MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Szentendre?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Szentendre

42 colaboradores

15 cosas que hacer en Szentendre

Pueblos en Szentendre
Szentendre
(2)
Apenas a 20 Km. De Budapest por la N-11 (Óbuda) y a orillas del Danubio se encuentra una de las ciudades más turísticas de Húngria después de la capital. Según la historia en el año 1690 más de ochocientas familias serbias llegaron a este lugar, huyendo de la invasión turca, con lo que se convirtió en el centro cultural y religioso serbio más importante dentro del territorio húngaro. Ya en siglo XX varios pintores, escultores y diversos artistas se refugiaron es esta ciudad en busca del retiro. Pasear por las orillas del danubio y recorrer sus estrechas calles llenas de recuerdos, iglesias y tiendas de souvenirs, hacen que la visita a esta ciudad se convierta en imprescindible. Aparte de esto mi consejo es visitar un museo-tienda de mazapán es precioso, se encuentra en una callecita paralela al río que va a para en la plaza principal Fó tér realmente preciosa. E
2 actividades
Ciudades en Szentendre
Szentendre
(2)
Szentendre (o San Andrés) es un pueblo bastante bonito, con las típicas casitas bajas de pueblo y calles adoquinadas con un montón de sitios para tomar algo. Se le conoce como un pueblo de artistas. Las casas de colores le dan mucho encanto y la vía principal así como la plaza estaban repletas de tiendas para llevarte todo tipo de recuerdos. También hay puestos donde pintores ponen a la venta sus trabajos.
2 actividades
Museos en Szentendre
1 actividad
Museos en Szentendre
Calles en Szentendre
Avenida Dumtsa Jenő
La Avenida Dumtsa Jenő es el corazón turístico de la pequeña ciudad húngara de Szentendre, ubicada a unos 25 kilómetros de Budapest, a orillas del río Danubio. Fue nombrada en honor a un rico comerciante de origen griego que se convirtió en el primer alcalde de Szentendre y fue Ministro de Justicia de la ciudad. Durante su gobierno, la ciudad adquirió los bosques de alrededor y ganó importantes terrenos que impulsaron la agricultura local. En 1888, Dumtsa apoyó la construcción de una línea ferroviaria entre Szentendre y la capital. Hoy en día, la avenida Dumtsa Jenő inicia con una maqueta de la ciudad de Szentendre en la que se resaltan los monumentos históricos más importantes del lugar. Destaca la plaza central, la catedral y los parques a orillas del Danubio. Un poco después comienza la zona peatonal, en la que se encuentran antiguas construcciones y que –al igual que buena parte del resto de la ciudad- está empedrada y conserva su estilo original. Quizás por lo bonito de sus construcciones y su ambiente tranquilo, la avenida es sede de decenas de restaurantes y cafés que reciben turistas nacionales e internacionales principalmente durante los fines de semana. Es uno de los lugares más bonitos que ofrece Szentendre para pasear, y uno de los imperdibles de este mágico pueblo húngaro.
Templos en Szentendre
Templo de Pedro y Pablo
El Templo de Pedro y Pablo es considerado como la iglesia más grande de la ciudad húngara de Szentendre. Es uno de los edificios que resaltan a la vista desde dondequiera que se esté en el pueblo, y es que su torre –de 33 metros de altura- queda perfecta en cualquier foto que se haga del lugar. Al exterior del templo se encuentra una plaza dedicada al Papa Juan Pablo II. Hay una serie de jardineras y una estatua del pontífice, quien visitó Hungría en 1991, coincidiendo con el aniversario número 200 de la construcción del templo. Esta visita fue el motivo principal de una serie de trabajos de renovación que se llevaron a cabo en el lugar. La primera estructura de madera que puede relacionarse con el actual templo fue construida en 1708 por un grupo de inmigrantes de Ciprovac que se asentaron en la zona sur de Szentendre. En 1750 se comenzó la construcción del templo que conocemos hoy en día, y la campana se colocó en 1753. El sitio no estuvo en funcionamiento sino hasta 1791. 9 años más tarde –en 1800-, un enorme incendio dañó el edificio a tal punto que incluso las campanas tuvieron que ser reemplazadas.
1 actividad
Plazas en Szentendre
Plaza Central de Szentendre
La Plaza Central de Szentendre es el corazón de la localidad homónima en Hungría. Se encuentra a unos 500 metros de la estación de trenes de la ciudad, y a menos de 200 metros de la orilla del río Danubio. El sitio es conocido por su amplia oferta cultural y por el valor histórico de los edificios que la rodean. Con el paso del tiempo –y por su ubicación a menos de media hora en tren desde Budapest-, se ha convertido en un destino popular para los turistas que visitan Hungría, y alrededor de la plaza se han abierto tiendas de souvenirs, cafés y restaurantes internacionales. Poco se conoce de la historia de la plaza entre los siglos IX y X. Se cree que una tribu llamada “Apurig” estaba asentada en el lugar, pero no se tiene evidencia clara que lo compruebe. Lo que si se sabe es que durante la Gran Guerra Turca hubo una migración masiva de serbios que se establecieron en el territorio de Szentendre, que ganó reconocimiento como ciudad en 1872. Con el paso del tiempo, el pueblo comenzó a atraer artistas, que crearon la llamada “Escuela Szentendre” en el costado oeste de la plaza central. Hoy en día, la ciudad vive principalmente del turismo, y la plaza central es sin duda alguna el punto más visitado del pueblo.
2 actividades
Catedrales en Szentendre
Catedral Belgrado de Szentendre
La Catedral Belgrado de la ciudad húngara de Szentendre es una iglesia ortodoxa serbia de la Eparquía de Buda. Se trata de la primera iglesia serbia construida después de la migración masiva de ciudadanos serbios a territorio húngaro durante la Gran Guerra Turca. El sitio fue construido entre 1756 y 1763 con elementos del barroco, siendo consagrada el 28 de Enero de 1764 por el obispo Dionigi Budzinski. En 1770 fue construido el portal en el costado sud-Oeste, mientras que en 1777 se añadió el campanario. El iconostasio de estilo rococó fue colocado en 1781 por Vasilije Ostojíc. Quizás el elemento más fácilmente reconocible de la catedral es la torre de 48 metros que se encuentra en la fachada principal. Se trata de la torre más alta de Szentendre, que puede verse desde prácticamente cualquier punto en la ciudad. El interior del sitio es mucho más austero que el exterior. Sin embargo, si se tiene la suerte de coincidir con alguna de las celebraciones, merece la pena entrar. Las fotografías no están permitidas dentro de la catedral, y para ingresar hay que pagar un boleto de 1500 forints (5 euros), que incluye también el ingreso al Museo Ortodoxo Serbio que se encuentra a unos pocos metros.
1 actividad
Cementerios en Szentendre
Cementerio Martinovics
El Cementerio Martinovics es el cementerio serbio más grande de la ciudad húngara de Szentendre. Se encuentra en la zona norte de la ciudad, y fue construido durante la inmigración masiva de ciudadanos serbios a Hungría que tuvo lugar durante la Gran Guerra Turca. Las lápidas del lugar están todas inscritas en cirílico, y los visitantes son descendientes de las generaciones de serbios que se asentaron en Szentendre durante los distintos períodos históricos que duró la migración. Hoy en día, la población de serbios en Hungría ha descendido considerablemente, especialmente después de la firma del Tratado de Trianon, en el que se definieron las fronteras entre el reino de los serbios y Hungría. Los pocos serbios que quedaron en territorio húngaro se concentraron principalmente en Szentendre y Budapest. Hoy en día, el único asentamiento húngaro en el que los serbios son mayoría étnica es Lórev, un pequeño pueblo en la isla Csepel. La entrada al cementerio es gratuita, y es un buen sitio para conocer un poco más de la presencia serbia en Hungría. Definitivamente no es uno de los rincones “turísticos” de Szentendre, pero si tienes tiempo después de explorar los atractivos del pueblo, merece la pena darse una vuelta por el lugar.
Miradores en Szentendre
Mirador Angryal
El Mirador Angryal es uno de los rincones más bonitos y poco conocidos de la ciudad húngara de Szentendre. Se ubica en la zona norte de la localidad, no muy lejos del curso del río Danubio, en una pequeña colina residencial. Para llegar se puede caminar desde la plaza principal siguiendo la Avenida Bartók Béla, que lleva al Parque Szobor en las orillas de la ciudad. Desde este sitio se pueden observar las torres de las iglesias más famosas de la ciudad, por lo que es un sitio bonito para ver desde arriba los sitios turísticos por los que anteriormente estuviste paseando. La torre más alta es la de la catedral serbia de la ciudad, que domina el paisaje cubierto principalmente por tejados y pequeñas casitas tradicionales húngaras. Una de las ventajas de la ubicación del mirador es que se pueden tener vistas tanto del casco histórico de Szentendre como del Danubio y de la isla Szentendrei-Sziget. No hay que pagar nada para acceder al mirador, y generalmente no hay demasiados turistas, ya que no está entre los sitios más turísticos de la ciudad, a pesar de que no hay muchos otros miradores desde los que se puedan tener buenas vistas.
1 actividad
Jardines en Szentendre
Parque Szobor
Con más de 3000 metros cuadrados de extensión, el parque Szorbor de Szentendre es uno de los más grandes de la región húngara de Pecs. Se ubica justo en el famoso “Danube Bend” o (“curvatura del Danubio”), y fue construido para albergar las esculturas realizadas por el escultor Dezső Mészáros. Nacido en Szentendre en el año de 1923, Mészáros creció en el seno de una familia húngara pobre; su carrera como artista comenzó con pinturas que realizaba desde que era niño. Durante su época universitaria, se inclinó más hacia la escultura, que siguió practicando hasta el día de su muerte. Al principio de su carrera como escultor, Mészáros intentó llevar a cabo su trabajo en la Unión Soviética, donde fue rechazado inmediatamente, lo que le causó una gran decepción. Sin embargo, poco después consiguió una beca para estudiar en Roma, donde finalmente se estableció y creó buena parte de su obra. Con el tiempo comenzó a ganar fama fuera de Italia, y su trabajo finalmente fue reconocido en su natal Hungría. Hoy en día, sus esculturas pueden visitarse en varios rincones del país, donde el Parque Szorbor resalta por su tamaño y por haber sido dedicado enteramente al artista.
Cementerios en Szentendre
Cementerio Judío de Szentendre
El Cementerio Judío de Szentendre se ubica en la zona norte de la ciudad húngara. No es uno de los sitios más populares entre los turistas, y sin embargo es un lugar sobrecogedor que merece la pena ser visitado si se quiere tener una experiencia un poco más auténtica del lugar. Personalmente disfruto mucho de visitar cementerios y ver la relación de las distintas culturas del mundo con la muerte. Los colores de los cementerios guatemaltecos o las ofrendas que los japoneses hacen a sus seres queridos en forma de comida u objetos que formaron parte de sus vidas son algunos de los aspectos que más me han atrapado durante mis viajes. En Szentendre, el ambiente pesado y de alguna manera misterioso es lo que predomina dentro del cementerio. Especialmente si se visita en días fríos y nublados, el aire que se respira dentro del lugar es sin duda alguna muy particular. Caminar entre antiquísimas tumbas inscritas en hebreo, algunas cubiertas por la vegetación y otras inclinadas por el paso de los años (y los siglos en muchos casos) es una experiencia que pocos tienen cuando visitan Szentendre, y sin embargo yo la recomiendo ampliamente. La entrada al lugar es gratuita y se puede llegar al sitio caminando unos diez minutos al norte de la plaza central de la ciudad.
Iglesias en Szentendre
Iglesia de San Juan Bautista
La Iglesia de San Juan Bautista es un templo Católico Romano considerado el recinto religioso más antiguo de la ciudad húngara de Szentendre. Originalmente llamado “Templo de San Andrés”, fue de hecho el sitio que dio nombre a la ciudad. Hoy en día es uno de los principales atractivos turísticos de la localidad, y un lugar que sin duda alguna merece la pena visitar si se hace una escapada desde la capital húngara a Szentendre. La historia del sitio comienza en el año de 1002. Según algunas excavaciones arqueológicas, el sitio fue establecido sobre las ruinas de otro edificio de origen desconocido. La evidencia histórica indica que entre 1241 y 1283 se construyó el santuario y la sacristía dentro de la nave del lugar. En 1283, la Batalla de Visegrado devastó tanto el templo como el resto de la ciudad. En el Siglo XIV, el sitio fue reconstruido siguiendo los cánones del estilo barroco; fue en este año que se construyó la torre que hoy domina el horizonte de Szentendre. Una de las reconstrucciones más importantes del templo se llevó a cabo en 1710, financiada por la familia Zichy, quien decidió seguir los patrones barrocos. Durante este tiempo se instaló el reloj en la fachada principal, y se construyó una escalera al interior. En 1957, una renovación intensiva tuvo lugar en el templo debido al avanzado estado de deterioro que presentaba.
1 actividad
Ríos en Szentendre
Parque y rio Bukkos
El Parque y el Río Bukkos forman definitivamente parte de mi lista de lugares favoritos no solo en Szentendre, sino en lo que conozco de Hungría. Si bien el pueblo es maravilloso y mucho más tranquilo que Budapest, se agradece que haya un espacio natural tan cercano al centro de la ciudad; un camino por el que pasear con paisajes bonitos y un ambiente aún más relajado. Si bien el pequeño río inicia bien adentro del territorio de Pecs, pasa también por buena parte del centro de Szentendre. Desde la estación de trenes del pueblo no hace falta caminar más que cinco minutos para llegar al parque. A la derecha, el camino llega hasta la desembocadura en el río Danubio, mientras que a la izquierda se llega a un pequeño mercado municipal. Quizás la parte más bonita del río es los puentes que lo cruzan, y las ocasionales casas típicas húngaras que pueden encontrarse mientras se camina hacia el Danubio. Poco antes de llegar al gran río hay una escuela primaria en la que se puede espiar un poco a la vida diaria de los habitantes del lugar. El turismo aún no ha llegado al parque como sí lo ha hecho al centro de Szentendre, por lo que sigue siendo un rincón poco conocido y totalmente recomendable para visitar.
Jardines en Szentendre
Parque Postás
El Parque Postás se encuentra a orillas del río Danubio, cerca de la ciudad húngara de Szentendre. Es uno de los espacios naturales más bonitos de la región, y durante el verano se convierte en una especie de “playa” tanto para los habitantes del pueblo como para los residentes de Budapest que viajan unos kilómetros al norte para disfrutar de Szentendre y su vida tranquila y relajada. El sitio se encuentra a unos diez minutos de caminata desde la plaza principal de la ciudad. Si vienes en tren desde Budapest, lo único que tienes que hacer es caminar hacia la derecha desde la salida de la estación y en menos de cinco minutos habrás llegado al parque. Dentro del sitio (que es administrado por la autoridad municipal) hay duchas gratuitas y un espacio de estacionamiento. Si bien durante la mayor parte del año el Danubio es bastante frío, el Parque Postás merece una visita aunque sea para pasear y hacer fotografías de los alrededores. Generalmente no hay demasiados turistas en el área (la mayoría visita solamente el casco histórico de la ciudad), por lo que es un buen escape cuando el centro se pone bullicioso, especialmente los fines de semana.