MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Mozambique?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Mozambique

240 colaboradores
  • Aire Libre
    15 rincones
  • Playas
    10 rincones
  • Monumentos
    9 rincones
Lo más visitado en Mozambique
Pueblos en Maputo
Maputo
(10)
Islas en Isla de Mozambique
Isla de Mozambique
(6)
Mercados en Maputo
Mercado du Peixe
(7)
De interés cultural en Maputo
Maputo y su arquitectura racionalista
(4)
Estaciones de Tren en Maputo
Estación de Trenes de Maputo
(4)
Bahías en Inhambane
Bahía de Tofo
(4)
Aeropuertos en Maputo
Aeropuerto Internacional de Maputo
(3)
Aeropuertos en Vilanculos
Vilanculos
(3)
De interés cultural en Maputo
Edificio de Correos
Playas en Machangulo
Playa de Nhonguane Lodge
(1)
De interés cultural en Maputo
Billares de Maputo
(2)
Playas en Machangulo
Playas de Machangulo
De interés cultural en Machangulo
Pescadores de Machangulo
Iglesias en Machangulo
Capillas de Machangulo
(1)
Islas en Islas Quirimbas
Isla Ibo
(2)
Bahías en Machangulo
Península de Machangulo
Mercados en Maputo
Mercado du Peixe
(7)
Mercados en Maputo
Mercado Municipal de Maputo
(2)
Mercados en Maputo
Mercado de Xipamanine
(2)
Mercados en Maputo
Mercado central
(4)
Mercados en Vilanculos
(2)
Mercados en Garue
Mercado de Gurué
Playas en Machangulo
Playa de Nhonguane Lodge
(1)
Playas en Machangulo
Playas de Machangulo
Playas en Islas Quirimbas
Pangane
(4)
Playas en Vilanculos
(2)
Playas en Moçambique
Playa de Chocas
(1)
Playas en Maputo
(1)
Playas en Maputo
(1)
Playas en Tofo Beach
Playa Tofinho
Playas en Inhambane
(1)
Islas en Isla de Mozambique
Isla de Mozambique
(6)
Islas en Islas Quirimbas
Isla Ibo
(2)
Islas en Bazaruto Island
Isla de Bazaruto
(2)
Islas en Islas Quirimbas
Isla de Rolas
Islas en Islas Quirimbas
Isla de Ibo
(3)
Islas en Isla de Mozambique
(1)
Islas en Islas Quirimbas
Isla Quirimba
(2)
Pueblos en Maputo
Maputo
(10)
Pueblos en Maxixe
(1)
Pueblos en Mocimboa da Praia
MOCIMBOA DE PRAIA
(2)
Pueblos en Lichinga
Lichinga
(1)
Pueblos en Tete
Tete
(1)
Pueblos en Xai-Xai
Praia de Xai Xai

89 cosas que hacer en Mozambique

Pueblos en Maputo
Maputo
(10)
Mozambique tiene todo para atrapar al viajero. Arrinconado en el extremo sudeste de África y con 2500 kilómetros de costa sobre el espectacular Océano Indico, los portugueses estuvieron casi 500 años y dejaron una huella inmensa. Es cierto que en el sur del país la gente iletrada -muchísima- habla Ronga o Shangaan y no entiende nada de portugués, pero aquí, en Maputo, la capital de Mozambique desde 1907 ubicada en el extremo sur, desde la música (la popular marrabenta), los cafés y sus terrazas, los clubs de jazz y la comida, hasta la arquitectura, tienen algo notoriamente latino. Una característica que distingue a Mozambique de otros países africanos es que a pesar de que la mayoría de su población practica el animismo, en el centro y sur del país hay un alto porcentaje de cristianos. El norte alberga una gran concentración de musulmanes, pero en Maputo éstos no son tantos; uno no los suele ver entre el gentío, sino, más bien, arracimados en sus propios barrios. Lo cierto es que Maputo fascina ni bien uno sale a caminar por sus calles anchas, sombreadas por acacias y jacarandás. La ciudad tiene su zona más colorista en Baixa, el barrio más antiguo, donde conviven edificaciones preciosas y elegantes como el Correo, la Estación de trenes y el Mercado Municipal, con asombrosas construcciones racionalistas o brutalistas. Las calles de Baixa están atiborradas de interminables mercados callejeros donde se vende absolutamente de todo. Es allí donde late el corazón de Maputo y donde uno puede permanecer horas, cámara en mano, fascinado con la belleza de su gente. Especialmente las mujeres, envueltas en típicas ‘capulanas’ y tocadas con ‘ntuzus’, le ponen un estallido de color a cualquier rincón. A pesar de que Mozambique es uno de los países más pobres del mundo (las estadísticas dan miedo: 37 años de expectativa de vida, 52 % de analfabetismo, 15 % de la población infectada de HIV, 54 % de la población viviendo en la pobreza), en Maputo se hace evidente que el país está en pleno crecimiento económico. Gracias a un gobierno democrático estable que ha favorecido las inversiones extranjeras, los barrios residenciales, las urbanizaciones turísticas y los hoteles de lujo están en plena expansión.
Islas en Isla de Mozambique
Isla de Mozambique
(6)
Es una isla de unos tres Km de origen coralino , unida por un estrecho puente a tierra firme y por su riqueza arquitectonica incluidada desde 1.991 en el Patrimonio de la Humanidad . Que poco a poco resurje de su abandono , sus edificios se están convirtiendo en hoteles , para los que nos asomamos a este Indo , en estado puro . Dividida esta ciudad colonial en dos " Ciudad de Piedra " y " Ciudad Macuti , significa hoja de palma " ambas se complementan formando una preciosa ciudad colonial , muy decadente y abandonada , pero que sin duda nos atrapa con su herencia cultural , que a día de hoy se nota aun en la ciudad. La primera de estilo colonial alberga , casas - casonas , palacios , iglesias y monumentos . Su mestizaje , esa cadencia africana que palpas en sus gentes , los olores , sabores en esa forma de vivir los momentos contemplativos y de hacer las cosas , con tanta tramquilidad que es de envidiar . Me pregunto como seria en 1.498 , cuando llego a su costa !! Vasco de Gama ¡¡ en pleno esplendor colonial , sin duda su enclave enamora , los edificios como " Fortaleza de Sao Sebastiao " que protegio a la isla de los invasores extranjeros , que querían un lugar por el Indico . La Fortaleza , con su propia capilla o el Palacio del Gobernador , hoy con tres museos que se visitan . Pero decido perderme por sus callejuelas polvorientas , por los barrios Makuti con sencillas chozas de barro y caña entremezclados , edificios algunos ya rehabilitados , pero son muchos mas los que muestran su decadencia ; incluso el hospital aun así !! dan fe de un pasado de elegancia en tonos pasteles que tuvo que ser precioso . Momentos de pasear por la bahía entre gente marisqueando y esperando el momento mágico de la puesta de sol , desde alguna bonita terraza , que la verdad hay algunas preciosas incluso en las azoteas de los cafes . Para seguir descubriendola en la penumbra del atardecer, después de haber visto la danza del " Tofo " una danza campesina , propia de mujeres que recibe este nombre , de los instrumentos de percusion que la acompañan , en su propio barrio , entre su gente , un placer . " Ilha de Mozambique " considerada una de las perlas de la costa del Indico Africano .Un hermoso país de lugares magnificos para redescubrir y de gente entrañable . !! Tal vez , la que mas atrapa a los nostalgicos , a los viajeros de todos los tiempos ¡¡
Mercados en Maputo
Mercado du Peixe
(7)
No hagas lo que hice yo, que caminé durante más de 1 hora… El Mercado do Peixe de Maputo se encuentra bastante alejado de Baixa, por el Caminho da Costa do Sol, así que lo mejor es coger un taxi. El mejor momento del día para visitar este pequeño aunque activo mercado es a media mañana. Los puestos a esa hora están atestados de pescados y mariscos frescos y los pescaderos y pescaderas vociferan sus ofertas intentando atraer compradores. El sitio es muy rústico e increíblemente pintoresco. Sobre mesadas de madera y bajo rudimentarios toldos se exponen una variedad impresionante de pescados y mariscos. Grandes palanganas contienen cangrejos, caracoles y langostas de un tamaño nunca visto. Justo atrás del mercado hay un zona de prolijos comedores donde se preparan los pescados del día. El sitio es fenomenal. Delicioso, colorista y muy accesible.
De interés cultural en Maputo
Maputo y su arquitectura racionalista
(4)
Como conté, Maputo asombra con su arquitectura racionalista, o brutalista. Esta arquitectura imponente es producto de la etapa que siguió a la independencia de Mozambique de Portugal. Sucedió en 1975, fecha en la que el país se convirtió en República Popular de Mozambique. El FRELIMO, partido que accedió al poder, contó con el apoyo de la Unión Soviética y Cuba, de allí que las colosales construcciones hagan recordar a estos dos países y que algunos la llamen ‘La Habana Socialista’. Como enormes jaulas de hormigón, casi sin decoración y dueños de una extraña beleza, estos edificios de viviendas de la era socialista son mudos testigos de la historia reciente de Mozambique.
Estaciones de Tren en Maputo
Estación de Trenes de Maputo
(4)
Maputo sorprende a cada paso con su mezcla arquitectónica. Rodeada de colosales edificios racionalistas, en pleno corazón de Baixa, se encuentra la estación de trenes, catalogada como una de las más bellas del mundo. La estación fue diseñada por Eiffel en 1910, y ni bien uno accede a ella se siente en otro planeta. Desde el elegante edificio principal se accede a dos plataformas cubiertas por un techo de hierro forjado repleto de adornos y sostenido por preciosas columnas y vigas decoradas. Aquí y allá se ven detalles de otra época: relojes de pared, enormes ventiladores de techo, azulejos portugueses bellísimos, puertas de madera labradas, bancos de hierro, grandes campanas… Por si esto no bastara, duermen en las vías antiguas locomotoras de vapor. Los trenes, con nombres de compañías tan sugestivos como ‘Botswana Railways’, hacen pensar en viajes a través de la ya remota África colonial. Llena de magia, romanticismo y melancolía, la estación de Maputo enamora. Afortunadamente, en la actualidad algunas de sus viejas oficinas se han reciclado. En una de ellas funciona un Centro de Arte y Cultura, en otra el Kampfumo Bistró, un bar- restaurante ineludible.
Bahías en Inhambane
Bahía de Tofo
(4)
Es un lugar donde puedes bucear con tiburones ballena, una experiencia increíble y con unas playas interminables. Puedes comprar unas langostas a los pescadores y luego te las cocinan en Casabarry y desde la terraza del restaurante se pueden ver, si te levantas temprano, como las ballenas chocan sus colas contra el mar.
Aeropuertos en Maputo
Aeropuerto Internacional de Maputo
(3)
Prepárate: llegar a Maputo es una experiencia asombrosa, aunque posiblemente las cosas mejoren un poco cuando se inaugure el nuevo edificio del aeropuerto, ya terminado pero hasta la fecha no habilitado. O sea que cuando bajas del avión no vas a la moderna terminal que se ve a lo lejos, sino a otra completamente desvencijada. Primer consejo: no intentes tomar fotos. Amante de la fotografía como soy, saqué mi cámara dentro del edificio y casi fui presa. Segundo consejo: si no has sacado la visa en tu país ten todos los papeles en la mano y apúrate a comenzar el trámite, sino estarás allí 2 horas. Tercer consejo: si planeas desde Mozambique ir a otro país y regresar nuevamente, saca la visa en tu país, ya que la que te dan en el aeropuerto sale 82 USS y sirve para UNA sola entrada.
Playas en Inhaca
Estrecho de Inhaca, Machangulo
(2)
Caminando 15 minutos desde la playa de Nhoguane hacia el estrecho que separa Machangulo de la Isla de Inhaca, el paisaje marítimo cambia completamente. Atrás quedan los manglares, la serenidad y reparo de la bahía de Santa María. De pronto sopla el viento franco del Océano Índico y colosales olas pugnan por entrar a la bahía. El brazo de mar que separa la península de Inhaca es muy angosto y desde la orilla se pueden ver increíbles remolinos arrastrando espuma. Este sitio es famoso entre los amantes de la pesca, que llegan hasta aquí para pescar tiburones. El Estrecho de Inhaca no es un sitio muy aconsejable para bañarse. Es para relajarse tumbado en la arena blanca y observar la fuerza y belleza del Océano Índico.
Aeropuertos en Vilanculos
Vilanculos
(3)
Posiblemente uno de los mejores lugares en los que hemos estado, el ambiente es muy tranquilo y es un lugar donde dan ganas de quedarse y perderse, no volver a casa. Todas las actividades se hacen en el agua, kitesurf, pesca, buceo con botella, snorkel, bucear con el tiburón ballena, y disfrutar de las islas que tienes enfrente, a cuál más increíble. Sin duda voy a volver a Vilanculos para pasar mucho más tiempo allí.
De interés cultural en Maputo
Edificio de Correos
Entre la arquitectura heterogénea de Maputo destacan algunos edificios que trasportan a tiempos idos. Uno de ellos es el ‘Correios’, o Edificio de Correos, ubicado en 25 de Setembro, la avenida que lleva directamente a Baixa, al Mercado Central y a la Estación de trenes. Esta joya arquitectónica tiene en su haber 60 años, aunque parece tener muchos más. Mezcla de estilos portugués e inglés y afortunadamente muy bien mantenido, Correios conserva detalles preciosos como los pisos en damero blancos y negros, los altos mostradores de madera y los faroles de hierro. El lugar, pintado de amarillo por fuera y con toques de rojo furioso por dentro es ineludible.
Playas en Machangulo
Playa de Nhonguane Lodge
(1)
A pocos minutos de la aldea de Santa María se halla una playa de arena dorada salpicada de manglares que mira hacia la Isla de Inhaca. La playa, que toma el nombre de uno de los lodges emplazados sobre la costa -Nhonguane-, es preciosa e ideal para bañarse, ya que está bajo el influjo de la bahía de Santa María y sus aguas son tranquilas. A pesar de que la playa es completamente salvaje y obviamente no cuenta con ningún servicio, se pueden comprar bebidas y alguna cosa para comer en un chiringuito escondido entre los árboles. El lodge, generalmente ocupado por sudafricanos enamorados de la pesca, es uno de los mejores de la zona.
De interés cultural en Maputo
Billares de Maputo
(2)
Maputo te regala rincones fascinantes, que te acercan a las personas comunes y anónimas que la habitan. He leído en algún lado que la ciudad es peligrosa; si sirve mi experiencia diré que estuve perdida –y sola- por sus calles varios días y me sentí muy cómoda y segura. Entre los lugares que más me gustaron están los billares. Siempre medio ocultos, pequeños y atestados sólo de hombres silenciosos, adentrarse en ellos requiere pedir permiso. Yo lo hice con mucho respeto y mi mejor sonrisa y me permitieron tomar fotos a mi antojo. Los billares de Maputo me recordaron a sitios que he visto en Jamaica, República Dominicana y Cuba. Son estridentemente coloridos y el reggae suena constantemente. Contra los naranjas, verdes, rojos y amarillos resaltan las pieles ébano de los hombres, convirtiendo la aventura en una insuperable experiencia fotográfica. Uno de los billares donde pude moverme libremente es el que se encuentra al lado del Mercado do Peixe.
Playas en Machangulo
Playas de Machangulo
Bañados por el cálido Océano Índico, completamente vírgenes y desolados, los 22 kilómetros de costa de la Península de Machangulo son un paraíso difícil de igualar. Como conté, la península posee las dunas marítimas más altas del mundo. Éstas se suceden desde el comienzo de Machangulo hasta su punta más estrecha y protegen una costa idílica. En las playas de Machangulo se puede caminar durante horas en completa soledad. Solamente podemos toparnos con algún afortunado propietario de una de las pocas casas sobre el mar, o con nativos, que recorren la playa en busca de cangrejos. La costa, sin embargo, está llena de vida. A partir de noviembre llegan a desovar a la playa grandes tortugas Loggerhead & Leatherback y es usual ver enormes ballenas saltar no muy lejos de la rompiente. Arena dorada, mar salvaje, Machangulo es uno de esos rincones de la Tierra donde la Naturaleza se muestra en todo su esplendor.
Pueblos en Machangulo
Santa María (pueblo de Machangulo)
Santa María está emplazado en una bahía idílica en la punta noroeste de Machangulo, enfrentada a la Isla de Inhaca. El pueblo más grande de la península alberga a aproximadamente 400 personas, que viven en el caserío y dispersas en los alrededores. El lugar es muy humilde, la mayoría de las casas están construidas de manera muy precaria con maderas y esparto, y no existen calles, ya que nadie tiene coche. Sólo la escuela y el hospital –bastante nuevos y modernos- están construidos con ladrillos. En Santa María hay dos barracas y un mercado al aire libre, donde las mujeres venden unos pocos productos de sus huertas. Una tranquilidad que pasma habita la aldea. Las mujeres, rodeadas de niños, permanecen sentadas en el suelo y los hombres matan el tiempo escuchando música y bebiendo en el chiringuito donde se expende alcohol. La única actividad visible se desarrolla en la bahía. Los niños –la aldea está repleta de niños preciosos que aman que les tomen fotos- juegan en el muelle; grandes barcas de colores con velas cangrejas van y vienen de Maputo cargadas de mercancías. A pesar del encanto del lugar, en Santa María no existen sitios donde alojarse. Unos pocos lodges –muy concurridos por sudafricanos amantes de la pesca- se encuentran sobre el mar, fuera del caserío.
De interés cultural en Machangulo
Pescadores de Machangulo
La pesca ha sido el sustento de los habitantes de la Península de Machangulo durante siglos. A pesar de los cambios que ha traído la modernidad aquí nada ha cambiado y los pescadores usan las mismas técnicas de pesca de sus ancestros. En pesadas barcazas de colores, con velas muy recortadas, los hombres salen en grupos de tres o cuatro, sólo empujados por el viento. Ver las barcas navegar por la bahía de Santa María es un espectáculo precioso. Al no ser impulsadas por un motor, éstas hacen largos bordes con las velas hinchadas y parecen que bailaran una danza lenta.
Iglesias en Machangulo
Capillas de Machangulo
(1)
En este lejano paraíso mozambicano llamado Machangulo conviven una Naturaleza desbordante y virgen con la triste pobreza de sus habitantes. Como comenté, Santa María es el único pueblo de la península; el resto de los nativos vive disperso en caseríos conformados por unas pocas chozas, sin agua corriente ni electricidad. Andando por el bosque son pocos los signos de vida humana. A veces se ven mujeres quemando vegetación para sembrar una huerta, o en algún cruce de camino aparece un insólito chiringuito cerrado a cal y canto, construido con la loca esperanza de que alguien pasaría por allí y compraría algo. En medio de tanta soledad y silencio resulta realmente entrañable descubrir una humilde capilla. Los nativos profesan el animismo, aunque de alguna manera lo comparten con el cristianismo. Estas pequeñas iglesias, usadas sólo cuando algún cura visita la zona, están en rincones muy visibles y altos, rodeadas de pasto. Son construcciones de paja y maderas, tienen el suelo de tierra y bancos hechos con troncos. El aire entra sin más, ya que no tienen ventanas ni puertas. Tampoco poseen adornos, ni imágenes, ni siquiera una cruz. Aún así, resultan tremendamente sugestivas.
Islas en Islas Quirimbas
Isla Ibo
(2)
El desconocido (incluso por el "Dios Google" Archipiélago de las Quirimbas", es un conjunto de unas 36 islas cercanas a la costa norte de Mozambique. Ibo es una de las "puertas de acceso" a las islas, aunque ni es la más famosa, ni la más concurrida, por eso fui. "Hace mucho que pasó el momento de esplendor de la isla. Un par de grandes avenidas de arena entre decadentes mansiones cubiertas de musgo, muchas completamente abandonadas, alguna rehabilitada para edificios oficiales y un par de "resorts" (hay que entender el concepto de resort que tienen aquí). Todo eso en línea de puerto-playa. Hacia el interior, la mansiones pasan a ser casas bajas y, después del mercado, que es una pequeña tiendita en una de esas casas, ya casi todo son chozas, hacia el otro lado de la isla. En el extremo noroeste está la Fortaleza Sao Joao. Tiene forma de estrella y, como dije, ahora la usan los orfebres para fabricar y vender sus joyas. Muy cerca, hacia el norte, Hay una estrella de cemento pintado en el suelo, a la que se acercan algunos musulmanes a rezar, sobre todo por la mañana temprano. Desde la fortaleza tomo camino hacia el puerto de dhows por un bonito y arbolado paseo que llega hasta el minifaro. Un poco más adelante hay un bar-restaurante, cuyo único cartel da al mar, así que desde tierra ni te enteras que está allí, a no ser que alguien te lo diga. Tiene una mesa de billar y, a partir de las 22:00h. Ponen el transformador para dar luz y música, pero solo viernes, sábado, festivos y la víspera. A continuación un pequeño, pero arreglado parque, nos lleva directos al Fortín de San José. Detrás, la enmohecida iglesia, con su cartelito de "la estamos restaurando". Entre la iglesia y la novísima Escuela de Carpintería está la "entrada oficial" al puerto de dhows. A partir de la Escuela continua una venida flanqueada por diversos edificios, hasta una plazuela donde, literalmente, se termina la "civilización". Es posible ser asaltado por algún mono, cabra, vaca... Por el camino algún vendedor de joyas intenta colocarte sus artículos, algún niño intenta hacer las veces de guía. Un par de jóvenes lo han intentado y, al decirles que no necesito guía, uno de ellos ha querido engañarme, indicándome lo que buscaba en dirección contraria. Pero, para su mala suerte, cuando he preguntado los dos han contestado al unísono, en direcciones opuestas, con lo que no podía confiar en ninguno de los dos y he preguntado a otro niño que me ha indicado bien. Creo que me he pasado de largo el mercado unas tres veces, y claro, es que yo buscaba un mercado como los que vengo viendo hasta ahora, o sea, un recinto, más o menos cerrado, en cuyo interior se distribuyen los diversos puestos tipo mercadillo, pero no, aquí es, como digo, una pequeña tiendita, sin cartel o pista alguna que te haga sospechar que allí se vende algo, aunque luego venden de casi todo." El recorrido exacto del city tour, lo podéis ver en: Http://es.Wikiloc.Com/wikiloc/view.Do?Id=301470 Se puede llegar en avioneta desde Pemba por unos 200$US. Yo llegué por tierra: Primero un chapa tanzaniano (camioncillo "adaptado" para llevar pasaje) 8 horas, de Pemba a Tandanhangue, 150Meticais (4'55€), y después un down (especie de rústico velero con motorcillo, vamos una patera) de Tandanhangue hasta Ibo, alrededor de una hora, depende de la climatología; con motor, 40M (1'21€) Eso es lo que pagan los locales (atención que intentan timarnos con mucha diferencia, me llegaron a pedir 200M). A vela es más barato y se multiplica el tiempo claro. Podéis leer más sobre Ibo en: Http://www.Dondeestayola.Com/search/label/Mozambique PD: Los vídeos (si consigo subirlos) están inéditos, porque me cargué el programita de marras por el camino y no puedo editarlos, así que ahí queda eso completamente "virgen".
Bahías en Machangulo
Península de Machangulo
Al otro lado de la Bahía de Maputo –brazo de mar que resguarda a la capital de Mozambique del Océano Índico- se extiende la idílica Península de Machangulo, una franja de tierra poco habitada, con dunas altísimas, espectaculares lagunas interiores, animales salvajes y nada menos que 22 kilómetros de costa sobre el océano. Por varias razones Machangulo se ha mantenido virgen y perdida en el tiempo. Uno de esos motivos es su difícil acceso desde Maputo. Aunque las distancias son cortas, por tierra demanda casi 6 horas de viaje, cuyo tramo final atraviesa la espectacular Reserva de Elefantes de Maputo. Otra opción es cruzar la bahía en barco hasta la aldea de Santa María –el poblado principal de la península-, aunque lo mejor es hacerlo en avioneta, lo que lleva sólo 20 minutos. La península está apenas habitada. Los nativos viven en pequeñas aldeas construidas con esparto y madera y sobreviven gracias a la pesca y a lo que producen sus huertas. La mayoría no habla portugués, sino Ronga o Shangaan y profesa el animismo. Este paraíso escondido tiene apenas una rústica pista principal y unas pocas que la atraviesan, de ahí que la única forma de movilizarse sea en un todoterreno. El interior de la península está cubierto de un bosque bajo, que da paso a espectaculares dunas a medida que uno se acerca a la costa sobre el Índico. Al otro lado de los médanos se encuentra una playa interminable de arena dorada, posiblemente la más increíble que vi en mi vida.