Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Zimbabwe?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Zimbabwe

58 colaboradores
Actividades en Zimbabwe y cerca
Civitatis
56,50

29 cosas que hacer en Zimbabwe

Ríos en Victoria Falls
El río Zambeze, la “autopista de Dios”
(4)
Al caer la tarde lo más recomendable es un crucero por el río, es un paseo muy agradable, y así empiezas a tomar contacto con la verdadera fauna africana, había cocodrilos, hipopótamos y muchísimas aves. Los barcos son como unas plataformas bastante grandes con mesas y sillas en las que vas por el río mientras te tomas algo, es de lo más relajante. El Zambeze es uno de los ríos más grandes de África, atraviesa cinco países hasta desembocar en el Océano Índico: Angola, Zambia, Namibia, Zimbabue y Mozanbique. Durante el paseo en barco, se ve al fondo el "humo" de las cataratas, no te puedes acercar mucho porque entonces entrarías en el "punto sin retorno" y la corriente te llevaría directamente a la catarata.
De interés deportivo en Victoria Falls
TIROLINA - Victoria Falls
(3)
Si además de visitar las cataratas os apetece algo más de actividad hay varias opciones, entre ellas tirolina cruzando el cañón del río Zambeze. Hay una plataforma desde la que te lanzas en dirección al otro extremo (en horizontal), te quedas colgado en medio, viendo el río a tus pies.
Puentes en Victoria Falls
Puente de Zimbabwe a Zambia
Os aconsejaría que lo tengáis en cuenta cuando en la interminable frontera , te proponen o lo ves en los carteles , la posibilidad de pasar a Zambia . Si lo tienes en mente es el momento de hacerlo conjunto , ambos visados ya que te ahorras tiempo que no tiene precio y más aquí y dinero . Yo lo hice combinando ambos países , llego el momento de con tiempo pasar andando la frontera de camino a Zambia . En un fluir de gente cargados , que con calma transitan de ambos lados . Llegas y te piden tanto el pasaporte y visado correspondiente que sellan la entrada , vigilar el horario entre pasos fronterizos ! De camino coincidimos con la parada del tren y con los pasajeros bajando para hacer compras o fotos de las actividades , desde el puente de hierro . Ya en Zambia , que te encuentras a la mitad del puente , con una línea marcada en el suelo del mismo un pie en cada país y ya hemos cambiado , genial . Al entrar al Parque Nacional desde este lado tendrás que mostrar documentación varias veces , también es el momento de contratar y ver los horarios para pasar a las " Piscinas del Diablo " ya que parten en grupos y guiadas . Lo teníamos en mente , pero el siguiente grupo salía muy tarde y desistimos ¡ no es barata la excursión ! Así que atravesamos la entrada junto a la figura de Dr . Livingstone en 1.855 que las vio por vez primera , que maravilla . Y a través de caminos , senderos en tramos llenos de monos que intentan cogerte algún recuerdo ( ojo con gafas y pendientes ) son sus preferidos si les resultan atractivos . Llegamos a visualizar las cataratas a través de diferentes miradores , protegidos de gruesos troncos de madera , en los que te vas asomando , viendo la falla , la garganta en conjunto en todo su esplendor y eso que esta parte no llevaba mucha agua , cuando estuve . Pero tendrás la visión completa de ambos lados , a cual mas bonita caiga o no el caudal al máximo ¡ Merece la pena y tampoco el paseo es tan largo , de regreso visitamos la población de Livingston con mucha artesanía . De regreso el impreso que nos dieron tras sellar , lo recoger y dan por finalizada tu entrada en Zambia , tal vez hasta otro viaje ¡ Era el momento de dedicar la tarde a la otra parte !
Estaciones de Tren en Victoria Falls
Estación De Tren De Victoria Falls
(3)
Es una estación con sabor colonial. En los andenes hay cantidad de gente sentada en el suelo esperando la llegada del tren, está al lado del Hotel Victoria Falls, de hecho, tiene comunicación directa a través de una puerta que hay a la mitad del andén, aunque esta puerta suele estar cerrada.Durante el día la estación está prácticamente vacía, pero a partir de las 18:00 horas, que es la hora a la que cierra el Parque y cuando ya no hay turistas que lo visiten ni a los que perseguir para que compren alguna de las figuritas de hipopótamos, jirafas y demás fauna africana, la estación se empieza a llenar de gente que vuelve hacia sus casas.
Estatuas en Victoria Falls
Estatua Del Dr. Livingston
(3)
En 1855 el Doctor Livingston fue el primer europeo en llegar a las Cataratas, que bautizó con el nombre de la Reina de Inglaterra, siempre se habla de descubridor pero quizás sea mejor decir que “encontró” las Cataratas, ya que las gentes que vivían allí ya las conocían. ¡Qué impresión se llevaría cuando se encontrase con esta maravilla!
Mercadillos en Victoria Falls
Mercadillo en Victoria Falls
(1)
En en el pueblo de Victoria Falls hay varios mercadillos, están cerca de la entrada a las Cataratas. Este en concreto es bastante grande. Hubo varias cosas que me llamaron bastante la atención: Los hombres estaban reunidos, atendiendo a uno de ellos que llevaba la voz cantante, al preguntar me dijeron que se juntaban para establecer las normas en el mercadillo, para que no hubiera problemas, como robos, establecer los precios de los objetos que se venden... Otra cosa que me llamó la atención fue que no había mujeres, después me comentaron que están en unos pabellones aparte (en los que no nos dio tiempo a entrar). En Zimbabwe aunque también trabajan la madera, lo que más abundan son esculturas en piedra, había infinidad de ellas.
Cataratas en Victoria Falls
Cataratas Victoria
(3)
Por algo es Patrimonia de la Humanidad. Efectivamente, la nube de vapor que genera el salto de agua de las Cataratas Victoria se ve a varios kilómetros de distancia. De hecho, es lo primero que se ve de Victoria Falls, la pequeña ciudad creada en torno a ellas, que recibe turistas de cualquier lugar del mundo. Desde el centro tomamos la carretera que conduce a la frontera con Zambia y, en pocos minutos, cruzamos las vías del ferrocarril que más adelante, en el puente fronterizo, irán en paralelo a la carretera. En la explanada próxima a las vías hay una especie de museo al aire libre, con esculturas de piedra de un artista local. Enseguida encontramos a la derecha un desvío peatonal que nos lleva directamente a la entrada al parque, donde los paneles informativos nos ayudana hacernos una idea de lo que vamos a encontrar. El río Zambeze constituye una frontera natural entre Zimbawe y Zambia y discurre con relativa calma a través de un amplio cauce que se extiende por la meseta hasta llegar a la falla larga y profunda que da lugar a las impresionantes cataratas, de 1,7 km de largo y 108 metros de profundidad. Pero lo que las hace aún más espectaculares es la escasa distancia desde la que se pueden ver desde la orilla opuesta: en unas zonas, tan sólo 60 metros separan el camino por el que recorremos el "bosque del arcoiris" de la orilla opuesta, es decir, que parece que casi podemos tocar el agua que se desploma en el vacío a la altura de nuestros ojos. En otras zonas la anchura de la falla llega hasta los 120 metros, pero sigue dando la impresión de que "está ahí mismo". Como se ve en las fotografías y en los vídeos, se genera contínuamente una gran nube de vapor que nos empapa cuando nos acercamos a los numerosos miradores, aunque la temperatura es tan alta que no nos importa, más bien lo agradecemos, sobre también porque, junto a esa luz intensa de África, genera los diversos arcoiris que nos acompañan en todo momento. Dependiendo del caudal que lleva el río se forman más o menos islas en la meseta dividiendo la cascada en zonas. El río continúa siendo frontera entre los dos países una vez pasadas las cataratas y forma un profundo cañón que se utiliza también para actividades como rafting, puenting, tirolina de lado a lado del cañón, como se ve en la foto... Por otro lado, si se observan con atención las fotografías se pueden ver puntitos de colores entre la vegetación: son las personas que se asoman a los miradores, lo cual nos puede dar una idea de la magnitud del lugar. Claro que, cuando se percibe la verdadera magnitud del parque es cuando se sobrevuela en helicóptero, pero eso lo dejo para otra ocasión. No es de extrañar que el Doctor Linvingstone se quedara por allí una temporada.
Monumentos Históricos en Masvingo
Las Ruinas de Great Zimbabwe
No es habitual encontrar ruinas tan antiguas en el África Subsahariana. Los viajes aquí tienen otros alicientes: gente, naturaleza, animales o paisajes. El hecho de encontrar estas ruinas por tanto, ya tiene algo de especial. Sin embargo poco puedo aportar a la historia de este lugar más allá de lo leído en Wikipedia o en alguna otra web. Por eso quiero hablar de las ruinas del Gran Zimbabwe no sólo como un lugar histórico, también como un formidable lugar donde pasar unos días y acampar por cinco dólares. Existen varios hoteles en las cercanías, pero dentro de las propias ruinas hay uno de cierto lujo, además de una zona de acampada y alojamiento para backpackers, con literas a precio moderado y casas de alquiler para familias. El lugar es maravilloso, ubicado en un terreno verde y montañoso donde tan sólo huele a campo. Se entiende que esa antigua civilización decidiera construir aquí una ciudad, hace diez siglos. Con los quince dólares que cuesta el pase, te permiten entrar varios días diferentes. Eso permite pasear a diferentes horas del día, sin las prisas de tener que verlo todo en el momento. Entre tanto, en los alrededores, hay una buena muestra del África rural. Gente viviendo con poco, despacio, a ritmo africano. También, a pocos kilómetros de las ruinas, está el Lago Mutirikiwi y un parque nacional del mismo nombre. En definitiva, un lugar para quedarse unos días. Lo dice el que no lo hizo, por exigencias del guión tenía que correr a Mozambique y tan sólo estuve allí una noche y unas horas de la mañana viendo las ruinas. Como me quedé con ganas de más, aviso al usuario de minube para que no le pase lo mismo. Por cierto, en el hotel del recinto, puedes cenar y te dejan usar el wifi, que no va nada mal.
Ríos en Kariba
Mana Pools. Río Zambezi
Las Mana Pools son antiguos canales del Zambezi, formando el Parque Nacional Mana Pools, situada al norte de Zimbabwe que consiste en una planicie inundable que rodea cuatro (“mana” significa “cuatro” en el shona local) lagos en forma de herradura creados por el río al cambiar su curso hace miles de años. Al bajar el caudal de los lagos tras cada estación de lluvias, multitud de animales se acercan aquí en busca de agua. Elefantes, hipopótamos, leones, leopardos, guepardos, cocodrilos, búfalos, impalas, babuinos, zebras, jabalíes verrugosos, hienas moteadas, gran kudu, bosbock, nyala, eland, cob acuático, antílope sable, grysbok del Cabo y steenbok son algunas especies de animales salvajes en Mana Pools, además de abundantes avifauna y varias especies de peces de grandes dimensiones como el pez tigre, la tilapia del Zambezi , el pez gato gigante y el pez pulmonado. Sin duda, recorrer el Zambezi en canoa durante cinco días ha sido una de las experiencias con la naturaleza más impresionantes que he tenido. La vida en su estado más puro. Ver, pasear, remar, pelear, contemplar, adrenalina, belleza ... Encontrarte codo con codo con la vida salvaje. Es cien por cien recomendable Contraté el tour más arriba del lago Kariba. Nos reunimos tres parejas de holandeses y yo, que como era la única que iba sola me tocó el ranger de pareja en la canoa. Afortunada, porqué iba delante del ranger y de las otras tres canoas, o sea que iba abriendo camino y tenia todo el horizonte para mí. Empecé, inocente de mí, sin saber muy bien lo que me esperaba, eso sí, tuve la precaución de vendarme bien las manos los dos primeros días para evitar las ampollas por las rozaduras del remo. Había echo piragua en lagos de Canadá, aunque sólo unas horas y sabía que mis manos de urbanita no aguantarían. El primer y continúo contacto animal que tuve en el Zambezi fueron los hipopótamos, los hay a cientos, una barbaridad! Y los babuinos, unos ladrones juguetones de cuidado. Muchas veces los hipos están sumergidos y no se ven, y el ranger con mucha experiencia, cuando sospechaba que había un grupo de hipos hacia ruido al picar el caño del remo con la canoa, y los hacía salir todos a flote, así podíamos bordearlos a una distancia prudente, ya que son muy peligrosos y territoriales. Aún y así, muchas veces los descubríamos estando ya dentro de su perímetro territorial, y entonces … Peligro!!! Te atacaban corriendo con la boca inmensa abierta de par en par muy cabreados!! Y a mí se me ponían en el conducto de Tello, que van de los cojones al cuello!. El ranger nos enseñó a pelear, tenía que picar la pala del remo plana contra el agua muy fuerte y hacer mucho ruido para frenarlos y seguir remando lo más rápido posible. Palazos y remar, palazos y remar. Al cabo de un día te acostumbras y el miedo se va para aparecer el salvaje que llevamos todos dentro. En una ocasión tuvimos que lidiar entre un elefante que quería cruzar en el mismo momento en que esquivábamos a los hipos al borde del río, y vi como su gigante pata hacía ademán a 30cm. mi cabeza de hundir la canoa con un bramido majestuoso y amenazante de, apartaos!! Ahora paso yo y me molestáis ¡! Dios, cuanta adrenalina, y que rápido remas! Al final del primer día ya te acostumbras, y disfrutas de toda la vida animal. Es indescriptible, cuando un grupo de sables cruza corriendo justo delante de ti, las manadas de elefantes pastando, búfalos, antílopes, águilas revoloteando encima de ti, grupo de hunter dogs, zebras, cocodrilos, jabalís, babuinos intentando robarte el pan o el zumo de naranja, hienas ... Y acampar al atardecer, dormíamos al aire libre con saco de dormir y una mosquitera, que la atábamos al remo clavado en la arena o debajo de la rama de un árbol. Y los ruidos de la noche, la vida nocturna, el rugido de un león y aullido de muerte de un impala, o el bramido ronco y suave de los elefantes … que me encanta! Lo volvería a repetir con los ojos cerrados! Y todo lo que te hace sentir… y pensar…. Que lejos estamos de la ley de la selva!! Ellos hoy están y mañana no están. La vida es el momento, es el presente. Es todo una cadena perfecta de equilibrio de vida y supervivencia. Es una filigrana muy bien organizada. La madre tierra es sabia, muy sabia., hermosa y bella, dura y cruel. Se me estropeó la cámara en Victoria Falls y me hice con una cámara desechable de gran angular, las fotos son malas pero ahí van.
Safari en Centenary
Angwa River
Me encontraba descansando a la sombra de grandes arboles cuando desde el medio de la nada apareciò este pescador local, que nunca se enterò que lo estaba fotografiando. Camina en un lugar plagado de elefantes, bufalos, leopardos, cocodrilos, etc. Me parece el mejor rincón salvaje, verdaderamente salvaje, del mundo.
Reservas Naturales en Bulawayo
Parque Nacional Matobo
(2)
La ciudad de Bulawayo está situada al suroeste del país y para mí la de más encanto. A 30 km al sur de la ciudad está el Parque Nacional de Matobo con una extensión de 425km2y está situado en el núcleo de Matobo Hills (3.000km2 ). Las Matobo se formaron hace unos dos mil millones de años, cuando el granito se vio forzado a subir a la superficie dando lugar a este paisaje lleno de cerros con gigantes rocas de granito de cantos rodados o Kopjes como les llaman localmente. Tiene una vegetación muy variada, con más de 175 especies de aves con un gran número de águilas negras, 88 de mamíferos, 39 de serpientes y 16 de peces. Los mamíferos más destacables son el rinoceronte blanco y negro, el antílope sable, el impala, la jirafa, la cebra, el ñu y el leopardo. Matobos es un importante enclave de pinturas rupestres de unos 13.000 años de antigüedad (Patrimonio de la Humanidad por la Unesco). Las pinturas están en las cuevas de Pomongwe, Nswatugi, Mjelele, Bambata, Inanga. Después de la cálida acogida en Bulawayo no me esperaba que este parque calara tan hondo en mí. Está lleno fuerza, poder y magia. Todas estas formas redondeadas de las rocas en un fantástico e imposible equilibrio, vistas a lo lejos parecen formaciones de castillos y ciudades, y de cerca ves figuras caprichosas con múltiples representaciones, un corazón partido, una cara de elefante, una mujer en burro, una familia ... Arriba en una colina hay unas gigantescas rocas que imponen un gran respeto y admiración, los Ndebele (etnia de la zona con los Shona) lo llaman “El Lugar de los Espíritus Benévolos”, Cecil Rhodes escogió este lugar para ubicar su controvertida tumba y la rebautizó con el nombre de “Vista del Mundo”. Entre todo este paisaje están camufladas las cuevas con las pinturas rupestres con dibujos de jirafas, rinocerontes, hombres cazando y luchando… todo un tesoro escondido en las colinas. Matobo es la morada del rinoceronte blanco, fáciles de ver incluso con sus crías, tuve la inmensa suerte de estar muy cerca de uno en silencio…. solemne, magnífico, vigoroso, mi primer contacto con un gran mamífero … sin palabras. Matobo es hogar del culto oracular del Dios Mwari, cuya voz se cree que se oye desde las rocas. Este poderoso oráculo enlaza a todas las comunidades indígenas de las montañas, donde los espíritus ancestrales viven en los bosques sagrados, montañas, cuevas, árboles y estanques. Dentro de las colinas de Matobo, algunos lugares son conocidos como santuarios y su poder es generalizado. Y no me cabe ninguna duda yo también los sentí.
Safari en Dete
Parque Nacional Hwange
(1)
El parque nacional Hwange cubre aproximadamente 14.600 kilómetros cuadrados, se extiende al noroeste del país, cerca de su frontera con Botswana y Zambia, al sur de las Cataratas Victoria. Hwange es la reserva más grande de Zimbabwe. El parque se ubica en el sureste del país, en la ruta entre Bulawayo y Victoria Falls. Hwange está compuesta de tres campamentos diferentes: Sinamatella (un antiguo rancho de ganado cerca del límite norte del parque), Robins (cerca del límite occidental) y Main (situado en la entrada principal del parque). Hay bungalow y camping en su interior. El parque aloja casi 400 tipos de aves y más de 100 especies de mamíferos, incluyendo 19 herbívoros grandes y ocho carnívoros grandes. Tiene una de las poblaciones de elefantes más numerosa del mundo. La fauna está repartida en varios parques y reservas naturales en los que se pueden contemplar especies típicamente africanas como leones, leopardos, guepardos, elefantes, cebras, jirafas, búfalos, rinocerontes, hipopótamos, antílopes sables y otros, gran kudu, ñu, licaones, hienas, cocodrilos, gacelas Thomson y otras, oryx, impalas, nyala, oribí, monos, babuinos, mangostas, genetas, civetas, suricatis, cebellinas, águilas, etc.. Llegué a las dos de la madrugada en tren a la estación y pueblo de Dete, cerca de la entrada principal de Hwange. Negro, oscuro, ni un alma. Esto es una estación?... pensé. Nada, hay que echarse a andar … pero como no …y como siempre…se acercaban tres sombras humanas hacia mí. Tres jóvenes que cada día esperan la llegada del tren para captar algún turista como yo para ofrecerles alojamiento, y yo encantada. Barato, sencillo y limpio, que más quiero? Estuve tres días recorriendo el parque, me junté con una neozelandesa y dos ingleses para compartir gastos y alquilar un jeep juntos para recorrer el parque. Nos levantábamos antes del amanecer, empezábamos de noche para conocer la vida salvaje en su apogeo, así pudimos ver leones comiéndose una jirafa bajo un árbol seco lleno de buitres esperando su turno para el festín, las espantadizas gacelas siempre alertas …, abandonando los sonidos de la noche por un cálido amanecer. Es maravilloso. Estás en medio de un documental. Pero no, estás allí, los olores, los bramidos, los rayos. TOTAL !!!! Ves por doquier elefantes, jirafas, zebras, ñus, antílopes, etc. Los ojos siempre abiertos de par en par para no perderme nada. Oh, y los juguetones suricatis! El pueblo de Dete es muy pequeño y sencillo, pero la gente es acogedora y encantadora. Paseándote por el pueblo te invitan a compartir su cerveza casera “chibuku”, que se bebe dentro de una calabaza con granos de cereales dentro, todo el mundo te abre sus puertas para compartir contigo su hospitalidad, si se están peinando, si están cosiendo, si están bebiendo…. Tomé el tren a las dos de la mañana en un compartimiento de seis literas dirección Victoria Falls. Pero al cabo de dos horas chocamos con un gran elefante y la locomotora quedó muy dañada y averiada. El elefante murió. Todos los pasajeros fuimos saliendo para ver que pasaba, Dios que espectáculo! No me lo podía creer!!. Con eso que todos los pasajeros en un pensamiento colectivo decidieron hacer un fuego y comerse allí mismo el hígado del elefante, la parte más preciada. Vaya fiesta !! No fotos, sorry. Total que estuvimos un día y medio parados en el linde del parque, pero acudieron en nuestra ayuda un grupo de rangers con comida y bebida. Había que hacer cola, una gran cola, para conseguir un plato de judías, un trozo de pan y un poco de zumo de naranja Tang. Que detalle no? Ya os podéis imaginar, todos conversábamos con todos durante estos dos días atrapados en el tren esperando una nueva locomotora. Voy a parar, porque no pararía de hablar. Todos, todos estos imprevistos y experiencias son únicos, hay que aprovecharlos, y entregarse en el viaje hasta lo profundo de tu ser. Dejo dos fotos de lo poco que quedaba del elefante, fueron acudiendo gente de todas partes con bolsas de plástico y cuchillos para aprovechar la carne del elefante. I love Zimbabwe !!
De interés turístico en Victoria Falls
Vuelo escénico en Victoria Falls
El vuelo de los ángeles, así se llama el vuelo que ofrece "Zambezi Company Helicópter". Hay que concertarlo previamente. En hora convenida pasan por el hotel a recogerte para trasladarte al helipuerto que está a unos 20' de la población de Victoria Falls. Una vez en el helipuerto se realiza el control de peso y se da un pequeño briefing informativo acerca de medidas de seguridad y detalles del vuelo. Se organizan grupos de tres para salir a pista y abordar el helicóptero. El personal es amable ayudando a colocar el cinturón se seguridad y los cascos de audio, tanto al abordar el aparato como al abandonarlo. Los aparatos son de burbuja transparente lo cual permite una perfecta observación a cada uno de los pasajeros. El coste es de 140 $ USA y la duración del vuelo es de 15' aproximadamente, aunque parezca poco es suficiente por cuanto desde el helipuerto a las Cataratas es de apenas 30'' y el aparato está todo el tiempo evolucionando por encima de ellas pudiéndolas contemplar desde diferentes ángulos y perspectivas. Así como las Cataratas del Iguazú, como las de Niágara Falls y también las del Rhin después de la caida son abiertas permitiendo la visión panorámica, las Victoria caen dentro de una profunda garganta que configura la grieta basáltica. La vista de pájaro permite contemplarlas con todo su esplendor,. El helicóptero sobrevuela parte del P.N. de Victoria Falls, sobrevuela los rápidos y sigue el curso de las profundas gargantas por donde circula el río Zambezi después de la caida. Es una mágnifica experiencia. www.rodamons.net
Ríos en Mana Pools National Park
Río Zambeze
(2)
Disfrutar de un atardecer en África es una experiencia que nunca olvidarás. Los sonidos, el silencio, los olores, el fluir del río, el cielo que se tiñe de colores, los animales que se acercan a beber a la orilla...Después de un atardecer en África, los demás ya no serán lo mismo. Esto es lo que puedes vivir en una de las excursiones en barco que se organizan en Victoria Falls, Zimbabue, para ver el atardecer navegando por el Zambeze. Aquí todo es fácil y está perfectamente organizado. El transporte desde tu hotel al barco, la excursión de 2 horas mientras el sol va cayendo en el horizonte, el paseo bordeando las orillas mientras elefantes e hipopótamos salen a tu encuentro...Y es que cuando has visto un atardecer en África, querrás disfrutar de muchos más.
Calles en Alaska Mine
Paseo con leones en Victoria Falls
El paseo con leones es una de las actividades que se ofrecen en Victoria Falls. Hay que contactar previamente con African Encouter y concertar la reserva. El coste de la experiencia es de 35$ USA. En la hora convenida un microbús pasa a recoger por los hoteles a los diferentes clientes. Suele ser a primera hora del día. La reserva se llama Masuwe Estate y se encuentra en el Zambezi National Parck, a unos 20’ de la población de Victoria Falls. Lionen Counter es una asociación sin ánimo de lucro, el precio de la entrada va destinado a financiar el programa y finalidad de la asociación. Consiste en repoblar de leones los diferentes parques y reservas, debido a que por culpa las cazas furtivas su población se va reduciendo En la reserva se crían cachorros y se les enseña a subsistir por sus medios. Se les “suelta” a los 24/30 meses. Al entrar en el recinto se proyecta un reportaje acerca del programa de Lionen Counter, las distintas fases de evolución de los leones, zonas de Zimbabwe donde es necesaria la repoblación y estadísticas del descenso de la población en los últimos años. Después se hace un briefing informativo sobre seguridad y forma de comportarse durante el paseo no pudiente jamás adelantarse al león, no efectuar movimientos bruscos, etc. Acto seguido hay que firmar unos documentos asumiendo el riesgo y eximiendo de responsabilidad a la organización. Empieza el paseo a través de la sabana proveyéndo a cada visitante de unos largo palo para en caso necesario poder alejar al animal. Los grupos son de 12 y van acompañados por cuatro guías, uno de ellos provisto de un rifle por mera precaución. Durante el paseo se pueden tomar fotos y grabar pero siempre actuando de forma lenta y suave sin brusquedades. Al terminar el paseo ofrecen un desayuno antes del regreso a los hoteles. Es una buena experiencia al poder estar en contacto con el animal en plena libertad. www.rodamons.net .
Cataratas en Victoria Falls
Excursión por la Falla del Zambeze
Bueno ya en Zimbabwe fue el momento de decidir las actividades que haremos los próximos días , tras las salidas por la pequeña ciudad entorno al fantástico enclave visitando su mercado central , lleno de puestos de artesanía de madera o pinturas . Entre ellas hay raftin , puenting desde el propio puente y más tranquilas claro . Nos ofrecieron hacer una excursión a la base de la falla de las Cataratas Victoria o salir hacer un crucero por el Zambeze al atardecer con un aperitivo . Me pareció una buena idea descubrir la falla , donde sentir la profundidad , la magia de bajar al cañón . La verdad que te lo venden como si nada , sin problemas . Y no es así , al día siguiente nos dividimos en tres de las opciones , si nos veis cuando al llegar hacía el puente y descender un tramo claro del camino . Nos aguardaban con bastante material , que tras demostración nos tuvimos que ir poniendo . Cargados de chalecos , cascos , remos cada uno el suyo y las mochilas , con nuestras pertenencias agua y como no , la maquina de fotos para inmortalizar los momentos, que poco uso le dimos . La pinta que teníamos era de foto y más cuando vimos las escaleras tan pendientes , estrechas de hierro que tuvimos que descender tan cargados . Algún compañero se agobió bastante y no era para menos . Viendo por donde descendíamos , para conseguir llegar donde estaban las lanchas neumáticas que , fue interminable visualizarlas . Por ellas , hubo que descender mucho y casi dejándote caer por las rocas al encuentro de parte de los compañeros del guía local ¡ el volaba , sin resbalar deben de ser los únicos . Es entonces cuando por fin nos gusto lo que veíamos , ayudamos ha navegar entre jacintos que se agrupan en las orillas del cañón . Algunos bajamos , otros al ver lo que resbalaban las piedras , se quedaron en la lancha . Había más turismo en un ir y venir por la base de la falla del cañón que no te esperas . Sientes además de visualizarlo desde abajo , de otra manera la inmensidad del lugar , la magia del momento a pesar de algún que otro apuro para llegar hasta allí . Hubo momentos de un chapuzon antes de retornar por los mismos lugares ¡ ya más seguros ! Por encima de nuestras cabezas se escuchaba la descarga de adrenalina de los que saltaban al vació . Arriba , nos esperaban unas frías bebidas que agradecimos y que compartimos con algunos que subía sedientos , como compañeros de fatigas .
Reservas Naturales en Mana Pools National Park
(2)
Calles en Chirundu
(1)
Inspírate con las mejores listas de la comunidad