Escribe aquí tu destino
Entrar
Mi perfil
Editar mi perfil
Cerrar sesión
Añadir experiencia
Publicar

Convento de los Célestins

2 opiniones sobre Convento de los Célestins

Al inicio, en este lugar había un ...

Al inicio, en este lugar había un cementerio para la gente pobre de la ciudad. Pero se decía que una de las tumbas hacía milagros. Era la de Pedro de Luxemburgo, un cardinal de iglesia muerto en 1387. En esta plaza los monjes Célestins construyen en 1395 un monasterio fundado por el rey Carlos VI. Las obras paran en 1424 por falta de dinero. La nave no se termina, y se cierra por una simple pared. La tumba del santo se traslada y se adorna de una capilla perpendicular a la iglesia.
La capilla recibe los restos de Saint Bénezet, un santo de la ciudad, y del Papa Clemente VII. Es una de las más bellas de la ciudad en el siglo XVIII.

Leer más

Ver original
¿Conoces este lugar?
Ayuda a otros viajeros a descubrir con tu experiencia y tus fotos