Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Cuzamá?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Cuevas en Cuzamá

3 cuevas en Cuzamá

Cuevas en Cuzamá
Cenote Bolom-Chojol
(2)
El espectacular cenote de Bolom-Chojol (también escrito como Bolochohool) se encuentra a pocos kilómetros al sur de Cuzamá, un pequeño pueblo situado a unos 50 kilómetros de la ciudad de Mérida dirección suroeste. Al cenote sólo se puede llegar en "truck", un rudimentario vagón de tren tirado por un caballo, así que tendremos que dejar el coche en el estacionamiento que queda a unos 7 kilómetros del cenote. Bolonchojool es la última parada de 3 lugares que se visitan con la excursión y probablemente sea también el más espectacular. El cenote está cubierto por una gran bóveda con varios orificios que dejan pasar los rayos del sol creando efectos de luz espectaculares. En el centro de la bóveda se encuentra el orificio mayor por el que cuelgan raíces de un álamo que llegan a tocar el agua. El color del agua es azul, hace 30 metros de largo por 20 de ancho y tiene una profundidad máxima de 20 metros. Para llegar al agua hay que bajar por una escalera de esas que da miedo pero una vez abajo, te espera un espectacular paisaje sacado de película de Indiana Jones. Las fotos (al menos las nuestras) no le hacen justicia y el cenote no parece nada del otro mundo pero te aseguramos que verlo en directo es muy distinto ;)
Cuevas en Cuzamá
cenote Chak-Zinik-Che
(1)
El cenote Chak-Zinik-Che se encuentra en la Ex Hacienda Chunkanán en la población de Chunkanán, a unos 50 kilómetros de la ciudad de Mérida y a tan sólo 2 del pueblo de Cuzamá. El cenote forma parte de una excursión en la que se recorren 2 lugares más, el cenote Bolonchojool y la caverna de Chelentún. Para llegar a Chak-Zinik-Chee igual que para llegar a los otros sólo se puede hacer mediante un "truck" que es un pequeño vagón de tren antiguo tirado a caballo. Desde el punto de inicio, el estacionamiento de coches, hasta el cenote hay unos 20-25 minutos de recorrido. El cenote es simplemente precioso. El color de sus aguas son de un color azul intenso de una transparencia espectacular. La bóveda no es cerrada como ocurre en Bolonchojool pero es igualmente bonita con las raíces de un álamo colgando hasta casí tocar el agua. El acceso al cenote se hace mediande una escalera metálica normal (no es completamente vertical) y ya abajo hay distinto puntos desde dónde saltar a las aguas del cenote. Visitarlo cuesta 100 pesos, precio caro para tratarse de un cenote, pero como ya hemos dicho arriba la entrada incluye 2 lugares más y el paseo de ida y vuelta en "truck".
Cuevas en Cuzamá
Grutas de Chelentún
La provincia de Yucatán no tiene ni ríos ni lagos pero cuenta con una red de corrientes subterráneas que han formado a lo largo de los años cientos de grutas y los famosos cenotes. Las grutas de Chelentún se encuentran a unos 50 kilómetros de Mérida, al sur del pueblo de Cuzamá. Las grutas se visitan en la misma excursión en la que se visita también el cenote de Bolonchoojol y el de Chaczinicche, 2 cenotes preciosos situados a pocos kilómetros. Para llegar a las cuevas tendremos que subirnos a un "truck", un rudimentario vagón de tren tirado por un caballo. Para acceder a las grutas se tiene que bajar por una escalera vertical de metal de unos 10 metros. Una vez dentro el recorrido es muy pequeño pero podremos observar bonitas y grandes estalactitas y estalagmitas o incluso nadar por una pequeña gruta subterránea cubierta de agua. Las grutas no tienen iluminación artificial con lo que es necesario llevar una linterna para poder ver. De las 3 paradas que hicimos en la excursión esta fue la que menos nos impresionó pero aún así, vale la pena visitarlas ;)