MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Sahel?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Sahel

104 colaboradores
Los destinos más populares
Monumentos Históricos en Monastir
Mausoleo de los Bourguiba
(5)
Monumentos Históricos en Monastir
Murallas
Monumentos Históricos en Monastir
Tumba del Soldado Desconocido
Monumentos Históricos en Monastir
Bab Brikcha
Monumentos Históricos en Monastir
Monumentos Históricos en Monastir
(1)

40 cosas que hacer en Sahel

Palacios en Monastir
El Ribat
(4)
Una de las partes más destacables del Ribat de Harthama es su altísimo alminar torre, visible desde cualquier punto de la ciudad, a la que se puede subir. Para llegar a la cima hay que escalar 90 estrechos escalones de caracol; es un poco claustrofóbico (sobre todo porque no cabes si tienes que cruzarte con alguien, y porque una vez arriba casi no hay suelo donde estar, debido al hueco de la escalera), pero las vistas desde lo alto merecen la pena. Desde allí se obtiene una panorámica a 360º de toda la ciudad, distinguiendo sus principales edificios históricos y el inmenso cementerio, así como del Mediterráneo, con su playa de arena dorada en forma de concha, el paseo marítimo, el puerto deportivo... Y por supuesto, de toda la estructura del ribat.
Monumentos Históricos en Monastir
Mausoleo de los Bourguiba
(5)
El mausoleo de Habib Bourguiba, recoge la tumba del primer presidente de Túnez, a quien le tenían mucho cariño los tunecinos, y en su propia vida comenzó en el año 1963 la construcción de su propia tumba, quien moriría en el año 2000, siendo enterrado aquí. Tiempo después fallecería su esposa y padres, quienes también han sido enterrados aquí. La estructura nos recuerda mucho la imagen de una mezquita debido a que la gran cúpula dorada se encuentra flanqueada por dos altísimos minaretes. Este mausoleo se encuentra ubicado al lado del cementerio de Monastir que data del siglo XII, y al lado del Ribat y de la Marina de Monastir. Personalmente el interior del Mausoleo de Habib Bourguiba fue uno de los monumentos que más me impresionaron de todo Túnez. El mausoleo fue construido en vida del propio presidente Habib Bourguiba, y es del mismo estilo que muchas construcciones de la época (años 60) con mármol blanco, altos minaretes y bóveda decorada en oro. Lo que más llama la atención de todo es la gran tumba realizada en mármol blanco que contiene los restos del primer presidente de Túnez fallecido en el año 2000.
Mezquitas en Monastir
Mezquita Bourguiba
(1)
Como casi todas las ciudades tunecinas, Monastir cuenta con varias mezquitas, la más antigua es la Gran Mezquita (del siglo IX, situada junto al Ribat de Harthema), y la más nueva es la Mezquita de Bourguiba, localizada en la calle homónima. Fue construida en el año 1.963 extramuros de la medina, y lleva el nombre del presidente vitalicio del país, Habib Bourguiba, fallecido en el año 2000 y enterrado en su magníficio Mausoleo, muy cerca de aquí. Esta mezquita es un buen ejemplo de la la moderna arquitectura islámica, aunque mantiene sus elementos tradicionales, como el alto minarete desde el que se llama a la oración y las características cúpulas. La fachada es de ladrillo, en la que se combinan algunos adornos realizados con azulejos. La entrada está precedida de una escalinata que desembarca en un pórtico formado por arcos de medio punto.
De interés turístico en Monastir
Calles de Monastir
(1)
Como cualquier otro destino muy turístico de Túnez, Monastir rebosa bullicio, mercado y ganas de negocio. Es decir, no es un pueblo demasiado tranquilo, sobre todo porque es el destino preferido de los europeos que quiere tostarse al Sol en sus playas durmiendo en un hotel barato. En nuestro caso, al ir en Semana Santa, el turismo de playa aún no estaba "en todo su esplendor", por lo que pudimos pasear bastante tranquilos. Verás carteles y expresiones muy curiosas, aunque menos naturalidad que otros pueblos más pequeños de la zona, como Sousse.
Miradores en Hergla
Mirador de Hergla
(1)
Hergla es un pequeño pueblo de pescadores situado a 20 km de la principal ciudad turística, Sousse. Un lugar decorado en blanco y azul (recuerda a Sidi Bou Said) que combina la modernidad y la tradición. Ideal para vacaciones en familia. Tiene playa, restaurantes y buenas comunicaciones. Sobre todo resaltaría la paz que se respira. Las vistas sobre el mar, el cielo azul, los paseos llenos de flores y palmeras. Ideal para visitar en familia, con amigos, en pareja o solo.
De interés turístico en Monastir
Taller de Alfombras
(1)
Aquí podemos ver una alfombra de Mahdia entre muchas otros! La fabricación de alfombras se ha generalizado en Mahdia y en Túnez en general. Es muy interesante ver cómo se crean las alfombras y ver el trabajo muy específico de las mujeres en el telar. Sin embargo, este sigue siendo un trabajo muy físico para las mujeres que tejen a lo largo del día. El propietario de la tienda no dudó en enseñarnos todas estas alfombras a fin de que le compráramos alguna.
Aeropuertos en Monastir
Aeropuerto Internacional de Monastir
El aeropuerto de Monastir se encuentra a unos 9 Km al oeste de la ciudad de Monastir por la carretera de Sousse, en el distrito de Skanes. El viaje en taxi desde el centro ciudad cuesta unos 5 DNT y tardan unos 20 minutos; también se puede ir en alguno de los trenes que circulan entre Monastir y Sousse (la estación está a unos 200 metros de la terminal). Es un aeropuerto internacional (sorprende que no tiene vuelos nacionales) cuyo código es MIR, en el que operan compañías como Tunisair, Karthago Airlines, Nouvelair Tunisia, Air Berlin, Transavia France, etc, con destinos a París, Dusseldorf, Berlin, Munich, Bilbao, Madrid, Milán, Amsterdam... Es el aeropuerto tunecino de mayor tráfico aéreo, y al que más turistas llegan. Ojo porque nada más llegar, verás a unos mozos maleteros que, sin que te des cuenta, te "ayudarán" con tus maletas esperando una sustanciosa propina (nos pedían 10 DNT!!!!). A la entrada, junto a los mostradores de facturación, hay una serie de tiendas en las que se pueden hacer las últimas compras para gastar los dinares que no dejan sacar del país; éstas son tiendas de souvenirs cuya mercancía es la misma que la que puedes encontrar en cualquier zoco del país, pero a precios más elevados. Una vez en la terminal de salidas (habiendo pasado el control policial) es donde se encuentran las tiendas duty free, que tienen de todo (bebidas alcohólicas, perfumes, tabaco, chocolates...) y de marcas internacionales. También hay alguna cafetería, donde sorprendentemente aún se permite fumar, todo un alivio para los fumadores.
Cementerios en Monastir
Cementerio - Koubba Sidi el Mezeri
Uno de los lugares más llamativos de Monastir es su cementerio, situado junto a la Ciudadela, en una plataforma que se eleva sobre el mar Mediterráneo. Una de las cosas que llaman la atención es que las tumbas, todas de color blanco, se encuentran perfectamente alineadas. Los musulmanes siempre han de ser enterrados mirando a la Meca, y, a diferencia de nosotros, no utilizan cajas funerarias, sino que son enterrados envueltos simplemente en una sábana previamente perfumada. Entre todas las tumbas hay una excepción, que destaca en particular: El Mausoleo de Habib Bourguiba (ex presidente del país), en un grandioso edificio de mármol inspirado en el Taj Mahal (salvando las distancias...).
Puertos en Monastir
Marina de Monastir
(1)
Monastir es una bonita ciudad bañada por las cálidas aguas del Mediterráneo situada en el Golfo de Hammamet, y uno de los principales lugares de veraneo del turismo, tanto tunecino como internacional. Siguiendo por el paseo marítimo, una vez pasada la extensa playa y el puerto viejo, se encuentra la marina o puerto deportivo, lugar de atraque de lujosos yates y embarcaciones, tanto a motor como a vela. Uno de los barcos que más me llamó la atención fue el Sultán, precioso y todo de madera, que además pude visitar por dentro. Junto al puerto deportivo se encuentra la Urbanización Cap Monastir, recorrida por un bonito paseo peatonal repleto de bares y restaurantes de élite a precios elevados. Las casas están muy cuidadas, con fachadas en las que se combina el blanco y el azul. Desde luego, en este entorno me pareció más estar en la Costa del Sol que en Túnez!
Museos en Monastir
Museo de Artes islámicas
El museo de artes islámicas se encuentra en el interior de la sala de oración del Ribat de Harthema (situada en la zona sur). Fue inaugurado en 1.958 y en él se exhibe una colección de más de 300 piezas relacionados con la cultura islámica, expuestas en 16 vitrinas. Pueden verse estelas funerarias, monedas de oro y plata, objetos de cerámica árabe antigua, textiles procedentes del antiguo Egipto, varias hojas coránicas manuscritas, frascos de perfume, lámparas de aceite, instrumentos de astrología y navegación y ¡hasta un contrato de matrimonio otomano! También hay un plano antiguo de la Medina antes de la independencia, y fotografías antiguas de la ciudad. Está abierto de martes a domingos.
Monumentos Históricos en Monastir
Murallas
La Medina de Monastir era un recinto amurallado. Aún hoy en día se conservan prácticamente intactas buena parte de sus murallas, especialmente en la parte occidental (frente a unos jardines públicos), y en los aledaños del Ribat de Harthama. Comenzaron a construirse por los aglabíes en el siglo IX, y se concluyó en el XI, aunque sufrieron varias remodelaciones en el XVII, cuando se le añadieron torres octogonales en las esquinas. También se conservan en las murallas algunas puertas que daban acceso a la medina, como la de Bab el-Gharbi, Bab Tunis, Bab el-Kram y Bab Briqcha.
Plazas en Monastir
Plaza del Gobernador
Esta amplia plaza se encuentra entre la Medina y la Route de la Corniche o paseo marítimo. Recibe este nombre porque en ella se encuentra el Palacio Nacional mandado construir por Bourguiba (mucho cuidado no sacar fotografías enfocándolo, porque puedes tener graves problemas con los soldados armados que lo custodian), aunque en ella se encuentran también otros edificios oficiales, el teatro y el palacio de congresos. Pero lo más llamativo de esta plaza es la estatua de Habib Bourguiba de niño (dorada) situada en el centro. También hay una zona ajardinada y una gran fuente ornamental.
Ciudadelas en Monastir
Medina de Monastir
En el interior del recinto amurallado se encuentra la Medina de Monastir, un conjunto de callejuelas empedradas en las que se entremezclan viviendas, mezquita, teterías y comercios. Lo más característico es el zoco, repleto de pequeñas tiendas en las que puedes encontrar objetos de lo más variopinto: Cestos de mimbre, bolsos de cuero, vestidos típicos, mantas de lana, alfombras, camisetas, cuencos de cerámica... La medina de Monastir no es muy grande y, a diferencia de la de Túnez capital, no da tanta sensación de agobio pues las calles son algo más anchas y la mayoría están al aire libre (sin techo), aunque tiene cosas en común: Encontrarás lo mismo en todos los zocos del país, y tendrás que regatear si deseas comprar algo. También me llamó la atención que, entre las pequeñas tiendas, había varios centros comerciales bastante grandes (algo así como nuestro Corte Inglés), donde tenías los mismos productos "a un precio justo" (precio marcado, sin regateos).
Calles en Monastir
Paseo marítimo - La Corniche
¡¡Al fin mar!! El primer impacto al llegar a Monastir fue genial, ya que hacía un día radiante y nada más salir del hotel me apresuré hacia la costa, para ver el mar (una que es de interior lo echa de menos...). Monastir tiene un bonito paseo marítimo que discurre elevado sobre la playa recorriendo toda la costa en forma de concha hasta/desde el Ribat de Harthema y el puerto viejo. Es una avenida muy ancha, salpicada de palmeras, entre las que se intercala algún mirador. Desde aquí hay unas vistas espectaculares del Mediterráneo, y también de la isla de El-Kebira, que ahora ha quedado unida a tierra.
Castillos en Monastir
Ribat de Sidi Dhuib
El Ribat de Sidi Dhuib se encuentra situado entre las mezquitas de Bourguiba y Saida, junto a la Plaza 7 de Noviembre. Sus orígenes se remontan al siglo IX y tenía una función militar, aunque no es tan grande ni célebre como el Ribat de Harthama. Su estructura es bastante austera y carente de decoración; de planta rectangular, la linealidad de sus gruesos muros de piedra sólo se rompe con la presencia de una serie de torreones semicirculares. Ahora está en proceso de restauración, cerrado al público y no puede visitarse.
Mezquitas en Monastir
Mezquita Saida
La Mezquita Saida se halla entre los ribats de Harthama y Sidi Dhuib, que formaba parte de un tercer ribat ya desaparecido. Fue construida en el siglo IX por los aglabíes, y tiene la particularidad de ser bastante austera en cuanto a su decoración, a excepción de la galería porticada de arcos de herradura situada en su lado norte. Las columnas romanas que los sostienen, y la sala de oración fueron rescatados de las ruinas de la antigua ciudad de Ruspina. Sólo es visitable su exterior.
Estatuas en Monastir
Estatua de Habib Bourguiba
En el centro de la Plaza del Gobernador, frente al Palacio Nacional, se erige la estatua de Habib Bourguiba, que llama bastante la atención por estar recubierta de un reluciente baño de color dorado. Su peculiaridad es que la escultura, colocada sobre un pedestal y rodeada de jardines, lo representa a él cuando era niño, y está colocada sobre el antiguo emplazamiento del colegio al que asistió el ex presidente tunecino. Desde luego, la presencia de Bourguiba es patente en toda su ciudad natal, ya que hay calles y mezquitas con su nombre, y también el pomposo mausoleo donde está enterrado, y esta estatua de su niñez.
Plazas en Monastir
Plaza 7 de Noviembre
Prácticamente en todas las ciudades del país hay una plaza dedicada al 7 de Noviembre. Ello se debe a un importante hecho histórico: El 7 de noviembre de 1.956 se constituyó la actual República de Túnez, invistiendo como Presidente a Zine El Abidine Ben Ali. La Plaza 7 de Noviembre de Monastir se encuentra situada entre la mezquita Bourguiba y el Ribat de Harthema. Es una amplia plaza ajardinada de planta rectangular con zonas de césped y altas palmeras. En el centro se erige un moderno monumento que conmemora el hecho histórico, con un gran número 7. En uno de los laterales de la plaza se halla una oficina de información y turismo, la parada del tren turístico y una fachada lateral del Ribat de Sidi Dhuib.