a causa de lo que dice la leyenda, que era tan atrevido y aguerrido, que nada más nacer se "abalanzó" hacia el sol creyendo que era una fruta...Y así de "torrado" se quedó el pobre..El caso es que iba acompañado de varios chiquillos con caretas de mono y un par de músico, cuando se les acabó la fiesta, ya que la policía, les conminó a que dejasen la "fanfarria"..Y se marchasen con la música a otra parte. Pero bueno, aquí quedó inmortalizado el momento que fue bastante divertido.
De interés cultural en Kathmandu
Tiendas en Kathmandu
Las marionetas que aquí se vén son mas antiguas que la historia de Europa, sus tiendas de cereales son tal como eran cuando se vendiron los cereales por primera vez en la ciudad, las tiendas de ropa cuelgan telas y vestidos igual que hace 300 años y como antes con animales, ahora, se vende fruta o flores cargados en las bibicletas. Tambíen se encuentran algunas acorde con el siglo XXI, como la de bolsos y ropas ó máscaras de barro, madera o piedra para que nos, los turistas, tengamos algún recuerdo, que dicho sea de paso, también están que "se rompen de chulas". Las tiendas de aquí, como pocas capitales en el mundo hoy en día, te transportan a la era de un comercio con muchos, muchísimos años de antigüedad...
De interés cultural en Kathmandu
Barrio tibetano de Bodhnath (Kathmandu)
(2)
Desbordante, hipnótica, misteriosa, Kathmandu es un mosaico de colores, tradiciones, etnias y religiones. La mayor concentración de refugiados tibetanos está en Bodhnath (o Boudha), un barrio budista ubicado a 6 kilómetros de Thamel que creció a partir de la década del 60 (en 1959 China invadió Tibet). Boudha gira alrededor de su extraordinaria Stupa, uno de los ‘chörtens’ (su nombre en tibetano) más grandes del mundo, cuyos orígenes se remontan al 600 AD. Además de que la visita a Boudha es ineludible, el barrio tibetano es una opción buenísima para alojarse. El lugar está salpicado de restaurantes y de hotelitos baratos. Es cierto que está un poco lejos de Thamel, pero pasar unos días en Boudha es una experiencia inolvidable. Aunque cualquiera puede entrar en el barrio, el sitio funciona como un verdadero gueto. Por sus callecitas circulan tibetanos vestidos según sus tradiciones, estudiantes de budismo, monjes envueltos en sayas moradas, e innumerables tiendas con objetos maravillosos del Tíbet salpican el barrio. A todo esto hay que agregarle el insuperable espíritu budista, que inunda con una enorme paz todos los rincones de Boudha. El mejor momento para visitar Boudha es la tarde. Es entonces cuando llega el tiempo de oración y cientos de budistas se entregan al ritual de circunvalar la Stupa hasta el anochecer.
De interés cultural en Kathmandu
Tiendas de antigüedades y artesanías (Kathmandu)
En las tiendas de artesanías y antigüedades de Kathmandu puedes encontrar verdaderos tesoros dignos de museos. El arte vive en las calles de Kathmandu, no sólo con objetos centenarios, sino con las creaciones espectaculares de los artesanos. Fascinantes resultan las extraordinarias marionetas, las máscaras, las tallas de madera y en piedra. Y ni hablar de los objetos en bronce, los hermosos Budas en sus diferentes posiciones. Las tiendas salpican la ciudad, aunque los mejores sitios están en las inmediaciones de Durbar Square, Indra Chowk Asan Tole. Si eres un apasionado por la artesanía tibetana, perderás la cabeza alrededor de la Stupa de Bodhnath.
De interés cultural en Kathmandu
Tahiti Tole (Kathmandu)
Uno de los mejores itinerarios para comenzar a adentrarse en la mágica Kathmandu desde Thamel es caminar hacia Tahiti Tole (tole significa pequeña plaza, o calle). Este sitio, que en su centro tiene una muy pequeña stupa construida en el siglo XV, es neurálgico y está atiborrado de vendedores ambulantes de frutas y verduras y de tiendas que venden una variedad impresionante de tés. En uno de sus laterales se levanta el templo de Nateshwar, dedicado a Shiva. Tahiti Tole te abre los ojos, anunciándote que Thamel y el ambiente turista se ha terminado y que estás a las puertas del verdadero Kathmandu.
De interés cultural en Kathmandu
Indra Chowk (Kathmandu)
Otro rincón alucinante de la zona más antigua de Kathmandu es Indra Chowk. ‘Chowk’ quiere decir mercado, o intersección de calles donde hay muchas tiendas. A la neurálgica Indra Chowk se llega caminando recto por Asan Tole. Indra es famosa por las tiendas de textiles y por los objetos de vidrios que se venden en las callecitas aledañas. En uno de sus lados se levantan un muy antiguo templo de Shiva y otro llamado Akash Bhairab, cuyo acceso es sólo para hindúes. A pasos de la allí se encuentra el templo de Ganesh.
De interés cultural en Kathmandu
De interés cultural en Kathmandu