Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta La Balme-de-Thuy?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +
¿Dónde quieres ir?

Qué ver en La Balme-de-Thuy

5 colaboradores

2 cosas que hacer en La Balme-de-Thuy

Monumentos Históricos en La Balme-de-Thuy
Necrópolis nacional de Morette
En la carretera de acceso a Thones, está la Necrópolis donde se hace homenaje a la Resistencia, conocidos como los Maquis en la Alta Saboya y que murieron tras un ataque aéreo alemán sobre el territorio, en 1944. Europa lleva luto, la Segunda Guerra Mundial fue terrible, como no, todas las guerras lo son; y justo en esta zona estuvo la Resistencia, entre los que hubo Españoles que ya tenían experiencia por la Guerra Civil y enseñaron a muchos de supervivencia, de ataques, de defensa. La Necropolis me recuerda los cementerios tipo jardín, las cruces sobresalen e identifican cada una de las tumbas, el lugar se mantiene intacto, florido, muy bien cuidado y resta en un muro la frase "Vivir Libres o Morir". Es un lugar que invita a la reflexión e inspira respeto. Al lado de la Necropolis se encuentra un museo, una cripta y un centro de información; todo relacionado con la Segunda Guerra Mundial y el papel primordial que tuvo la Resistencia en el territorio. Es de acceso gratuito, y el lugar produce escalofríos al imaginar lo que paso allí y como marcó nuestra historia. Un lugar a visitar si andas por la zona.
De interés cultural en La Balme-de-Thuy
Museo departamental de la Resistencia
(1)
Todos los departamentos franceses tienen su museo dedicado a glosar los hechos de la Resistencia durante la Segunda Guerra Mundial. En la mayoría de los casos, son bastante prescindibles, entre otras cosas porque en muchas zonas de Francia la resistencia fue un movimiento escasamente representativo hasta los últimos compases del conflicto. Este no es el caso de la Alta saboya, donde los maquis se organizaron por vez primera para la lucha armada y, aunque inicialmente fueron aplastados por las fuerzas alemanas y del régimen colaboracionista de Vichy, finalmente fueron los primeros en conseguir liberar su departamento sin el auxulio de las tropas Aliadas. Por añadidura, el museo, de pequeñas dimensiones pero muy bien montado, se encuentra justo al lado de la necrópolis donde descansan los restos de gran parte de los miembros que iniciaron la resistencia armada en la zona. La parte más emotiva es la cripta, donde se encuentran las cruces con que se enterraron originalmente a los caídos y las lápidas que los cubrían antes de ser exhumados para ser nuevamente inhumados en este cementerio ceremonial.