Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Ribes de Freser?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Restaurantes en Ribes de Freser

4 colaboradores

2 lugares donde comer en Ribes de Freser

Restaurantes en Ribes de Freser
Restaurant La Perdiu Blanca
(13)
De verdad que no sé que estaba mejor cocinado, si el carpaccio, o el entrecot de ribes a la brasa, o el mstò smb mel o quizás lo más simple, las patatas fritas. Un 10 sobre 10 a un precio económico, 15 euros. INCREÍBLE!!
Restaurantes en Ribes de Freser
Restaurante Anna
(1)
La última vez que fuimos de excursión de fin de semana a la preciosa Vall de Núria descubrimos uno de esos restaurantes que deberían estar anotados en cualquier libreta viajera. Bueno en realidad no lo descubrimos nosotros así de casualidad. Cuando llegamos por la tarde al albergue dónde estábamos alojados le preguntamos al chicó de allí si conocía algún restaurante por la zona dónde hicieran buena comida a buen precio. No lo dudó, "Restaurante Anna" nos dijo, "en el pequeño pueblo de Ventolà". Y menos mal que le hicimos caso porque la verdad es que la cena fue espectacular. La primera impresión cuando entramos al restaurante fue muy buena ya que el restaurante es grande y bonito de estilo rústico con ventanales en uno de los laterales que ofrecen unas preciosas vistas al valle pero la segunda impresión, la de la comida, esa ya fue increíble! De primero pedimos una tabla de embutidos típicos catalanes que los sirven en una bandeja con el curioso sistema de que va a peso, es decir, pesan la bandeja antes servirla, te pones el embutido que quieres y cuando terminas la vuelven a pesar, así que todos los embutidos se pagan igual aunque no todos pesan igual obviamente ;) Los embutidos ya estaban riquísimos pero con el plato principal alucinamos. Nosotros pedimos ternera con setas, se deshacía en la boca, y nuestros amigos otro plato del que no recordamos el nombre pero que también estaba buenísimo! El postre fue lo más flojito para nosotros pero es que la comida puso el listón muy alto. Cuando estábamos acabando pasó a saludar la propia dueña y cocinera del lugar, la señora Anna, con lo que vimos que claramente se preocupa e interesa por saber si sus comensales han disfrutado la comida. Supongo que nuestras caras de felicidad (el vino ayudó, por supuesto) lo decían todo jeje Sin volvemos a pasar por allí ya sabemos dónde parar a comer o a cenar ya que además de estar todo riquísimo no fue nada caro, unos 20€-25€ por persona con vino y postre de la casa :)