Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Miravet?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Miravet

16 colaboradores

6 cosas que hacer en Miravet

Pueblos en Miravet
Miravet
(5)
El gran Ebro, en la comarca tarraconense de Ribera d’Ebre, caracolea medio perezoso, como si no quisiera llegar al mar. El paisaje es precioso: Las huertas llegan a la orilla del río, los sauces lamen las aguas, se extienden los frutales por las tierras más llanas. Miravet, una fortaleza musulmana y luego templaria, se recorta contra el cielo. Lo mejor para acceder a Miravet es cruzar el río con el antiguo transbordador. El cruce es una pasada. El transbordador no hace ruido porque no tiene motor, sólo lo guía la maestría del barquero. Las vistas son espectaculares: Las casas colgadas del pueblo y las murallas de la fortaleza se reflejan en el agua. Miravet tiene una plaza sobre el Ebro sombreada de enormes plátanos. Allí hay un par de bares y tiendas. En el resto del pueblo no hay nada más. La subida al castillo caracolea entre casas de origen medieval y a veces se asoma al río. Dentro del castillo todo es grandioso, recintos, patios, y terrazas. Menos la estrecha y serpenteante escalera que parece llevar al cielo. Desde la explanada más alta de la fortaleza uno queda enamorado de la infinita belleza del río.
Castillos en Miravet
Castillo Templario de Miravet
(9)
Casi colgado sobre las aguas del caudaloso río Ebro, que le sirve de espejo donde admirarse, y por encima del precioso núcleo urbano que se agarra a la roca con las uñas, encontramos el imponente castillo de Miravet. Para llegar a él debemos entrar por el centro de la población, y una vez dejada atrás subir por una empinada carretera que nos deja a los pies de la fortaleza. Una vez allí, aún tenemos que subir un poco más por una rampa de tierra para entrar en el cuerpo principal del bastión. De toda la visita al castillo me quedo con las espectaculares vistas que se ven desde el pie de la torre del homenaje con el río como protagonista y por supuesto con las del mirador de la Sanaqueta desde el que se puede contemplar los requiebros del Ebro y parte del conjunto monumental de Miravet. Un espectacular patio de armas es otro de los protagonistas de la visita a la fortaleza. Aunque la verdad no se si la imagen más impactante es la que se obtiene desde el castillo o es la que ofrece la orilla del Ebro que se encuentra frente a él, ya que desde abajo es desde donde realmente se aprecia la tan promocionada y hermosa estampa de la fortaleza rodeada por las casas de Miravet y abrazado el conjunto por el río Ebro, como si de un rey y sus caballeros se tratara. Creo que me quedo con esa última imagen.
De interés turístico en Miravet
Embarcador de Miravet
(3)
Muchas veces son dejamos guiar por las fotos que vemos de los lugares que vamos a visitar y despues cuando visitamos el sitio, nos quedamos un poco defraudados porque no conseguimos sacar esas fotos. Casi todas las fotos que vemos en internet de este maravilloso pueblo están sacadas desde el embarcador (junto a la plaza principal), asi que si llegamos al pueblo, mejor seguir las indicaciones del embarcador que del castillo. Recomiendo ir por la mañana, y si conseguimos verlo con un poco de niebla. la estampa es preciosa.
De interés turístico en Miravet
Paso del Ebro en coche hacía Miravet
(1)
Empezaba a llover, y no sabíamos como llegar a este pequeño pueblo emplazado a orillas del Ebro. De repente vimos la señal a la derecha, bajamos y acabamos en el río, literalmente casi en el agua. Allí no había nadie, un panel con información, y una barcaza al otro lado. Miramos el plano, acceder por carretera suponía varios kilómetros, así que llamamos a un teléfono que allí figuraba para avisar, la mujer del barquero nos indicó que pitáramos, que su marido vendría, y tras algunos minutos se decidió a venir a por nosotros. Atravesó el Ebro sujetado por un cable para que la corriente no lo arrastrase, y esperó a que subiésemos el todo terreno en la barca, en unos minutos lo habíamos atravesado e ibamos camino de Miravet que está solo a un paso.
Fiestas en Miravet
Barcas de la fiesta de San Doménec
Llegamos a Miravet en plenas fiestas mayores veraniegas de Sant Doménec, el santo patrón de los alfareros. Lo que empezó como una celebración que pretendía ensalzar las virtudes y belleza de la alfarería del pueblo acabó trascendiendo al barrio donde se celebraba para ocupar todo el pueblo y diversificar sus celebraciones. Durante tres días, Miravet se convierte en el escenario de una serie de actos festivos, entre los que destaca por su originalidad y juerga la bajada de los andròmines o "trastos" por la parte del Ebro más cercana a la población. Desde los tiempos más remotos surcaron las aguas del Ebro los diversos pueblos que han habitado en la zona: íberos, fenicios, cartagineses, romanos, cuyas naves se desplazaban empujadas por la corriente del agua y el viento favorable o eran impulsadas por hombres de fuerza y mucho brío. Hoy, de manera más festiva y recordando a esos primeros navegantes fluviales se celebra el día de los andròmines. Se trata de embarcaciones hechas a mano por los participantes sin una forma específica, ya que con que se mantengan a flote es suficiente. Algunas son más elaboradas que otras, pero lo importante es divertirse y pasar un día de mucho calor dentro del río. Su origen se remonta al siglo pasado, cuando se utilizaban barquichuelas o "muletas" a modo de ferry para pasar de un lado a otro del río. Las de ahora son balsas adornadas con banderas, pancartas, o simples botes hinchables de plástico que recorren el tramo del río durante unas horas y proporcionan diversión a los que sobre ellas intentan mantener el equilibrio entre risas y música. Y para acabar el día nada mejor que una buena comida a base de vino y carnes asadas, recordando los momentos de diversión que nos ha deparado flotar sobre el río Ebro.
Fiestas en Miravet
Festa de la Cirera i Fira dels Canterers
(1)
Cada año, el segundo domingo de junio (12 de junio para 2016) se celebra en Miravet la Fiesta de la Cereza y la Feria de los Alfareros. En esta fecha se unen dos tradiciones ancestrales del municipio, la cosecha y producción de cerezas y el trabajo artesano con el barro. Durante el día, los alfareros del pueblo exponen y venden sus productos, podréis comprar cerezas, ver una muestra de variedades de cerezas, probar la coca de cerezas...