Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Javalambre?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Castillos en Javalambre

Los destinos más populares

2 Castillos en Javalambre

Castillos en Manzanera
Castillo y muralla de Manzanera
(1)
Manzanera fue de los últimos municipios de Aragón reconquistados por la poderosa Corona de Aragón, es pues, uno de los más situados al sur. Su conquista se produjo en 1232 durante la primera campaña contra Valencia por Berenguer de Entenza, quien la recibió en forma de señorío y la transmitió a sus sucesores hasta Teresa de Entenza, en el año 1327. En esa fecha pasaría al Real Patrimonio, al casarse con Alfonso IV. A finales del siglo XIV paso a ser cabeza del señorío de los Ladrón de Vilanova, vizcondes de Chelva, por mandato del rey Juan I. En 1479, fue atacada por el señor de Biota, Jimeno d Urrea, quien se la quito a Jaime Ladrón. El emperador Carlos V cedió la villa al Duque de Calabria, casado con Germana de Foix; viuda de Fernando el Católico. Germana de Foix legó el señorío al monasterio de San Miguel de los Reyes, quien lo retuvo hasta el siglo XVIII. El castillo y la población fueron fortificados durante la primera guerra carlista. El Castillo de Manzanera, también conocido como el de Los Ladrón de Vilanova, era parte del cinturón amurallado que defendía Manzanera. Quedan todavía restos de la muralla y dos de sus puertas, una de ellas bien conservada con dos torres rectangulares. El castillo esta situado en un extremo del municipio y sobre un pequeño montículo. De dimensiones pequeñas, se puede apreciar su patio de armas, un cubo redondeado y su torre del Homenaje. La torre es de planta rectangular de 11 por 9 metros, de fabrica de mampostería en su parte inferior, unas dos terceras partes del total, y de piedra sillar en la parte superior. Esta recortada en altura.
Castillos en Alpuente
Castillo de Alpuente
(2)
En lo alto de la gran mole de piedra sobre la que se asienta el pueblo, rodeado de profundos precipicios, se encuentran las ruinas del castillo de Alpuente. De aquella magnífica e inexpugnable fortaleza quedan restos de procedencia romana y árabe: aljibes, cisternas, pozas y cámaras que parecen auténticas mazmorras, pilas de piedra donde se picaba la pólvora... Lo mejor conservado del castillo es la Torre de la Veleta o del Homenaje, construcción de sillería que, a pesar de los repetidos derribos, mantiene unos diez metros de elevación. Tras las obras de acondicionamiento el acceso es más fácil mediante escaleras. Han recreado la entrada original con puente levadizo y un gran arco de entrada. Así como algunas de las estancias del Castillo. Las vistas a Alpuente y montañas de alrededor son magníficas. Si se va con niños hay que tener mucho cuidado ya que los precipicios son impresionantes y hay peligro si se arriman.