Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Austurland?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Restaurantes en Austurland

18 colaboradores
Los destinos más populares

7 lugares donde comer en Austurland

Restaurantes en Höfn
Humarhofnin
Creo que con este restaurante ya no me queda muchas más experiencias gastronómicas dignas que reseñar en Islandia. Sin duda se trata de un país alucinante pero en lo que a cultura culinaria se refiere tampoco tiene demasiado que ofrecer (fuera de la capital). ---------- Llegamos a Höfn tras unos días comiendo donde podíamos o comprando algo en los supermercados de las gasolineras y teníamos ganas de probar algo distinto. En este pueblo/ciudad nos encontramos con varios restaurantes (cosa insólita en lo que llevábamos de viaje hasta entonces) y preguntamos para que nos recomendaran uno. Así que acabamos en este local, de aspecto frío pero muy agradable, sin saber qué encontraríamos. Una vez dentro nos contaron que Höfn se publicita como: “la capital del norte de la langosta” así que teníamos resuelto el menú. Las langostas estaban excelentes, el precio era realmente bueno y las horas que estuvimos allí fueron muy divertidas. Y es que, en Islandia, hay que aprovechar todas y cada una de las oportunidades de probar buena cocina que se te presentan a lo largo del viaje ya que nunca sabes cuántas cenas de gasolinera te esperarán en el resto de la ruta.
Cafeterías en Höfn
Glacier Goodies
Este food truck es la única, única opción para comprar alimentos en el Parque Nacional de Skaftafell. El menú es muy breve; sopa de langosta, hamburguesas y brochetas de cordero, acompañados por supuesto de papas fritas. Constituye una verdadera oportunidad para degustar algo caliente en estas latitudes frías; sobre todo si acabas de terminar algún recorrido dentro del parque o si estás acampando. El servicio es rápido siempre y cuando no haya muchos habitantes; se encuentra dentro del área de acampar del parque, aun lado del Centro de Visitantes.
Restaurantes en Djúpivogur
Vid voginn
(1)
Después del frío y de comer deprisa y corriendo para no perder un minuto de luz, decidimos probar el famoso fish&chips de Vid Voginn que todo el mundo recomendaba por tener un precio 'razonable', comparado con los precios islandeses. El pescado no es nada del otro mundo, pero nos supo a gloria y nuestro cuerpo lo recibió con ganas después de varios días comiendo noodles y sopas. Además tienen bocadillos, hamburguesas y alguna cosa más. El lugar es tranquilo y grande, estábamos prácticamente solos. Aparte del restaurante, tiene también una tienda con comida y bebida básicas.
Restaurantes en Höfn
Frost Restaurant
Hicimos bien en nuestro camino a Vatnajökull en parar en este pequeño aparcamiento a mano izquierda. Las vistas desde la colina de la laguna y la lengua glaciar son de impresión, y encima abajo hay un restaurante en un edificio alargado de madera, con una deliciosa sopa de champiñones. Y es que en Islandia no hay muchos sitios para comer, ni para ir al baño, y este agradable lugar nos vino de perlas.
Restaurantes en Höfn
Hafnarbuðin Restaurante
Leí que estaban buenos sus bocadillos de langosta, así que nos acercamos al puerto de Höfn para probarlos. El sitio parece sacado de una película americana, como tantos lugares de Islandia. Es un pequeño restaurante de comida rápida, pero es chocante su decoración y el sabor de esta especialidad del mar que está justo enfrente.
Restaurantes en Hornafjordur
Restaurante Guesthouse Nypugardar
Lo habitual es avisar al hacer el check-in en los alojamientos islandeses de tu intención de cenar, suele ser a partir de las 19:30 horas. Aquí había leído sobre la calidad del cordero, ya que está en una granja, y quedamos para probarlo para cenar. Lo acompañan de buenas verduras, y su manera de prepararlo es distinta a lo que estamos acostumbrados, hay que probarlo. El rincón del hotelito es un sitio alucinante.
Cafeterías en Höfn
Viking Cafe
Pasando la ciudad y tomando dirección a Stokksnes veréis indicaciones de este maltrecho bar. Dejar el coche aparcado y mejor no tomar nada, los precios son desorbitados. Yo subí hasta la estatua del vikingo de madera que veréis en lo alto para atisbar la aldea vikinga a lo lejos. Se construyó todo un decorado para una película que nunca llegó a rodarse, pero da su juego.