Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Sligo?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Sligo

39 colaboradores

19 cosas que hacer en Sligo

Catedrales en Sligo
Catedral de la Inmaculada Concepción de Sligo
Está situada al lado de la anglicana Saint Mary the virgin and Saint John the baptist. Es mucho más grande que esta y más bonita en el interior pero menos en el exterior. La verdad es que no destaca en nada, pero la visita es obligada junto a la iglesia anglicana.
Sitios insólitos en Sligo
Casa Abandonada
Este rincón, sinceramente me es muy caro a mis sentimientos. Llegué a él sin quererlo, en realidad, no podría haberlo querido ya que no sabía de su existencia, pero lo que si sabía, era que debía perderme en el interior de Irlanda si quería ver verdes increíbles, paisajes hermosos y unos caminos que se complican para manejar por el hostil clima de la isla. Recuerdo haber sacado las fotos pensando en lo lindo del lugar, es solo una casa, una casa abandonada en el medio de la nada, en el medio de la nada de Irlanda mejor dicho, pero no hay que olvidar una cosa, "en lo sencillo de las cosas, está lo complejo de las mismas..."
Abadías en Sligo
Sligo Abbey
Es el único edificio medieval que conserva la ciudad, de 1253. La mayoría del edificio es del siglo XV. Los elementos más importantes son las tallas y el claustro. Fue construida para los dominicos. El edificio es precioso, y aunque es una típica estructura irlandesa no deja de sobrecogerte su atmósfera medieval.
Catedrales en Sligo
Catedral de Santa María la Virgen y San Juan Bautista
La Catedral de Santa María la Virgen y San Juan Bautista, John Street, es el edificio más antiguo aún en uso continuo en la ciudad de Sligo. Los anales mencionan una fundación monástica en el lugar de la catedral en 1245. En 1730, un arquitecto alemán, Cassels, llegó a Irlanda para construir Hazelwood House de la Wynnes. Él fue el encargado de diseño de San Juan. Cassels fue muy influenciado por el modelo basilical en la construcción de San Juan. La Catedral fue descrita en 1752 por Pococke - "La iglesia diseño del Sr. Cassels, tiene la forma de una cruz con galerías en todos los rincones, excepto el este. El techo es una curiosa pieza de trabajo. " En el 1800 la iglesia sufrió más renovaciones. Las ventanas fueron sustituidas por arcos de estilo gótico. La iglesia es anglicana y está situada justo al lado de la catedral católica. Pudimos admirar el interior que para mi gusto es muy modesto para las expectativas que produce el exterior. El exterior como he comentado, es muy bello.
Comisarías en Sligo
Comisaría de Sligo
Situada en un edificio de piedra en el centro de la población. La Garda es el nombre de la policía irlandesa y si os pasáis por la comisaría observaréis los uniformes y vehículos que poseen. Otra curiosidad más del país.
Cementerios en Sligo
Cementerio megalítico de Carrowmore
(1)
Es el cementerio más grande de tumbas megalíticas en Irlanda y el segundo en Europa. Los restos datan de hace más de 5000 años y se pueden visitar una treintena de tumbas de unas sesenta descubiertas hasta ahora. Además del espectáculo sugerente de los dolmen y de los círculos de piedra, es posible sumergirse más profundamente en el lugar, visitando la exposición en una antigua cabaña restaurada. No es posible venir de lejos sin hacer frente al camino que lleva a la montaña Knocknarea, pavimentada de adoquines y atravesada por amistosas vacas que pastan en los alrededores (ver el video). Esta colina cercana al cementerio alberga en su cima un dolmen, la tumba de la feroz reina celta Maeve de Connaught.
Cementerios en Sligo
Tumba de W.B. Yeats
(1)
Pasar por Sligo para saludar y rendir homenaje a este gran poeta era un paso casi obligatorio de nuestro recorrido por Irlanda. Este famoso escritor nacido en Dublín ha dedicado muchos poemas a su tierra natal. Murió en Francia en 1939, pero su tumba fue trasladada casi diez años después, a Drumcliff, en el Condado de Sligo, ciudad natal de la madre. En efecto, Yeats pasó mucho tiempo allí durante su infancia y él mismo declaró que era el lugar que más lo había influenciado en toda su vida. La lápida muestra un verso final de su poema "Under the Ben Bulben", escrito en el mismo año de su muerte: "Echa una mirada fría. Sobre la vida, sobre la muerte. Caballero, pase de largo." Busque las curiosidades de este gran poeta y dramaturgo, encontrará muchas. Al visitar la tumba llevamos con nosotros algunos de sus poemas y los leímos al pie de su tumba, parecía un hermoso homenaje para rendir a este famoso personaje irlandés.
Cataratas en Sligo
Cascadas de Glencar
(2)
La cascada de Glencar no es particularmente impresionante por su altura o volumen, aunque después de llover, su flujo se vuelve más imponente. Aquí es posible hacer un agradable paseo por el maravilloso bosque que rodea la cascada. Hay otras cascadas visibles desde la carretera, pero ninguna es tan romántica como ésta. También hay otras instalaciones en el lugar, como un sitio de pícnic y un mostrador de información. La característica especial de este lugar es aún más importante después de los lugares vinculados al gran poeta irlandés WB Yeats. En este lugar se ambienta su poema "The Stolen Child". Aquí se puede leer este texto percibiendo al máximo la magia del lugar y de su cascada. Yo también recomiendo poner en el mp3 la versión musical de este poema, firmado por la genial Loreena McKennit.
Ciudades en Sligo
Sligo
(1)
Lo cierto es que es más conocida por su patrimonio vinculado a la familia de artistas y escritores Yeats. Entre las principales cosas que ver, está la estatua de WB Yeats y el paseo a lo largo del canal. También está el museo de la ciudad (entrada gratuita), un lugar un poco extraño que da la impresión de tener apilados objetos diferentes organizados de forma caprichosa.
Playas en Sligo
Abadías en Sligo
Abadía de Sligo
La pequeña ciudad de Sligo, de calles estrechas y coloridas, llenas de restaurantes y tiendas, es poco más que una ciudad de paso, por lo menos hoy en día, ya que en el pasado fue lugar de peregrinación y recogimiento de multitud de religiosos y devotos que acudían a la impresionante abadía de Sligo. Por eso, sólo nos detuvimos, como la mayoría de los visitantes, para conocer la historia que nos regalan sus piedras. Azotada por varios incendios que redujeron a cenizas anteriores asentamientos religiosos, la actual semiruina se construyó a mediados del siglo XIII y hasta la llegada de los ingleses en el siglo XVII que la destruyeron casi por completo junto con el resto de la ciudad, estuvo funcionando a pleno rendimiento religioso y cultural. Tras pasar por la recepción que de nuevo cuenta con un folleto informativo muy completo en castellano, vamos recorriendo cada una de las dependencias del antiguo monasterio e iglesia en un viaje al pasado en el que no hace falta esforzar la imaginación para tener una idea muy clara de lo que en sus tiempos tuvo que ser este cenobio irlandés. Enormes paredes que se resisten a caer, ayudadas por el constante cuidado de la OPW (Oficina de Trabajos Públicos), preciosas piezas de ornamentación escultórica, nichos sepulcrales y sobre todo un precioso claustro que se conserva perfectamente y que constituye el corazón de la abadía nos van metiendo de lleno en un lugar que también tiene sus leyendas. Como la que nos lleva a buscar en el suelo de uno de los pasadizos cerca de los claustros una losa de tumba con el nombre "James". Nadie parece saber quién era James, pero saben que la losa fue mandada a colocar por su madre. Lo curioso es que sólo queda eso, su nombre, porque el resto de la inscripción que recogía sus datos fue borrada a golpes de cincel. Los lugareños creen que James debió haber sido un personajes de cierta importancia que cayó en la desgracia y perdió el favor de algún señor del lugar, que inmediatamente después de su muerte quiso que desapareciera totalmente de los registros de la historia. Otro hecho curioso lo encontramos en el centro de visitantes. Expuesto a todo el que quiera verlo, contiene una copia de un documento poco conocido, el diario de Charlotte Thornley, madre de Bram Stoker, autor de la archiconocida novela "Drácula". Los dos vivían en la ciudad de Sligo durante la epidemia de cólera de 1832. En el diario, Charlotte describe la situación desesperada en la que"los vivos luchaban para enterrar a los muertos" ya que las víctimas eran tan numerosas que había que dar sepultura a los cadáveres amontonándolos unos encima de otros hasta formar pilas de hasta 10 cuerpos en un mismo hoyo e incluso llegó un momento en el que por falta de sitio en tierra sagrada las víctimas se acumularon en el espacio del altar mayor de tal manera que era imposible entrar a la iglesia sin pisarlos. Leyendas, piedras centenarias y sobre todo un lugar encantador y al mismo tiempo sobrecogedor. Imprescindible.
Bares de Copas en Sligo
Calles en Sligo
Bares de Copas en Sligo
De interés turístico en Sligo
De interés turístico en Sligo
Lagos en Sligo
Pueblos en Sligo

Cosas que visitar y que hacer en Sligo

La ciudad de Sligo es la capital del estado homónimo,
en Irlanda. Es la segunda ciudad con mayor población de la provincia de Connacht,
después de Galway. Las principales
cosas que visitar en Sligo
giran
en torno a su envidiable entorno natural y a las variadas ofertas de ocio y
patrimonio arquitectónico por toda la ciudad.

Para empezar la visita en pleno centro de la ciudad,
uno de los
sitios que ver en Sligo
es la Catedral de Santa
María y San juan Bautista. Es el edificio más antiguo de la ciudad,
aproximadamente del año 1245. La iglesia es anglicana y está situada justo al
lado de la catedral católica. Podemos continuar la visita por la Catedral de la
Inmaculada Concepción, mucho más cuidada en el interior. Son los edificios religiosos
más importantes que ver en Sligo.

La visita a la Sligo Abbey es la siguiente visita a
los edificios históricos de la ciudad. Es de origen medieval y fue construida
por los dominicos. No debe falta la visita entre las cosas que hacer en Sligo
hoy
en día. Pero sin duda lo mejor de la ciudad son los paisajes
naturales de los alrededores, las cascadas de Glencar son una reserva natural
hermosa, así como el entorno natural donde se asienta la tumba de W. B. Yeats,
poeta famoso de la ciudad.

Por último, el mayor cementerio de tumbas megalíticas
en Irlanda y el segundo más grande de Europa, el cementerio de Carrowmore. Los
restos datan de hace más de 5000 años. Es uno de los lugares más visitados que
hay en Sligo. Otros lugares
que ver en Sligo capital, son Model
Arts and Niland Gallery, Yeats Memorial Building o la mansión Lissadell.

Son muchas las
cosas que hacer en Sligo
y
sus alrededores, ¡ven a disfrutar de esta maravillosa ciudad irlandesa!