Escribe aquí tu destino
Entrar
Mi perfil
Editar mi perfil
Cerrar sesión
Añadir experiencia
Publicar

El Castillo de la Duquesa o Fortín De Sabinillas

5 opiniones sobre El Castillo de la Duquesa o Fortín De Sabinillas

Muy buena fortaleza.

Excelente

Un lugar con una historia muy interesante,se construyo en el lugar que estaba ocupado por una villa romana, con termas, necrópolis y una zona dedicada a los salazones. Usando los materiales que componian la villa romana para su construcion, hoy día hay restos que desde lo alto del castillo se ven pertectamente.Se encuentra en un lugar perfecto a 100 metros de la playa, desde su posición se contempla una amplia perspectiva de la costa, por eso fue levantado en ese lugar en 1767, durante el reinado de Carlos III, para defender la zona de las continuas incursiones piratas. La construcción corrió a cargo de un vecino de Sevilla, Francisco Paulino, a quien, en pago, el rey le otorgó el mando de una compañía de caballería. El diseño y la ejecución de la obra corrieron a cargo del ingeniero Miguel del Castillo.

Leer más
+46

FORTALEZA

Está situado a 100 metros del mar. Se construyó en donde en otros tiempos hubo una villa romana, con necrópolis, termes, de hecho al lado hay unas excavaciones (bastante abandonadas por cierto). Fue construido durante el reinado de Carlos III en el año 1767, por el sevillano Francisco Paulino, a quien el rey, en pago le otorgó el mando de una compañía de caballería. Por su posición tiene una gran perspectiva de la costa y se construyó allí para evitar los ataques piratas. A lo largo de sus años ha hecho funciones de fortaleza y cuartel de los carabineros y de la Guardia Civil.

+10

Es impresionante encontrarse con "El...

Es impresionante encontrarse con "El Castillo de Sabinillas". Yo viví en el Cuartel de la Guardia civil, que en los años 1.958, 1.959, construyó mi padre. Ahora hace 56 años y, yo entonces tenia 13.
Cuando saliamos de la Escuelita que estaba emplazada en la arena de la playa, justo frente al Castillo, los niños/niñas íbamos a él, jugar a "Piratas", corriendo y gritando por el patio central, subiendo por las escaleras a las almenas, donde por los huecos mirábamos al mar y gritábamos: ¡ allí, en el horizonte, mirad !. Nuestra imaginación, nos hacia ver verdaderos bergantes, llenos de piratas.

Leer más
¿Conoces este lugar?
Ayuda a otros viajeros a descubrir con tu experiencia y tus fotos