Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Haridwar?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Haridwar

50 colaboradores

21 cosas que hacer en Haridwar

Ciudades en Haridwar
Haridwar
(1)
En donde empiezas a notar el folclor indio más allá de Delhi.
De interés turístico en Haridwar
Ceremonias en el Har Ki Pairi
Las ceremonias que se celebran cada tarde en el ghat de Har Ki Pairi son alegres, vistosas y distendidas. En estos escalones junto al Ganges de Haridwar, a diario cientos de indios e indias de todas las edades se congregan para ofrecer flores y velas al río sagrado. También para bañarse y, de esta manera, purificarse en sus aguas. Bullicio, cánticos y emoción duran hasta bien llegada la oscuridad, y lo mismo ocurro con la lanza de ofrendas y los baños. Da la sensación de que de Har Ki Pairi nadie quiere marcharse, quizá porque muchas de las personas que están allí son venidas de media India pues Haridwar es, para muchos hindús, sitio sagrado de peregrinaje. No te lo puedes perder. Esta ceremonia es de lo mejor que ofrece la ciudad. El ambiente es muy bueno. Te gustará.
Calles en Haridwar
Haridwar Road
La Haridwar Road es una suerte de gran vía, una de las arterias principales por las que circula el tráfico de esta ciudad con independencia de que sea humano o animal. Conecta la estación de tren con el resto de la urbe y es en sí misma un espectáculo. Aquí personas, caballos, vacas, rikshaws, motos y cualquier otro tipo de vehículo o ser vivo que se te ocurra corren a diario una carrera cuyo premio es la supervivencia. Es ruidosa, sucia (aunque no especialmente teniendo en cuenta que estamos en India) y casi siempre una locura, sobre todo para un occidental. No te extrañe ver vacas tumbadas en mitad de una rotonda mientras los vehículos las esquivan a velocidades que madre mía. De sus aceras, cuando las hay, salen algunos edificios interesantes cuyos bajos, cómo todos, están atestados de comercios con todo tipo de productos. También encontrarás a tu paso mil y un puestillos de comida ambulante, alguna con mejor pinta que otra. ¡Ah! Y más letreros publicitarios que en una película de Antena 3. Si eres lo suficientemente valiente para recorrer la Haridwar Road a pie será toda una experiencia (yo lo hice y he vivido para contarlo, no tengas miedo). Te permitirá observar con tus propios ojos cómo es el día a día de los locales en esta ciudad. Más auténtico imposible. Eso sí, mucho a cuidado al cruzar la carretera.
Templos en Haridwar
De interés turístico en Haridwar
Amanecer en Haridwar
(1)
Mucho antes de amanecer, la ciudad de Haridwar empieza a despertarse (si es que alguna llegó a dormirse del todo). Todo un espectáculo que bien merece un madrugón. Por un lado el Ganges bajando con los pequeños Himalayas de dondo, formales ante los tres ojos vigilantes de la gran estatua de Shiva que mira en la dirección por la que pronto comenzará a ascendente sol. Por el otro la ciudad y sus gentes que van, vienen y se preparan para afrontar los retos del nuevo día. Desde el Gat de Har Ki Pauri o, mejor aún, desde la ventana de uno de los hoteles que dan a él la vista es inmejorable. Pero no te quedes solo con el impresionante paisaje. Junto al sagrado Ganges las madres, muchas de las cuales han pasado allí la noche, apremian a sus hijos. Es la hora del baño para unos, de realizar las primeras abluciones para otros.
De interés turístico en Haridwar
Abluciones en el Ganges
Donde hay Ganges hay siempre gente bañándose en sus aguas. Según la tradición hinduista, todo aquel que se sumerge en el río sagrado queda limpio de los pecados cometidos con anterioridad al baño, de ahí que muchos indios e indias peregrinen hasta él al menos una vez en la vida para darse un chapuzón. Alrededor del Gat de Har Ki Pauri podrás ver cómo hombres, mujeres y niños realizan abluciones casi a cualquier hora del día aunque es justo antes de la caída del sol, cuando en los escalones tiene lugar la ofrenda, cuando más ‘bañistas’ encontrarás, incluso podría decirte que 'bañistas en masa'. Si lo deseas tú también puedes sumergirte en el Ganges (a esta altura el río aún no ha corrido mucho y no está contaminado en exceso). Hazlo siempre vestido y sin molestar a los demás, con muchísimo respeto. Y por supuesto en los lugares señalados al efecto, sin saltarte en ningún caso las cadenas de seguridad a no ser que quieras acabar en Venarés o más allá.
Estatuas en Haridwar
Estatua de Shiva gigante
Enorme, así es la estatua construida en Hardiwar en honor de Shiva, una de las tres deidades más veneradas del hinduismo. Se trata de una figura gigante puesta en pie con el cabello ondulado, peinado que conecta directamente con el fluir del río. Según la tradición, el rey BhaguiRatha imploró a la madre Ganga que bajara al mundo para purificar sus pecados y los del resto de la humanidad y Shiva ofreció su melena como colchón al salto de la deidad. De ahí la conexión entre el dios y el río. A la pétrea representación, ubicada en una islilla en mitad del Ganges unida al continente por un puente de tirantes, no le falta detalle. En ella se ven claramente atributos como la media luna o el tridente. Este último puesto en sus manos simboliza que la creación, el mantenimiento y la destrucción del mundo están bajo su control. La estatua gigante de Shiva impresiona a cualquier hora del día pero al caer el sol y muy especialmente a su salida se ve muy hermosa. No obstante, no esfácil mirarla a la cara pues su cabeza apunta al Himalaya, directamente a la dirección por la que sale el astro rey.
De interés turístico en Haridwar
Teleférico
La mejor panorámica alta de la ciudad de Haridwar se obtiene subiendo a la colina del Mansa Devi. Para ello hay dos opciones: ascender andando por una asfaltada carretera o subirse al teleférico que lleva a los pies del templo. Ambas dos son muy económicas, la primera cuesta cero y la segunda muy pocas rupias. Puedes comprar el ticket del teleférico allí mismo y subirte al compartimento poco después. Estos son de cuatro plazas y, si no vas en grupo de cuatro, te tocará compartir cabina. Las cabinas están abiertas al exterior (no tienen cristales) pero cuentan con gruesas barandillas de protección. Parecen seguras y son muy coloridas. Una vez arriba lo dicho, disfruta de las vistas y, sobre todo, no dejes que los monos te roben el bocata. ¡Están por todas partes! Asimismo, si decides hacer uno de los trayectos a pie (por ejemplo, subir en teleférico y bajar andando) ten siempre a mano tu bolsa. En esta zona existen carteristas aunque no son muy sutiles. Los reconocerás con mucha facilidad.
Mercados en Haridwar
Mercado de Haridwar
El mercado de Haridwar es el sitio ideal para mezclarte con la población local y adquirir un montón de regalos. En él encontrarás todo tipo de mercancías, desde telas hasta joyas, pasando por especias, inciensos, figuritas religiosas, y los más típicos y horteras souvenirs. Acuérdate de regatear antes de comprar, estás en India. Si además tienes hambre este sitio es buen lugar para hacerte con algo de picar. Decenas de vendedores de comida ambulante lo recorren con sus delicias, algunas realmente buenas y siempre muy baratas. En época de monzón, el mercado de Haridwar puede estar un poco embarrado. La lluvia no perdona, así es la vida aquí. Ten cuidado con no resbalarte y listo. También es frecuente encontrarse con vacas tiradas entre los comercios. Es totalmente normal. No te metas con ellas y ellas no se meterán contigo. Sencillamente, ignóralas. Lo mismo se aplica a los rickshaw, aunque los que transitan por aquí suelen ser generalmente sin motor.
Mercadillos en Haridwar
Mercadillo del Mansa Devi
Antes de entrar en el templo Mansa Devi tendrás que atravesar su mercado. Parte está al aire libre y parte a cubierto. Ambos dos son extremadamente coloridos aunque es el último el que casi por sistema se encuentra abarrotado de gente. En el mercadillo exterior encontrarás todo tipo de productos de fabricación india. Inciensos, especias, telas, alajas, figurillas, tampones y pigmentos para pintarte tikas en la frente, etc. Mientras en el interior los productos en venta están pensados para las ofrendas. Ahí encontrarás flores y velas para poner ante las estatuas de los dioses. En este segundo mercado, en el cubierto, hay además un pequeño puesto para dejar los zapatos. Tendrás que quitártelos sí o sí si tu intención es acceder al edificio religioso. No hay opción.
De interés turístico en Haridwar
Puente interior de Har Ki Pairi
En medio de la vorágine del gat de Har Ki Pairi se encuentra un pequeño puente interior con frases en hindi grabadas al costado. Los peregrinos lo cruzan despreocupados de un lado a otro, a lo más se quedan a observar la ofrenda de pie o apoyados sobre sus barandillas, pero la actividad interesante tiene lugar en el agua. Bajo el único arco de este sencillo paso rosado hay colocadas unas cadenas. ¿Por qué? Para que los bañistas que se zambullen en el Ganges no acaben arrastrados por la fuerza de la corriente. Así que no te será difícil encontrar gente colgada, literalmente, de las cadenas de este puente. Los que no son tan osados (e inconscientes) como para intentar pasar por el centro del río se sumergen en los escalones, a la orilla, sin sobrepasar las fuertes barandillas metálicas de seguridad. En muchos casos estarán encantados de ser el objetivo de tu foto, incluso se animarán a posar o te reclamarán una instantánea.
De interés turístico en Haridwar
Puestos ambulantes
Donde hay puja o artii (ceremonias religiosas de ofrenda en este caso a la madre Ganga, osease, al río Ganges) hay puestillos de ofrendas y otras historias. No te sorprendas si te los cruzas mientras caminas por el Har Ki Pairi de Haridwar y mucho menos si quienes los regentan son menores de edad. Aquí y allá entre las gentes que van, vienen y se preparan para el rezo, verás pequeños que venden flores en un cuenquito hecho con hojas que tiene una mecha en medio. Estas sencillas linternas se compran cuestan un par de rupias y se lanzan al río encendidas para ganarse el favor de la divinidad. También podrás encontrar frutas, pan y algunas otras cosas para picar. Además de estos puestos ambulantes no será raro que observes pequeños, generalmente niñas descalzas y muy jovencitas, que corren con una especie de salsera en la mano a tu alrededor. Pintan tikas en la cabeza (esa marquita en la frente que puede ser de distintos colores) a todo el que pueden y luego le piden unas rupias. Aquí es algo también normal, que no por ello deja de ser un tanto triste.
De interés turístico en Haridwar
Tatuadores nocturnos
Esta fue una de las cosas que más me impactó de Haridwar. Los tatuadores que trabajan junto a la orilla del Ganges en plena noche (y quizá también durante el día, ¿quién sabe? Yo desde luego no). Estos hombres son capaces de grabarte la piel a la luz de una linterna y bajo unas condiciones higiénicas imaginarias. No hay problema. Si hay rupias hay tatuaje (algo muy poco recomendable por motivos obvios). Los encontrarás al otro lado de Har Ki Pairi, al cruzar el gran puente anterior al ghat. En ellos generalmente solo verás hombres. Yo la principio no daba crédito a la situación. Me dejó realmente sin palabras. Definitivamente como se dice en este país “en India todo es posible”.
Estaciones de Tren en Haridwar
Estación de tren
La estación de tren de Haridwar siempre está atestada de gente, como casi todas las estaciones de tren en India. A sus andenes llegan los ferrocarriles regulares que vienen de Delhi (13 horas minuto arriba, minuto abajo), Venarés (24 horas) y cualquier otra ruta que tenga esta ciudad con otra. Cuenta con una amplia sala de espera cubierta por la que la gente vaga y descansa tirada en el suelo sin ningún problema. En un enorme y viejo panel podrás ver los horarios de trenes, tanto de salidas como de llegadas. En los andenes suele haber puestos de comida callejera montados sobre carritos (aunque no siempre). En la estación de tren de Haridwar podrás comprar billetes en ventanilla pero no esperes que te lo den ‘para el siguiente tren’. Si lo haces prepárate a luchar, literalmente, por llegar a la ventanilla (a codazos si es necesario, no es broma) y emplea tus mejores habilidades de comunicación para entenderte con el hombre que esté al otro lado del cristal rejado que, casi con toda seguridad, no hablará inglés. No olvides un boli y una libreta, te será útil, y comprueba muy bien después que te han venido el pasaje que querías. Se puede llegar cómodamente al centro de la ciudad desde la estación de tren de Haridwar, tanto a pie por la animada Haridwar Road como en rikshaw en todas sus variedades. Fuera en el aparcamiento encontrarás vehículos deseando llevarte al fin del mundo. Negocia antes de subirte en cualquiera de ellos.
Pueblos en Haridwar
Estaciones de Autobús en Haridwar
Mercados en Haridwar
Estaciones de Tren en Haridwar