Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Dhrousha?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Restaurantes en Dhrousha

11 colaboradores

5 lugares donde comer en Dhrousha

Cafeterías en Dhrousha
Café Krya Vrisi
Drouseia es un pueblito tranquilos, a pesar de que desde hace unos años se ha convertido en un destino turístico para chipriotas de las capitales. El turismo NO es de masas, no es como en España y aunque se vea su huella, no ha trastocado la tranquilidad de este pueblo. Tan tranquilo como el del Café Krya Vrisi. Hacen comidas para llevar y las llevan. El problema es que como sólo hay un chico trabajando, hasta que este no vuelve, el café está sin servicio. Al entrar al café y no ver a nadie (la puerta estaba abierta), una vecina que nos vio nos advirtió de que estaba repartiendo un pedido y que vendría enseguida. Impensable dejar en España sólo y con las puertas abiertas mientras haces un reparto... Vino enseguida y nos tomamos un frappé y una cerveza Leo, ¡¡mi favorita chipriota...!! Las botellas son de 775cl, y cuando terminas de bebértela... ¡¡Estás colmado!! :)
Cafeterías en Dhrousha
Akamas Café Restaurante
En la mitad del pueblo, en el cruce de caminos del centro del pueblo, suele estar el bar del pueblo; aquí está... El "Akamas" fue uno de los mejores bares que visitamos, aunque aquí les llamen cafenio-tavern, es decir, café-restaurante. Aquí venimos varias veces. Un vecino de Kathikas, el pueblo en donde nos alojamos un par de veces en agosto, era un cliente asiduo de esta bar. Decía que sus amigos se reunían aquí, ya que el había crecido en este pueblo. Era encantador poder venir con él y poder compartir y charlar con el resto de abuelitos que, pasaba las tardes aquí entre parlas y partidas... Me encanta el Akamas, ojalá siga ahí mucho tiempo, es la foto de Drouseia, es el alma de Drouseia y será el recuerdo de los turistas que hayan pasado por Drouseia.
Restaurantes en Dhrousha
Filippos Finikas Tavern
Entramos cuando el comedor del jardín ya estaba lleno; Drouseia es un pueblo con turismo chipriota y muchos de estos, vienen a cenar aquí. Se come muy bien y no se pasan de precio. Sólo teníamos mesa en los comedores interiores, para nosotros muy bien, pues la decoración 100% chipriota nos gustaba mucho.., no se si ocurría lo mismo con los chipriotas. Dentro del restaurante, no había aire acondicionado, pero Drouseia está en alto, arriba de un monte y la temperatura en verano es muy agradable. Comimos bien. El restaurante ofrece todos los platos tradicionales chipriotas; souvlakia, kebas chipriotas, mousakas, pastixio, etc. Pero nosotros pedimos un arroz de verduras, por ser la primera vez que nos lo ofrecían estando en Chipre, acompañado como no, de guarnición de verduras cocidas. Las verduras en Chipre, son de las de verdad, de las buenas, de las que ya no encontramos en la mayoría de ciudades españolas. Ni que decir tiene que estaba todo delicioso. Siento mucho que las fotos saliesen tan mal, disculpas... Pero no nos dimos cuenta, teníamos hambre y las sacamos con un poco de prisa...
Restaurantes en Dhrousha
Tavern ´O ΣΤΑΘΜΟΣ (La estación-Restaurante)
La taberna "La Estación" recuerda los tiempos en que la antigua parada de autobuses estaba aquí mismo, en el centro neurálgico del pueblo. Una fachada de los más chipriota y un ambiente de lo más relajado. Los restaurantes en Chipre funcionan desde las 5 de la tarde hasta las 10:30; no cambian la hora en verano como en España y oscurece a eso de las 8 de la tarde. En los pueblos más "turisticeados" comienzan y acaban un poco más tarde. ´Ο ΣΤΑΘΜΟΣ Tavern, no sólo era un buen lugar para tomar una cerveza mientras veías la vida del pueblo pasar por delante de ti. ¡¡Sino que nos hicieron unas "pumkins" (albóndigas de verduras) y una ensalada de remolacha de lo más exquisito...!! Se come en el comedor cubierto que tienen en la parte de atrás. ¡¡El precio es bueno, muy bueno...!!
Restaurantes en Dhrousha
Taverna Christos
Lo cierto es que entramos a comer a este restaurante porque tenía una terraza que da a la calle central del pueblo. Me parece encantador poder sumergirte en el encanto de un pueblito mientras cenas en un restaurante local. Sin embargo la sorpresa fue la comida. En Chipre se come bien, bastante bien, y además tiene la particularidad que como des con una buena cocinera, ésta te puede regalar un manjar con los productos más sencillos. Un sencillo arroz blanco (hecho con especies, ¡buenísimo...!), unas verduras cocidas y una especie de albóndigas de carne y verdura y... El resultado es exquisito. De precio muy bien; 22€ para dos personas, con cervezas y postres para dos. El restaurante se re-convierte en bar-pub una vez entrada la tarde-noche, así que si quieres comer tranquilo, tienes que venir temprano, a la hora de la cena chipriota, sobre las 7:30-8:00 de la tarde...