Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Maun?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Maun

13 colaboradores

6 cosas que hacer en Maun

De interés cultural en Maun
Parque Natural Moremi
(8)
Durante nuestra estancia en el P.N. De Moremi coincidimos en varias ocasiones con unos fotógrafos que se dedican a hacer reportajes de animales en distintos países, os adjunto la página web porque tienen unas fotos y vídeos estupendos, publican información nueva todos los días desde los distintos parques en los que se encuentran. Www.Earth-touch.Com Durante esa tarde, estuvimos más de una hora esperando para ver si se levantaban, pero evidentemente estaban tan relajados que no había forma, sólo nos pasó al lado uno de los dos leones macho, que cambiaba de posición para volver a tumbarse. Empezaba a anochecer y teníamos que abandonar el parque, cierran sobre las 18:30, seguro que nada más irnos se levantaron... Los babuinos son primates de tamaño medio a grande, de hábitos preferentemente terrestres. En el caso de los babuinos hay mucha diferencia de tamaño entre los machos y las hembras. Suelen estar en zonas bastante abiertas. Encontramos un grupo grandísimo al lado de una zona de acampada (aunque estaba vacía) en Moremi, la verdad es que no se asustaban demasiado y eso que había muchas “crías”.
Ríos en Maun
Paseo en barca por el río Thamalakane y Okavango
Se puede hacer con mokoro, que es una canoa impulsada por el guía, siendo la mejor manera de explorar el delta pues al no hacer ruido no espanta los animales. Pero también se puede hacer con barca a motor si van personas mayores y niños, y ves animales pues están bastante acostumbrados al ruido, por lo menos en las cercanías de los lodges donde alquilais las barcas. El precio del paseo no es muy caro, siendo de 10 euros por persona sobre la hora y media. Los animales que más veréis son pájaros. Cuando se divisa la entrada del parque natural Moremi se acabó el paseo y se inicia el retorno. Creo que el paseo es bastante recomendable sin compararse ni de asomo con otros del país como el sunset cruise de Kasane.
Ciudades en Maun
Ciudad de Maun
Maun es la capital del delta del Okavango, quinta población de Botswana. Tiene 30.000 habitantes y fue fundada en 1915. La pequeña población combina casas y chozas, no hay grandes edificios que rompan el paisaje. En el centro puedes encontrar de todo a pequeña escala, es decir, un pequeño centro comercial, tiendas pequeñas de alimentación, un par de locales con acceso a Internet bastante barato y otras, y un pequeño aeropuerto nacional y para las avionetas que sobrevuelan el delta del Okavango y que encontrareis viniendo de Gaborone por la carretera principal, en el mismo centro en la parte izquierda. Maun es la puerta a un complejo y amplio sistema lacustre formado por las aguas del río Okavango, que forma un delta interior en el nortoeste de Botswana de casi veinte mil kilómetros cuadrados. La ciudad se encuentra al sudeste de este delta, fuera de la zona inundable y a las puertas del desierto de Kalahari. En las afueras de esta pequeña ciudad y a orillas del río, se encuentran varios lodges tipo Audi Camp.
Safari en Maun
Elefantes En Bostwana
(3)
Durante todo nuestro viaje vimos muchísimos elefantes en los diferentes parques que visitamos. En Chobe se los puede ver dentro del agua , había también algunas crías (lo cual siempre gusta), en Moremi, nos recibió uno en la pista de aterrizaje de la avioneta, qué comité de bienvenida tan original!. En Okavango tuvimos el mismo comité de bienvenida, se debieron poner de acuerdo.
De interés cultural en Maun
Los últimos san (bosquimanos) de los pantanos de Okavango
Nos encontramos acampados en algún lugar de la zona pantanosa del delta del Okavango, estamos de enhorabuena, aparte de la belleza extrema, salvaje y pura del entorno, nos han asegurado que en las cercanías de nuestro campamento existe un pequeño asentamiento san. Los san (extraños o vagabundos) también llamados basarva (pueblo que no tiene nada) o más comúnmente conocidos como bosquimanos, palabra que deriva del afrikaans boschjesman, término acuñado durante la época de la dominación holandesa y que significa "hombre del bosque” tienen el gran honor de ser el pueblo más antiguo del mundo. Sus antepasados ocuparon gran parte del Africa austral y sus genes delatan similitudes irrefutables con los primeros humanos que abandonaron el continente. Un pasado glorioso, un presente ruinoso. De los tiempos remotos en los que su afán de expansión les impulsó a colonizar el mundo desconocido, a la actual reclusión en reservas, al reasentamiento, a la aniquilación. El pueblo cazador y recolector de antaño se ha visto expulsado paulatinamente de sus áreas de caza, primero por bantúes y hotentotes, luego por los colonizadores boer-holandeses y posteriormente en la década de los 60 las autoridades coloniales inglesas les confinaron en la reserva de caza del desierto de Kalahari de la cual han sido expulsados recientemente. El gobierno de Bostwana se ha propuesto dedicar el área de confinamiento de los san a la explotación turística y ganar así un buen puñado de divisas, el gobierno de Bostwana prefiere explotar los yacimientos diamantíferos de la zona obteniendo a cambio pingües beneficios a conservar un hábitat en el cual los bosquimanos puedan subsistir haciendo lo que saben, cazar y recolectar y para ello no escatima en privar a estos pobres desgraciados de los bienes más básicos llegándoles a cortar incluso el suministro de agua. Privados de un territorio de caza, expulsados de su propio lugar de reclusión, los últimos bosquimanos se consumen; el aburrimiento y el desarraigo deriva en alcoholismo, desazón y suicidio, algo impensable hace unos pocos años. ¡Felicidades progreso! ¡Casi lo hemos logrado! Entre todos, hemos sido capazas de arrasar y aniquilar de la manera más cruel a una cultura milenaria, esta muerte silenciosa apenas trasciende en los medios de comunicación ¡a quien le importan unos cuantos hombrecillos! Por suerte, nuestros vecinos de campamento, tienen cierta libertad de movimientos aunque según nos contaron se ven obligados a renunciar a la caza y están aprendiendo a vivir a costa de malvender su cultura, sus bailes y su tradición oral a los turistas que les quieran escuchar. Por fin nos encontramos frente a frente con los san, llama la atención su corta estatura, y aunque es de noche y tan sólo contamos con la luz de una enorme hoguera, podemos apreciar la tonalidad color crema de su piel. Por delante nos espera una noche llena de baile, cánticos y magia, la magia de un pueblo que agoniza, que se extingue, son los últimos bosquimanos de Okavango…
Ríos en Maun
El Humedal del Delta del Okavango
Llego el momento de disfrutar de otra maravilla , alojados en uno de los camping , junto a las orillas del delta . Tras instalarnos salimos a la terraza del restaurante , un lugar donde el relax esta garantizado , a conectarnos y cargar baterías ya se sabe ! Al atardecer salimos de safarí nocturno , en lancha rápida ¡ Bueno no estuvo mal , pero el motor asusta y si que vimos ojos que brillaban y pajarillos ocupando sus papiros y cañaverales , cocodrilos mimetizados en las orillas y algún que otro animal barritando . Sería al amanecer que nos esperaban los barqueros de los " mokoro " con sus pértigas , que con esfuerzo clavan en el fondo de la ciénaga , aunque no era muy profunda . Partimos impulsados a través de unos canales estrechos , bordeados de papiros unos esbeltos , preciosos . Otros rotos por y para los caminos de los hipopótamos - elefantes y un mar de nenúfares en flor . Que gentilmente ante el sol el mokorero , me confecciono con un nenúfar , un sombrero único sin duda . Los tonos eran preciosos y una luz especial la verdad que invitaba a sentirse unos auténticos privilegiados , que es lo que éramos . Temía que terminara , llegamos a una isla dentro del delta donde acampamos . Una noche en tiendas , cenando bajo ese cielo cuajado de estrellas y arrullados por los sonidos de la naturaleza y su fauna , un sencillo lujo . Al amanecer invertimos poco tiempo en refrescarnos en la ducha portátil , con un sistema curioso . Y salimos de nuevo por los canales del delta a disfrutar del entorno , sus arboles de bayas de amarulá , de las que arrasan los elefantes , pues les privan su sabor dulzón . Tras comer y descansar quedaba el espectáculo de navegar , sería más correcto decir de dejarnos llevar por los canales del delta , hacia ese momento único y privilegiado con esos colores naranjas y de fondo el trino de los pájaros . Que momentos tan maravillosos por tierra , serpenteando sus canales , sentirlos colman y justifican sin duda la excursión por los múltiples brazos , lagunas eh islas , del delta del Okavango llenos de vida .