Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Islas Vírgenes de los Estados Unidos?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Islas Vírgenes de los Estados Unidos

64 colaboradores
Los destinos más populares

23 cosas que hacer en Islas Vírgenes de los Estados Unidos

Playas en Trunk Bay
(1)
Ciudades en Christiansted
Christiansted
(1)
No se si llamarla ciudad o pueblo grande, ya que Christiansted es la mayor de las dos ciudades de St Croix. A menudo Christiansted se describe como una ciudad danesa del siglo XVIII que hubiera sido transportada al trópico caribeño; y no es una idea descabellada. Al explorar la ciudad, caminamos por aceras empedradas del siglo XVII y XVIII a la sombra de hermosos paseos cubiertos, disfrutando de pequeñas y encantadoras tiendas que encajan perfectamente en edificios construidos hace más de 300 años. También encontramos una serie de edificios históricos conservados y pintados de color amarillo brillante como cuando se construyeron allá por el siglo XVIII. Estas construcciones son lo que queda del amplio y complejo sistema de Aduanas y Puertos de la isla. Para quien quiera picotear algo o tomar una ricas cervezas de trigo y miel, hay un montón de buenos restaurantes en los alrededores de la ciudad y sobre todo en el paseo marítimo. La zona histórica de Christiansted abarca unos 108km2 y está perfectamente conservada y gestionada por el Servicio de Parques Nacionales de Estados Unidos. Fue, en su tiempo, el área utilizada para atracar los buques que transportaban la carga humana de esclavos, el ron y la melaza, siguiendo la ruta del comercio triangular a través del Caribe, a Europa y África. Hay que pasearla con calma y dejar que nuestra imaginación vuele al pasado...
Playas en Salomon Bay
(1)
Playas en Salomon Bay
Playas en Hawk Nest
Playas en Little Hawknest
Playas en Cinnamon Bay
Playas en Little Cinnamon
Playas en Maho Bay
Playas en Francis Bay
De interés turístico en Charlotte Amalie
Playas en Leinster Bay
Senderismo en Salomon Bay
Castillos en Charlotte Amalie
De interés turístico en Christiansted
Fort Christiansvaern
(1)
Construido a finales del 1700 de recio ladrillo amarillo, el fuerte Christiansvaern es el mejor conservado de los cinco fuertes daneses que aún quedan en las denominadas Indias Occidentales. La fortaleza es un maravilloso ejemplo de la arquitectura militar colonial danesa. Aunque fue construido para la defensa contra piratas y corsarios, así como para evitar el levantamiento de los esclavos, sus cañones no han conocido la guerra. El fuerte está construido alrededor de un pequeño patio e incluye bastiones en las esquinas y pequeñas y oscuras mazmorras. Originalmente utilizado por el ejército danés, el fuerte más tarde sirvió como cárcel y también como lugar santo para servicios religiosos. Por tan sólo dos dólares merece la pena visitar el fuerte, ya que ofrece una interesante perspectiva de la historia de las islas en época de piratas y bucaneros.
De interés turístico en Christiansted
Old Danish Custom House
Hay contrastes realmente hermosos, lugares que parecen decorados de película, a los que sólo les falta los actores vestidos de época y un galeón cargado de tesoros. Esta parte de Christiansted, una pequeña ciudad en Saint Croix, es deliciosa, tranquila y muy bien cuidada, espejo de la afabilidad de sus habitantes. No tiene mucho que ver, apenas tres puntos históricos y un paseo por la orilla de la marina. Pero esos tres puntos bien merecen la pena. Uno de ellos es la hermosa Casa de Aduanas amarilla que se asienta en el césped frente a la fortaleza de la ciudad. La aduana era el tercer edificio de paso en la obligada cadena burocrática del comercio local. Después de que los comerciantes pasaran por el puesto de pesaje que se encontraba en los muelles de Christiansted y el de inspección, su siguiente parada era la Casa de Aduanas para pagar los impuestos correspondientes. La construcción del edificio refleja totalmente el estilo europeo de los primeros colonos, así como las modificaciones necesarias para la vida en la isla, como por ejemplo la escalera de barandas que parecen dar la bienvenida ( a los pagadores) que adorna el frente del edificio y la adición de protecciones contra los frecuentes huracanes que muestra la necesidad de proteger el edificio de los elementos. La Casa de la Aduana se remonta a 1734 cuando fue residencia de una sola planta del contable comercial del muelle a la que luego se añadió el segundo piso según fue aumentando su importancia y necesidades financieras. Esta fue la sede de la Compañía de las Indias Occidentales Danesas, y albergaba los bienes, las oficinas, el personal y los esclavos. Originalmente era tres veces más grande que la estructura actual, y su patio acogió algunas de las mayores subastas de esclavos en el Caribe. Una historia un poco triste, pero pertenece al pasado. Hoy alegra nuestros ojos con su colorido y su perfecto estado de conservación.
De interés turístico en Frederiksted
Plantación y molino de azucar de Rust op Twist
(1)
La plantación de azúcar y el molino no son contemporáneos, media casi un siglo entre uno y otro. Por un lado, la propiedad de caña data de 1755, mientras que el molino se levantó en 1851. Debió ser en su momento muy importante en la producción del azúcar y sus propietarios bastante ricos, sobre todo si tenemos en cuenta que aunque no queda mucho de las estructuras de labor y residencia iniciales, la casa de la familia debió tener las comodidades superiores que le permitieron recibir el nombre que posee, " Rusp op Twist", que viene a ser " Descanso tras el trabajo duro", lo que no deja de ser irónico si recordamos que el trabajo lo realizaban los esclavos. Sea como fuere, durante 130 años, lideró la producción azucarera de St. Croix, periodo que finalizó en 1880 y que dejó prácticamente agotada la tierra para otros cultivos. De ese periodo quedan varios restos, como una trituradora a vapor relativamente intacta, un molino de viento y uno de tracción animal. Los edificios de la fábrica original fueron completamente reconstruidos para servir de oficina para la estación marina de St. Croix, que pertenece a la universidad de Texas. Las habitaciones que servían para alojar a los esclavos y al supervisor de la finca también han gozado de una restauración completa, para albergar a la actual familia propietaria los Dyer. Incluso la tumba de uno de los miembros de la familia forma ya parte de la historia del lugar y del mismo paisaje. Un alto en el camino en la visita de la isla para admirar la preciosa costa de St. Croix y aprender del pasado de la isla.
De interés turístico en Frederiksted
Fort Fredrik
(1)
Ya desde lejos llama la atención, sobre todo si se llega, como yo, en un crucero. Destacando sobre el oro de la arena de la playa y el verde de los frondosos jardines que lo rodean y convertido en símbolo nacional, el rojo y blanco Fort Frederik fue construido en la década de 1750 para proteger la costa de los piratas. Es un excelente lugar para visitar y al tiempo aprender sobre la importancia de las Islas Vírgenes en la historia mundial. Poca gente sabe, que en 1776, el primer saludo desde suelo extranjero a la nueva y emergente nación de los Estados Unidos de América fue disparado con los cañones de la fortaleza. Fue también desde ella, que el gobernador danés Peter Von Scholten emancipó a los esclavos el 3 de julio de 1848. Unos 8.000 esclavos marcharon desde la cercana La Grange a Fort Fredrik y exigieron su libertad. De pie sobre las murallas, el gobernador cedió a las demandas de la multitud. El fuerte cuenta con un museo y galería de arte, aunque en el momento de mi visita estaban cerrados. Vale la pena rodear el pequeño y bajito fuerte, que parece que fuera de juguete, con su color chillón y llamativo, como si quisiera destacar y hacerse grande en vez de pasar desapercibido, envalentonado por sus cañones que sobresalen casi sobre la playa, donde otros que le pertenecieron están clavados entre las piedras. Y quizá la mejor vista sea desde allí, desde la dorada arena de la playa, donde el agua del mar refleja la pequeña pero aguerrida fortaleza de Fort Fredrik