Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Cremona?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Cremona

176 colaboradores
Iglesias en Cremona
Chiesa San Vincenzo
(4)
Iglesias en Cremona
Saint Margherita
(1)
Iglesias en Cremona
Chiesa di Santo Omobono
Iglesias en Cremona
Iglesia de San Michele Vetere
(1)
Iglesias en Cremona
Sant'Agata
(1)
Iglesias en Cremona
Chiesa di San Luca
(1)
Iglesias en Cremona
Iglesia de San Lorenzo
Iglesias en Cremona
Iglesia de San Abundio
Iglesias en Cremona
Iglesia San Agostino
Iglesias en Cremona
Iglesia Santa Lucía
Iglesias en Cremona
Iglesia de la Trinidad
Palacios en Cremona
Palazzo Comunale
Palacios en Cremona
Palazzo Trecchi
Palacios en Cremona
Palazzo Cittanova
(1)
Palacios en Cremona
Palazzo Stanga Trecco
(1)
Palacios en Cremona
Palazzo Raimondi
Palacios en Cremona
Palacios en Cremona
Palacios en Cremona
Palazzo Vidoni

61 cosas que hacer en Cremona

Catedrales en Cremona
Catedral de Cremona
(3)
Es moderna, por lo menos respecto a la mayoría de iglesias de Cremona. El edificio se construyó a partir de 1758, y está desacralizado, había dos señoras en una especie de mercadillo benéfico en su interior, que merece la pena contemplar. Es el único ejemplo de iglesia con el claustro en su entrada, la fachada del templo es uno de los lados de este. Fue cementerio de los que morían en el vecino hospital Mayor, desde 1972, al construirse el nuevo hospital, es cuando la iglesia pierde su función religiosa.
Monumentos Históricos en Cremona
Torrazzo
(3)
Una de las experiencias que no te puedes perder en Cremona es la subida de Torrazzo (5 euros), que se encuentra en la Piazza Comune. Una escalera de 487 escalones conduce a la parte superior de la torre, que está a unos 111 metros. La subida no es muy difícil, porque los escalones son bajos y hay varios puntos a lo largo de la subida que invitan a detenerse para admirar la vista, aunque a través de rejas en las ventanas. Los diez últimos metros de subida se realizan por una escalera en caracol muy empinada y que no está cubierta: quien sufre de vértigo queda advertido. Sin embargo, incluso desde el balcón de abajo, se puede admirar una magnífica vista de 360 ​​grados de la ciudad. Desde el balcón de Torrazzo también se puede admirar una vista única de la plaza, de la catedral y del ayuntamiento.
Teatros en Cremona
Teatro Ponchielli
(2)
Es uno de los teatros italianos más antiguos: la estructura original es de 1747, pero fue destruida a causa de un incendio en 1806. El teatro fue restaurado y reconstruido el año siguiente, después de otro incendio en 1824. La fachada es neoclásica, con el tradicional pórtico sostenido por columnas jónicas. El interior, con una planta en forma de herradura de caballo y tres filas de palcos, está decorado con estuco dorado y marfil. Propone una interesante temporada de ópera.
Museos en Cremona
Museo Civico Ala Ponzone
En sus inicios, según el testamento del marqués Giuseppe Sigismondo Ala Ponzone en 1842 este dona sus posesiones y crea el museo, luego se amplió con obras de algunas iglesias de Cremona, y otros legados, por lo que la colección de pinturas y esculturas ahora asciende a más de dos mil piezas. La sección dedicada a la Edad Media y el siglo XV, con esculturas, frescos etc está situada en la primera sala. La galería de la pintura de Cremona del siglo XVI ofrece una antología completa de artistas desde los inicios de este movimiento. Artes aplicadas, grabados y demás obras de arte completan esta interesante colección.
De interés cultural en Cremona
Cremona
(1)
Cremona está ubicada al sur de la Lombardía, a orillas del río Po; y al otro lado del río, en Emilia-Romagna, encontramos la ciudad de Piacenza, a sólo 30 km. El origen de la ciudad es incierto, pero todo indica que Cremona nació en la época prerromana. Según algunos historiadores, un troyano huyó de la ciudad destruida, fundando Brimonia que, con el tiempo, pasó a llamarse Cremona. Para otros, el fundador habría sido un compañero de Paride llamado Cremona. Hay una leyenda en la que Hércules aparece como fundador. Cremona fue fortificada por los romanos en el año 218 aC Fue conquistada y destruida por Vespasiano; luego fue reconstruida. Importante y vital centro de la zona del Po, la ciudad fue olvidada durante mucho tiempo, se cita muy esporádicamente en raros documentos o solamente se la recuerda como la cuna de alguna figura histórica. La ciudad renació en la Edad Media, participó en varias luchas y guerras, fue separada, reunida y controlada por el clero. Pocas ciudades de la región tienen una historia tan rica como la de Cremona. La gente de Cremona sobrevivió manteniendo sus tradiciones, absorbiendo influencias de otras culturas. Cremona es conocida por la torre construida junto a la Catedral, la llamada Torrazzo de Cremona. Esta torre de ladrillos es la más alta de Italia, solamente inferior a la torre de la Catedral de Mortegliano, en la provincia de Udine, que, sin embargo, es de cemento. Además, el Torrazzo es también una de las más altas torres del mundo, sólo superada por la torre de la Catedral de Landshut, en Baviera. La torre se puede visitar, pero sólo para aquellos que tienen el corazón y los pulmones en buen estado. No sólo las guerras y la arquitectura contribuyen al encanto de Cremona. La ciudad cuenta con un importante puerto fluvial y un interesante centro culinario. En Cremona nació y vivió Antonius Stradivarius, quien dejó un legado de música que estimula la ciudad todos los días. No hace falta decir que es la mejor escuela de fabricación de violines de Italia. Sus calles y callejones son el hogar de numerosos talleres en los cuales se fabrican violines y otros instrumentos con la misma calidad artesanal de siempre. Curiosidad: el delicioso turrón fue inventado aquí como imitación culinaria del de Torrazzo.
Iglesias en Cremona
Chiesa San Vincenzo
(4)
Ahora está en proceso de rehabilitación, por lo que no puede visitarse, la iglesia actual es el resultado de la unión del templo románico de San Vicente y el de San Giacomo. La fachada , terminada en 1629, presenta elementos decorativos barrocos y neoclásicos . Una inscripción en arcilla sobre su fachada demuestra que el jurista Riboldo de Sigoli destinó la suma de tres libras a las obras, no se sabe muy bien si fue para terminarlas o durante estas.
Plazas en Cremona
Piazza Stradivari
(1)
La Piazza Stradivari en Cremona forma una "L" y es el resultado de varios cambios en el tejido urbano, aunque siempre mantuvo su propósito comercial, marcada por la presencia histórica de la feria que tiene lugar dos veces a la semana desde 1780. Nombrada "Platea Capitanei" desde el siglo XIV hasta el siglo XVI a causa de la torre y del edificio ocupado por el Capitano del Popolo en 1270. Llamado "Platea Parva" en el mapa hecho por Antonio Campi en 1853 y más tarde traducida como Piazza Piccola, como un apéndice de la Platea Mayor, o Plaza Mayor, tal y como era llamada la actual Piazza del Comune, pocos metros más arriba. La plaza sufrió muchas transformaciones, pero en su ubicación central permaneció como el centro de eventos, ya que es vecina de la plaza principal de la ciudad. Es en Piazza Stradivari donde se reciben a los visitantes distinguidos, y se desarrollan eventos culturales. Del mismo modo, ha cambiado de nombre varias veces durante los siglos. Hasta 1999 se llamó Piazza Cavour, en homenaje a un héroe nacional. Fue entonces rebautizada en homenaje al Cremonese más ilustre, sinónimo de violín en todo el mundo: Antonio Stradivari, cuya estatua se encuentra en el ángulo de intersección del cuadrado que forma la "L". La estatua es una obra contemporánea del escultor milanés Floriano Bodini, donde el maestro luthier está representado con un estudiante que recibe un violín. Música, cultura y tradición, y una gastronomía rica y acogedora, están bien representados en esta, la plaza de los Cremoneses.
Iglesias en Cremona
Saint Margherita
(1)
Pequeña y bonita, esta iglesia se asoma sobre la Via Trecchi, pero puede pasar inadvertida a un visitante con prisas. La parte más interesante del edificio religioso está custodiada en su interior: un tesoro que contiene algunos de los mejores ejemplos de frescos manieristas de Cremona. Los frescos se revelan a lo largo de los seis altares laterales, en el presbiterio y en la bóveda, y representan escenas de la vida de Cristo. Fueron hechas por Giulio Campi, junto a su hermano Antonio. Campi también realizó en 1547 la iglesia misma, bajo encargo del Obispo Marco Gerolamo Vida.
Monumentos Históricos en Cremona
Baptisterio de Cremona
(2)
Restaurado y reabierto al público hace unos años, vale la pena visitar el interior de esta construcción (entradas a 3 euros) para comprender plenamente su esplendor. Muy impresionante, el interior conserva el aspecto románico, a pesar de la adición de dos altares barrocos. A lo largo de las paredes hay dos niveles de galerías con ventanas geminadas que dejan entrar la luz, alternando con zonas de pequeños arcos oscuros. Hermosa la fuente bautismal con base monolítica de mármol rojo en el centro de la construcción. El Baptisterio domina el lado sur de la Piazza Comune. Fue construido a partir de 1167, pero sufrió numerosas restauraciones en los siglos posteriores. Es un edificio románico de planta octogonal.
Monumentos Históricos en Cremona
Cripta de la Catedral
(1)
En medio de la catedral de Cremona, una escalinata (muy concurrida durante los eventos como el Festival del Turrón) conduce a la cripta, donde están enterrados los 9 santos patronos de la ciudad. Se remonta al siglo XVII. Lo primero que me tocó de esta cripta fue el techo pintado con frescos con motivos muy particulares. Las columnas y los techos abovedados dan movimiento al techo, y las estrellas y las decoraciones de oro hacen el resto ... parece que se está en un pequeño observatorio astronómico. Detrás del altar está expuesto uno de los santos (todo el cuerpo momificado) y también se le puede ver desde una perspectiva más cercana, siguiendo el pasaje detrás del altar. La entrada es gratuita.
Palacios en Cremona
Palazzo Comunale
El Palazzo Comunale de Cremona es de origen medieval y su estructura se mantuvo intacta hasta el siglo V. El austero edificio se comenzó a construir a partir de 1206, como testimonio hay una lapida en la fachada, con una planta irregular típica del "Broletto" Lombardo (en la Edad Media, Broletto era el nombre de la plaza donde se llevaban a cabo las asambleas populares). En 1245, la estructura fue ampliada y pasó a incluir la torre cívica. Otras intervenciones importantes tuvieron lugar a partir de la segunda mitad del siglo XV hasta la forma actual de la fachada, obra de Voghera, donde es posible reconocer tres elementos distintivos: los pórticos con arcos agudos, las ventanas restauradas en 1496 y la corona merlada. Bajo el pórtico se conservan algunos frescos originales del siglo XI. Hoy en día, en el antiguo edificio del siglo XI con decoración del siglo XVI, la planta superior alberga la colección que hizo famosa a la ciudad como la capital mundial de lutería: "Gli Archi di Palazzo Comunale" Pero otras salas despiertan el interés del visitante, tales como "La Sala della Giunta," o la sala donde se reúne la Junta de Concejales de la ciudad. Con Torrazzo, la Catedral, el Baptisterio y la Loggia dei Militi, el Palazzo Comunale constituye el escenario arquitectónico de una de las más bellas plazas medievales de toda Italia.
Información Turística en Cremona
Puente de Hierro del Rio Po
El puente sobre el río Po que conecta las provincias de Piacenza (región de Emilia-Romagna) y Cremona (región de Lombardía) es de hierro y está al lado del puente del ferrocarril. Piacenza y Cremona son dos ciudades del Imperio Romano, y ambas tienen más de dos mil años. En otros tiempos, este cruce se hacía por barco, hasta que el primer puente fue construido...quien sabe hace cuanto. Realmente hay pocos registros sobre todos los puentes que se construyeron cada vez que el río Po salía de sus márgenes, inundando todo y arrastrando barcos, puentes y edificios en sus orillas. El problema, según se cuenta en la ciudad de Cremona, era la costumbre de construir puentes muy pequeños muy cerca del agua. El puente de hierro que se ve hoy fue construido en 1860 utilizando los registros de antiguas inundaciones. Un puente elevado y distante de los márgenes, para resistir las crecidas caprichosas de los ríos. Como el proyecto inicial no previó una inundación mayor que las anteriores, el puente sufrió por una nueva inundación más grande de lo esperada. Se reestructuró el puente en 1892 por la Società Nazionale delle Officine, una empresa especializada en la construcción y renovación de vías férreas y puentes. El puente de hierro ahora recibe un tráfico pesado y constante, resistiendo sin problemas. También es el paso obligado para muchos circuitos ciclistas que conectan Piacenza a Cremona. Una zona agrícola poblada de pueblos y tradiciones. Sólo en bicicleta es posible conocer todos los secretos de esta zona.
Carril bici en Cremona
Carril Bici de Cremona
La bicicleta es un medio muy práctico de locomoción, ya que permite conocer lugares y paisajes a veces inaccesibles por otros medios. Por otra parte, no hay contaminación, es silencioso (a veces) y permite largos paseos con poco esfuerzo. Es posible conocer buena parte de Europa subido en una bicicleta. Italia no es la excepción. La zona entre Piacenza y Cremona es ideal para largos paseos en bicicleta y algunos circuitos facilitan el desplazamiento sobre dos ruedas. Existe, por ejemplo, la ruta del Parque del Po y de Morbasso, con un circuito de 12 kilómetros llanos en medio del verde, a la vera del río Po. La ruta comienza en Cremona, en Largo Marinai d'Italia y prosigue por Colonie Padane hasta alcanzar la Strada Alzaia del Po. Hay muchos puntos panorámicos, con atractivos naturales, históricos y arquitectónicos. Incluso en un día de invierno, cuando la temperatura sube un poco más de los cero grados, es posible pasear - sin prisa - por el circuito. Compañía no le va a faltar. Si el ciclista llega a Cremona desde Piacenza, después de cruzar el puente de hierro que separa las dos provincias - y la región de Emilia-Romaña de Lombardía - con una agradable travesía sobre el río Po, basta con girar a la derecha justo después del puente y seguir a la orilla del río. ¡Buen paseo!
Jardines en Cremona
Parco al Po
El Parco al Po, como se llama el Parco Maffo Vialli, en Cremona, es una de las muchas zonas verdes de la ciudad. Como la relación entre Cremona y el río Po siempre fue muy cercana, era de esperar que muchas de las actividades de ocio se concentrasen en los márgenes del río. Con algunas instalaciones deportivas dentro del parque, es imposible encontrarlo vacío. También se utiliza para eventos culturales durante los meses más cálidos del año. Con una rica fauna y siempre en movimiento - el paso de las aves migratorias es realmente muy alta - lo que nos da la certeza de que apenas apreciamos la belleza local que se conserva. También rica es la flora que se encuentra en muchos caminos y senderos en los árboles. Hacer un picnic aquí es un éxito y mesas no faltan. Circuito ciclista, canchas de fútbol, ​​pista de patinaje, pista de jogging, y clubes náuticos y polideportivos, piscinas, pistas de tenis, pista de patinaje y pista para jugar a la petanca. ¿Queda claro que las actividades de ocio tienen lugar en Cremona, a la orilla del río? Pero sabemos que el Museo de Historia Natural está también instalado en el parque, además de un pequeño puerto. Todo esto entre el verde, rodeado de plantaciones de heno, mucha historia y una ciudad mágica que hay que descubrir poco a poco.
Iglesias en Cremona
Chiesa di Santo Omobono
Omobono Piazza Omobono, 1 De vez en cuando descubrimos personalidades muy conocidas localmente pero completamente desconocidas para la gran mayoría. San Omobono es el santo patrono de Cremona, ciudad de Lombardía, en Italia. Es también considerado el protector de los comerciantes, trabajadores del sector textil y sastres. Omobono Tucenghi era un hábil comerciante de telas, muy respetado en la ciudad. Casado y sin hijos, usó el dinero para ayudar a los más necesitados, además de acoger niños abandonados y reconciliar familias. En fin, un hombre conocido y muy respetado en Cremona. Una mañana de otoño de 1197, en la Iglesia Santo Egdio, Omobono se encontraba como siempre en el lugar que ocupaba durante la misa. Algunos notaron que de repente palideció y fueron a su socorro. Inesperadamente, sin emitir ningún sonido, Omobono murió. La noticia se esparció rápidamente y una gran multitud corrió a la iglesia. Justo cuando se cantaba en el altar un cántico de gloria, Omobono dejaba la vida. Luego comenzaron las voces a hablar de milagros y la tumba de Omobono se convirtió en un sitio de peregrinaje. El Papa Inoocencio III promovió su canonización el 13 de enero 1199, menos de dos años después de su muerte. La iglesia Santo Egdio pasó, entonces, a ser conocida como Santo Omobono.
Palacios en Cremona
Palazzo Trecchi
El Palacio Trecchi en Cremona fue inaugurado en 1496 y hoy es un importante y activo centro cultural en la vida de la gente de Cremona. El edificio tiene su origen en la sangre de Gian Maria Visconti, apuñalado dentro de la iglesia de San Gottardo en Milán por Giacomo y Giovanno De Trechis, en 1412. Cuando fueron desterrados de la ciudad, buscaron refugio en otras ciudades diferentes. Fue finalmente en Cremona donde Giacomo De Trechis comenzó la historia de su familia, que se prolongó durante más de quinientos años. Inaugurado en 1496, el Palazzo Trecchi fue obra del arquitecto Giovan Donato Calvi, nacido en Cremona. El proyecto inicial era distinto de la actual construcción y sufrió diversas modificaciones a lo largo de los años. En 1843, el Marqués Alessandro Trecchi presentó un nuevo proyecto a los organismos públicos, y la nueva construcción alteró radicalmente la antigua planta del edificio. Después de un período de abandono, Guido Grandellini compró el edificio en 1989 con el objetivo de restaurarlo y abrirlo al público como centro cultural. En 1990 el Palacio Trecchi pasó a manos de los marqueses Guido y Alessandra Biandrà. Desde entonces, se inició un largo y costoso trabajo de restauración y, aunque aún no se ha completado, el edificio alberga diversas actividades culturales, tales como cursos, conferencias, exposiciones, conciertos y espectáculos, y está disponible para bodas y eventos privados. El sueño de Guido Grandellini, que falleció el 19 de junio de 1999, fue finalmente concluido. Y la ciudad de Cremona ganó un espacio como pocos.
Ciudadelas en Cremona
Monticelli D'Ongina
En la provincia de Piacenza, nos encontramos con Monticelli d'Ongina, que se encuentra a unos 20 km de Piacenza y a otros 10 km de Cremona. De construcción romana, fue feudo de los poderosos de cada época y llegó a nuestros días acumulando tradiciones y calles tranquilas. Es un municipio con poco más de cinco mil habitantes, esparcidos por la zona agrícola y las fracciones, que son distritos del municipio ubicados más allá del perímetro de la ciudad. ¿Se imagina un pequeño lugar donde parar para comer o dar un paseo en una tarde de primavera, con plazas, arquitectura que admirar y colinas? Es Monticelli d'Ongina. Por cierto, la palabra Monticelli es el diminutivo de colina, pero la ciudad está a 40 metros del nivel del mar. La bicicleta es el medio de transporte ideal para conocer la región. La ciudad está en un camino a orillas del río Po y se auto-declara como la senda a la capital del ajo. Personalmente, me quedo con el salami producido en la región, que se comercializa en la fracción de San Nazzaro po el Slaumificio Val D´Ongina, uno de mis favoritos. El castillo actualmente se llama "Rocca Pallavicino Casali" y alberga dos museos. Rocca es fortaleza en italiano, y era habitual añadir al castillo el nombre de los nobles que mandaban en la región. Si usted está interesado en el ajo, le informo que el festival anual se celebra el primer domingo de octubre. Si usted está interesado en caminar por un lugar tranquilo, lleno de tradiciones, gastronomía de calidad y de una arquitectura atractiva, pase una tarde en Monticelli d'Ongina. Siempre que no sea jueves, cuando el mercado local cierra y es difícil hasta tomar un simple café.
Plazas en Cremona
Piazza Comune
(1)
Es uno de los ejemplos mejor conservados en Italia de espacio público medieval. Centro religioso y civil de la ciudad, cercana a él, en un espacio limitado, pero nunca lleno, la hermosa catedral dedicada a Santa María de la Asunción, el Torrazzo, el Baptisterio, el Ayuntamiento y la Loggia del Militi. Por esto, la plaza está cerrada por tres lados por las masas arquitectónicas de todos los principales edificios de la ciudad. Situada en el punto más alto de la ciudad, allí confluyen más de 12 vías, de acuerdo con la típica estructura urbana medieval. En la plaza también está ubicada la oficina de turismo, situada en una antigua farmacia.
Actividades en Cremona y cerca
Excursiones
Alpes Suizos en el Bernina Express
(133)
129
¡Mítico!
Tours y visitas guiadas
Oferta: Visita de Milán + La Última Cena
(120)
55
Oferta y sin colas
Tours y visitas guiadas
Visita guiada a La Última Cena
(160)
50
Sáltate las colas
Tours y visitas guiadas
Autobús turístico de Milán
(96)
22
Excursiones
Excursión a Venecia desde Milán
(23)
129
Tours y visitas guiadas
Tour privado por Milán ¡Tú eliges!
(28)
160
Tours y visitas guiadas
Visita guiada del Teatro alla Scala
(46)
29
Tours y visitas guiadas
Visita guiada por Milán
(29)
15
Excursiones
Excursión al Lago Como desde Milán
(6)
79
Imprescindible
Espectáculos
Cena espectáculo en la Maison Milano
(5)
59
Excursiones
Excursión a Venecia desde Bérgamo
(2)
99
Excursiones
Excursión a Roma desde Milán en tren de alta velocidad
199
Sáltate las colas

Cosas que visitar y que hacer en Cremona

Esta ciudad italiana ha sido relevante
por su relación histórica con los luthiers, artesanos que producían instrumentos de cuerda frotada, y que de cierta forma dejaron huella en mucho de lo que hay en Cremona.

Es una ciudad con muchos palacios, plazas y museos, pero si quieres empezar una ruta por las cosas que ver en Cremona, te recomendamos la
Piazza del Comune donde además de tomar algo podrás ver uno de los monumentos que visitar en Cremona más importantes: la Catedral Duomo. Es una muestra del arte lombardo y alberga un campanario impresionante, el Torazzo, que es el más grande que ver en Cremona y de Italia.

Otro de los lugares que ver en Cremona es el Palazzo Munizipale, un palacio del siglo XIII reformado al estilo renacentista, del que resaltan las terracotas añadidas durante el renacimiento. También son famosos otros palacios como el Stanga y el Affaitati, ambos sitios que ver en Cremona y que son joyas del XVI.

Sin duda una de las cosas que hacer en Cremona si te gusta mucho el arte, es una ruta por sus numerosos palacios. Y además de todos los citados, tampoco dejes de ver el Palazzo Fodri, cuya fachada se encuentra decorada con frisos marciales y bustos en mármol.