Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Naftah?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Naftah

43 colaboradores

18 cosas que hacer en Naftah

De interés turístico en Naftah
Star Wars: Mos Spa (Planeta Tatooine)
(7)
En el planeta en que vivía Luck Skywalker. Los decorados de Tatooine, uno de los planetas de la Guerra de las Galaxias, siguen en pie en un rincón olvidado del Sahara. Ni mucho menos son una cosa impresionante pero si eres fan de Star Wars te encantará. Por un par de liras podrás incluso ponerte una túnica y blandir una espada láser (si, un poco cutre, ¿y qué? ¡Utiliza la fuerza!) y hacer una entrada triunfal en la Cantina. ¿Por qué no? Lo mismo esta vez la Corelliana la paga Han Solo.
Cataratas en Naftah
Cascada de Tamerza
Hoy quiero hablaros del oasis de Tamerza, protegido tras una cadena de montañas, una auténtica maravilla en Túnez. Eso sí, huir de los tours turísticos e ir cuando no haya nadie, al caer la tarde. Es una gozada! Nosotros alquilamos un coche y cuando llegamos estaba lleno de autocares, de jeeps, de turistas, así que dimos media vuelta y nos fuimos a visitar los restos que quedan del antiguo poblado de Tamerza. Cuando volvimos apenas habían 3 o 4 personas. Es increíble encontrarte con la famosa cascada enmedio de ese desierto de colinas que es Tamerza. Enmedio de esa desolada llanura, es curioso encontrarte ese palmeral y esas cascadas. Ese paisaje ha sido escenario de la guerra de las galaxias o de el paciente inglés. En el oasis hay un hotel, el Tamerza Palace, nosotros tomamos un café, mientras una familia se bañaba en la piscina. Luego desde el hotel paseamos hacia una casacada que había más abajo. Sin gente, sin el agobio de los vendedores ambulantes, que como era tarde ya se habían ido, fue una verdadera gozada visitar Tamerza.
De interés cultural en Naftah
Puertas (Medina de Nefta)
En nuestro recorrido por el barrio antiguo de Ouled ech Cherif, que constituye el laberinto de pequeñas callejuelas de la medina, aparte de ver la arquitectura típica de ladrillos color ocre formando dibujos geométricos, apreciamos la peculiaridad de las puertas de las casas. Son puertas de madera decoradas con unas características aldabas de hierro (cada puerta las tenía de diferente forma) y son muy peculiares porque: * El número de aldabas es variable, indica el número de personas que viven en cada casa. * La "lectura" que se hace de estas aldabas es: Las dos superiores corresponden al matrimonio (padre y madre) fundador de la familia, y debajo se van colocando las de los hijos. * Lo más curioso es que cada aldaba de una misma puerta tiene un sonido diferente. De este modo, saben quién está llamando a la puerta, puesto que no hay mirillas. (Claro, que no sé cuál utilizarían los visitantes...). Desde luego, el recorrido por las puertas de la medina me resultó de lo más curioso.
Plazas en Naftah
Place de La Libération
El centro de la ciudad de Nefta lo constituye la Place de la Libération, conocida también como Plaza del Mercado, pues en ella se celebra el mercado semanal. Se trata de una plazoleta rodeada de edificios típicos de ladrillo con soportales y una zona central ajardinada con palmeras y bancos para sentarse. En esta plaza es donde suelen aparcar los autobuses de turistas, pues desde ella se accede a la medina o barrio Ouled ech Cherif. Por ello, está llena de tiendas de souvenirs, que venden principalmente rosas del desierto (es el sitio donde más baratas las vi: 3 unidades pequeñas por 1 DNT - unos 0.60€). También en esta plaza se encuentra el Café El Juj, donde tomar una refrescante limonada en su terraza.
Ruinas en Naftah
Antigua Chebika
Dar un paseo por sus calles y casas es muy interesante para hacerse una idea de la vida que tenian no dista mucho de la de ahora . Muy autentico
Cañones en Naftah
Cañón de Tamerza
Tamerza o Tameghza se encuentra a 14 Km al norte de Chebika, muy próximo a la frontera con Argelia, y fue un antiguo puesto defensivo romano y sede episcopal en la época bizantina. Al igual que Chebika, el pueblo primitivo fue abandonado tras unas devastadoras lluvias torrenciales (quedan sus ruinas) de 1.969, y sus habitantes se asentaron en un nuevo emplazamiento (Nueva Tamerza) situado un poco más al oeste. Tamerza es un balcón colgante sobre el desierto del Sáhara y el oasis de montaña más grande de Túnez. Su principal atractivo turístico se halla 2 Km antes de llegar al pueblo; la carretera desciende por un paisaje de montañas rojizas y crestas rocosas, entre gargantas profundas y quebradas: Es el cañón de Tamerza. El paisaje va cambiando de color según avanza el día. Un sendero repleto de puestos de souvenirs nos lleva hacia la "gran cascada", cuyas aguas provienen del río El Khanga. La verdad es que con ese nombre, uno se imagina mucho más de esta cascada, pero tan sólo tiene 10 metros de altura. Claro que grande o pequeña, es todo un mérito encontrar una cascada en medio del desierto y de este paisaje tan inhóspito... Aquí se rodaron algunas escenas de la película "El Paciente Inglés", así como películas bíblicas. Esta visita formó parte de una excursión en 4x4 por el desierto que habíamos contratado en Nefta.
Mezquitas en Naftah
Mezquita de Sidi M'Khareg
Nefta es la ciudad santa del territorio de el-Jerid, lugar de peregrinaje, cuna del sufismo (una vertiente del islam) y el segundo centro religioso en importancia de Túnez, por lo que tiene nada menos que 24 mezquitas. En el corazón del barrio antiguo Ouled ech Cherif se encuentra la mezquita de Sidi M'Khareg, situada en una pequeña plazoleta. La fachada muestra la arquitectura típica (sólo presente en Nefta y Tozeur), a base de ladrillos macizos cocidos. La manera de colocarlos (unos sobresaliendo, otros en sentido transversal, etc) compone motivos geométricos como decoración. Tiene también una puerta característica, de madera, decorada con tres aldabas de hierro.
De interés turístico en Naftah
Oasis de la Jaima
Para visitar el interior del palmeral de Nefta, nuestro guía nos llevó al Oasis de la Jaima, donde nos recibió una persona que trabaja en él para mostrarnos el palmeral dándonos una serie de explicaciones y demostraciones. Primeramente nos explicó el peculiar sistema de agricultura en tres niveles: La parte más alta está formada por palmeras datileras (de donde obtienen la sabia y los dátiles), en un nivel intermedio hay árboles frutales, y por debajo de ellos cultivan plantas aromáticas, verduras y hortalizas. El agua para regar esta gran extensión de cultivo procede de pozos subterráneos. Todo el palmeral está parcelado, cada familia tiene asignada su parcela de la que obtiene su sustento. Luego llegó el turno de las demostraciones. La primera fue ver con qué agilidad, destreza y rapidez los trabajadores trepan por el tronco de la palmera, y nos invitaron a probarlo. Luego pasamos a una zona donde nos sentamos en unos troncos dispuestos a modo de bancos, y allí probamos los tres productos principales que obtienen de las palmeras: La sabia o leche de palma (buenísima), los dátiles (al natural), y el "tabaco", que fumamos en unas curiosas pipas de caña (sin nicotina, ya que es la hoja de la palma al natural, que por cierto, no me gustó nada). Finalmente, nos ofrecieron comprar estos productos.
Desiertos en Naftah
El Sáhara Tunecino: Gran Erg Oriental
(1)
El Sáhara es el desierto más grande del planeta (9 millones de km2) y ocupa la tercera parte del continente africano, abarcando once países desde la costa occidental de Africa hasta el mar Rojo. La imagen que la mayoría de personas tenemos en mente al pensar en el desierto es la de un enorme mar de arena que se extiende en el horizonte, pero en realidad el desierto suele ser una llanura pedregosa y gris bastante fea, o un árido territorio recorrido por cordilleras salpicadas de oasis de montaña (como los de Chebika, Tamerza y Midès). La parte "bonita" y arenosa del desierto recibe el nombre de "erg", y en Túnez está presente en el extremo oriental del país, comenzando en las proximidades de Douz (con la gran duna de Offra) y extendiéndose hasta Marruecos: Es el Gran Erg Oriental (cuanto más al sur, más espectacular). La verdad es que el paisaje es abrumador, todo lo que te alcanza la vista es arena, extremadamente fina, cuyo color va cambiando en función de la hora del día y del efecto de la luz solar (blanquecino, amarillento, dorado, rojizo...). Las enormes dunas son suavemente moldeadas por el viento, y van cambiando de forma y de lugar (a veces se forman verdaderas tormentas). Sin embargo, lo que para el visitante es un maravilloso paisaje, para sus habitantes (bereberes y beduínos) es un problema: El desierto avanza cada año 30 centímetros, y hay una lucha constante por detenerlo. Hay diversas excursiones que se pueden realizar por el desierto: Paseos a caballo, en calesa, en dromedario, en quads, en vehículos todoterreno... El Gran Erg Oriental es la fracción de desierto que más sale en el cine; películas como Star Wars, el Paciente Inglés, El cielo protector... Han sido rodadas en buena parte aquí, por lo que incluso hay una serie de rutas cinematográficas para conocer los escenarios (como la ficticia ciudad Mos Spa del planeta Tatooine de La Guerra de las Galaxias, cuyos decorados permanecen intactos en medio de las dunas).
Desiertos en Naftah
Chott el-Gharsa
Hace cien mil años, los "chotts" eran grandes lagos de agua salada, pero luego, un largo período de sequía redujo el caudal de las fuentes que lo alimentaban, y la constante evaporación a la que se ven sometidos los fue vaciando progresivamente hasta convertirse en extensas llanuras desérticas cubiertas de sal, también conocidas como "mares de sal". En el sur tunecino hay tres; de norte a sur son: Chott el Fejal (cerca de la costa), chott el Gharsa y chott el Jerid (el más extenso). Chott el-Gharsa se encuentra en el extremo occidental del país, rozando la frontera con Argelia, y es el desierto de sal más pequeño de los tres aunque el más profundo, alcanzando los 20 metros bajo el nivel del mar. El pavimento, formado por una capa de finos cristales de sal, va cambiando de coloración según el efecto de la luz solar, que en algunos casos provoca espejismos. Entre Chott el Jerid y Chott el Gharsa hay una lengua de tierra firme que se beneficia de la humedad subterránea del entorno, conocida como Draa Jerid o Biled el Jerid ("el país de las palmeras"), que incluye cuatro grandes oasis (Tozeur, Nefta, Degache y El Hamma), siendo la zona de mayor producción datilera de Túnez.
Ciudades en Naftah
Nefta
Nefta (antiguamente llamada Aggasel Nepte) era uno de los puestos de control del limes en la época romana. Conquistada por los árabes, se convirtió en un centro económico y cultural de primer orden. Su economía se basaba en el cultivo de la palmera datilera (que aún perdura) y en el comercio caravanero a través del desierto del Sáhara. La cultura fue traída básicamente por los sufíes que se instalaron en ella en el siglo XVI (el sufismo es una corriente islámica), convirtiéndola en la segunda ciudad santa de Túnez, después de Kaioruán. Aún sigue siendo un importante centro de peregrinaje y cuenta con 24 mezquitas y morabitos, en los que descansan los restos de un centenar de sufíes. Hoy tiene unos 22.000 habitantes. La calle principal es la Av. Habib Bourguiba (que es también la carretera que une Tozeur y Argelia), en la que se abre la Place de la Liberation (epicentro de la ciudad). No tiene un gran atractivo turístico salvo el extenso palmeral (puede verse una completa panorámica desde La Corbeille), y el barrio antiguo de Ouled ech Cherif, por su típica arquitectura. Si disponéis de una tarde libre en Nefta, os recomiendo que hagáis la excursión en 4x4 por el Sáhara, visitando los distintos paisajes del desierto (sal, dunas de arena, y piedras), la cordillera del Bajo Atlas, el Cañón de Tamerza, el antiguo pueblo de Chebika con su palmeral, y los escenarios donde se rodaron las películas Star Wars y El Paciente Inglés.
Acantilados en Naftah
Cordillera del Bajo Atlas
En nuestra excursión en 4x4 por el desierto, Tamerza y Chebika, tuvimos oportunidad de contemplar la cordillera del Atlas, que atraviesa el territorio tunecino transversalmente desde el suroeste hacia el noreste. En realidad, es la cadena montañosa de Jebel-en-Nebeg, perteneciente al Bajo Atlas, con alturas que oscilan entre los 610 y los 1.544 metros. En la excursión hicimos una parada cerca de Chebika (carretera P-16), muy próximos a la frontera con Argelia. La verdad es que el paisaje de esta cordillera era impresionante, un vasto terreno árido y pedregoso de color rojizo donde se elevan cumbres y montañas sesgadas en las que se observa claramente los cortes de las placas tectónicas... Y de repente, en medio de este desolador e inhóspito paraje, crece un palmeral al borde de un pequeño manantial de agua. Espectacular.
De interés turístico en Naftah
Excursión en 4x4 por el desierto
Desde luego, ésta es una excursión de lo más recomendable y divertida. Nos la ofrecieron al llegar a Nefta (aunque me parece que se puede hacer también desde Tozeur), tiene una duración de 5 horas aprox, y creo recordar que nos costó 45 DNT por persona, es decir, unos 27€ (la hicimos con la empresa "Nomades"). Consistió en un recorrido en vehículo todo terreno por el desierto (campo a través), en el que visitamos un montón de sitios: * Primeramente atravesamos el desierto de piedras. He de reconocer que nuestro primer contacto con el desierto del Sáhara me desilusionó mucho, porque me imaginaba una enorme extensión de dunas de arena, y en su lugar, lo primero que vimos fue este paisaje desértico de piedras y matojos. Luego me enteré de que hay tres tipos de paisajes en el desierto: El de piedras, el de sal y el de arena. * Luego el paisaje cambió: Llegamos al desierto de sal de Chott el-Gharsa, una enorme extensión (aunque es el hermano pequeño de Chott el-Jerid) de sal calcificada procedente de la evaporación del agua salada que hay bajo la superficie. En función del efecto de la refracción de la luz solar se forman espejismos. Aquí se rodaron algunas escenas de la película "El Paciente Inglés". * La primera parada fue en Chebika, donde vimos las ruinas del antiguo pueblo bereber e hicimos un recorrido por las montañas de Jebel-en-Nebeg hasta llegar al oasis, con su palmeral y un pequeño manantial de agua subterránea. El paisaje era impresionante: Un contraste entre el verdor de la vegetación de las palmeras y las rocas arcillosas de la cordillera del Bajo Atlas. * Continuamos hasta Tamerza, casi en la frontera con Argelia, donde hicimos una segunda parada para visitar el Cañón y la "gran" cascada (todo el entorno estaba repleto de tiendas de souvenirs). * Luego el paisaje rocoso cambió nuevamente por una enorme extensión de arena (pensé: ¡¡Ésto sí que es el Sáhara!!). Era el Gran Erg Oriental, la mayor extensión de dunas del desierto sahariano que se extiende hasta Argelia. Era alucinante, todo cuanto te alcanzaba la vista era arena, súper fina, y que cambiaba de color en función de la luz; las dunas invitaban a rodar por ellas, ¡una pasada! Paramos para contemplar tremendo espectáculo, y luego regresamos a los 4x4 para descender la duna y parar nuevamente en la ficticia ciudad Mos Spa del planeta Tatooine, donde se conserva parte del decorado del rodaje de Star Wars, realizado en cartón piedra. * De regreso, atravesamos de nuevo Chott el-Gharsa, e hicimos una breve parada en el paraje Ong Jemel (cuello del camello), donde contemplamos un maravilloso atardecer. Los vehículos 4x4 tienen capacidad para 7 personas. El recorrido fue divertidísimo, pues el conductor (muy hábil) iba haciendo una especie de rally, metiéndose por todo tipo de baches y escalando las dunas, a veces daba la sensación de que ¡¡volábamos!! (en los vídeos os podéis hacer una idea de los botes que pegábamos, llegué llena de moratones, jaja). Además, fue una excursión muy completa ya que en cuanto a paisaje vimos: Desierto de sal, desierto de dunas y desierto de arena, además de la cordillera del Atlas, el cañón de Tamerza y el palmeral de Chebika. Y también curiosidades, como los escenarios donde se rodaron escenas de películas como El Paciente Inglés y Star Wars.
Mercadillos en Naftah
Mercadillo (Cañón de Tamerza)
La zona más visitada del Cañón de Tamerza gira en torno a la Gran Cascada, donde recalan cientos de autobuses cargados de turistas diariamente. El entorno es muy inhóspito y la principal fuente de ingresos de los habitantes locales provienen de los puestos de souvenirs que se distribuyen en torno al cañón. En ellos puedes comprar todo tipo de baratijas, objetos de cerámica, bisutería, pipas de agua, vestimenta típica, e incluso bichos del desierto disecados. También hay puestos de refrescos y té, y hasta un dromedario en el que puedes hacerte una fotografía por 1 DNT (0,60€).
Miradores en Naftah
Mirador de La Corbeille
La mejor forma de comenzar la visita a la ciudad de Nefta es subir al mirador de la Corbeille. Desde aquí se disfruta de una excelente vista panorámica de su extenso palmeral que contrasta con el árido desierto Chott el-Gharsa al fondo, así como de las cúpulas de los cien "marabut" (sepulcros de jefes religiosos o espirituales) y de las 24 mezquitas que dan testimonio de que Nefta es la ciudad santa de El-Jerid, y segundo centro religioso en importancia de Túnez (después de Kairouán). La famosa Corbeille es un profundo barranco lleno de palmeras encerrado en una vaguada en forma de frutero que le ha dado este curioso nombre (en francés significa "la cesta") y que divide a la ciudad en dos. Aquí era donde antiguamente manaban decenas de fuentes naturales que alimentaban el oasis entero; sin embargo estas fuentes han ido secándose y actualmente todo el agua para el regadío del palmeral procede de un profundo pozo excavado por el gobierno. Antes de distribuirla, el agua del pozo se almacena en una balsa muy amplia, también utilizada como zona de baño por los habitantes locales. La Corbeille mide un kilómetro de lado a lado y su punto más ancho está a 40 metros de profundidad. Luego se estrecha para formar una pequeña angostura que conduce al palmeral principal de Nefta, en la zona sur de la ciudad. En el ala noroeste de la Corbeille se alza el barrio el-Bayadha, con varios cafés, una mezquita... Y donde se instala el mercado de los jueves. Justo al otro lado (al sur) se halla la Medina o barrio de Ouled ech Cherif.
Sitios insólitos en Naftah
Paraje "Cuello del Camello" (Ong Jemal)
Otra de las paradas que hicimos en nuestra excursión en 4x4 por el desierto fue en este recóndito lugar conocido como "cuello del camello" ("ong jemal"). Está situado a 30 Km al sur de Nefta, y sólo se puede acceder en este tipo de vehículos pues no hay carretera asfaltada. Sólo con ver la enorme duna de arena con forma de camello sentado sobre el desierto, uno ya se puede imaginar el por qué de su nombre. Llegamos al atardecer y ver el sol escondiéndose poco a poco tras la enorme y peculiar silueta fue todo un espectáculo. Ong Jemal se halla en el desierto de sal Chott el Gharsa, donde sus características geográficas y climáticas hacen que se produzcan espejismos. Alrededor del mar de sal emergen curiosas formaciones rocosas que el viento y la arena en movimiento han ido puliendo durante siglos. La belleza del entorno ha hecho de este lugar un escenario de película: "el Paciente Inglés" vivió momentos de romanticismo entre ráfagas de viento y nubes de arena en una cercana hilera de dunas. De hecho, los caminos para llegar hasta aquí fueron construidos para el rodaje de esta película.
Jardines en Naftah
Palmeral de Nefta
Uno de los lugares más famosos de Nefta es su extenso palmeral; de hecho Nefta es técnicamente un oasis situado entre la cadena montañosa del gebel Tebaga, las dunas del Gran Erg, y el mar de sal Chott el-Gharsa. En una superficie de 1.100 hectáreas crecen más de 400.000 palmeras datileras (70.000 de ellas de la especie "deglet nour", la más apreciada), regadas con el agua de 152 pozos subterráneos. Se puede pasear por el palmeral contratando un guía en la oficina de información turística. Nosotros visitamos el Oasis de la Jaima, donde nos explicaron el sistema de cultivo en tres niveles y nos dieron a catar los productos obtenidos de estas palmeras. Desde La Corbeille se obtiene una excelente vista panorámica de toda la extensión del palmeral. Entre palmeras y árboles frutales se encuentra el morabito de Sidi Bu Alí, construido en el lugar donde vivió este santo y patrón de Nefta del siglo XIII. Sus restos descansan en una sala cubierta por una cúpula decorada con arabescos dorados e inscripciones grabadas en estuco. Es lugar de peregrinaje, ya que dicen que el místico sufí tiene poderes sanadores.
Ciudadelas en Naftah
Medina de Nefta - Barrio Ouled ech Cherif
Ouled ech Cherif es el barrio más antiguo y mejor conservado de la medina de Nefta; se encuentra entre el palmeral y la Place de la Liberation. Su estructura es similar a la del barrio de Ouled el-Hadef de Tozeur: Un laberinto de sinuosas callejuelas por las que es fácil perderse (se puede contratar visita guiada en la oficina de turismo por 2 DNT), y en las que misteriosamente no hay tiendas ni souvenirs ya que no es muy visitado por los turistas (por lo cual es mucho más "auténtico"). Es un barrio residencial, con mezquitas (como la de Sidi M'Khareg) y viviendas con fachadas de ladrillo llenas de ornamentación, y también una gran cantidad de arcadas y de calles-pasadizo cubiertas mediante bóvedas de ladrillo. Tanto Tozeur como Nefta cuentan con un estilo arquitectónico propio, totalmente diferente al del resto del país. El material de construcción por excelencia es el ladrillo macizo, cocido, que se utilizaba tradicionalmente para levantar las paredes, uniéndolos con arcilla. Estas paredes no se revisten, ni por dentro ni por fuera, de modo que los ladrillos quedan vistos y son aprovechados para la decoración (dejando huecos entre ellos, haciendo sobresalir unos más que otros, o colocando algunos en sentido transversal), obteniendo con ello una serie de dibujos geométricos que decoran las fachadas. En el interior, las distintas estancias se distribuyen en torno a un patio central. La puerta principal, de madera, consta de dos hojas bastante grandes (para permitir el paso a animales y carros). En ellas se distinguen varias aldabas de hierro forjado, de diferentes tamaños que permiten identificar el nº de personas que la habitan, y quién está llamando (a través del diferente sonido).