MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Qué ver en Bad Muskau

5 colaboradores

2 cosas que hacer en Bad Muskau

Jardines en Bad Muskau
Parque Muskau
El Parque Muskau fue el sueño de un príncipe, Hermann von Pückler-Muskau, una especie de hombre del renacimiento en pleno siglo XIX, ya que era escritor, viajero, consejero político, y principalmente muy interesado en la naturaleza como forma de mejorar al individuo, por lo que decidió crear el parque más grande de Europa Central, con más de 500 hectáreas, lo que inevitablemente lo llevó a la ruina y tuvo que venderlo. En la segunda Guerra Mundial los dos castillos del parque y gran parte de las instalaciones fueron destruidas durante el asedio de Berlín, y al término de la guera, con la nueva frontera germano-polaca marcada por el río Neisse, dos terceras partes del parque quedaron en lado polaco y los castillos y resto del parque en lado alemán. Durante la RDA se restauró el castillo viejo y se mantuvo el parque, pero no fue hasta después de la caída del muro de Berlín que las autoridades decidieron también "reunificar" el parque como símbolo de la reconciliación entre Alemania y Polonia. Por ello, en 2004 la Unesco reconoció "la ejemplar demostración de colaboración inter-fronteriza entre Alemania y Polonia" y nombró al Parque de Muskau Patrimonio Cultural de la Humanidad.
Castillos en Bad Muskau
Castillo Nuevo Parque Muskau
El príncipe Pückler creo un extraordinario parque que el destino, y sobre todo las guerras, quiso que hoy en dos terceras partes esté en Polonia y un tercio en Alemania, por suerte sin fronteras ni aduanas que cruzar, sólo una pequeña bandera que indica que cruzas de un país a otro. El parque se estructuró en torno al nuevo castillo señorial de Muskau, creado por el príncipe, hedonista al máximo nivel, para sus fiestas y saraos, y los jardines son del más puro estilo inglés, que eran moda a finales del s.XVIII y principios del siglo XIX. El castillo quedó destruido durante la segunda guerra mundial, y durante la época de la RDA no tuvieron mucho interés en reconstruirlo, pero la entrada de Polonia en la UE y la búsqueda de una reconciliación con su enemigo tradicional Alemania convirtió el proyecto de reconstrucción en un símbolo de paz, y finalmente fue reinaugurado en 2013 en un símbólico acto. Si no fuera porque hay una exposición donde se ven fotos el estado en que quedó el castillo en la guerra, jurarías que todo es original, ya que hay puesto gran mimo, y dinero, en la reconstrucción de sitios emblemáticos, como la biblioteca y sala de música. Durante mi visita también había una exposición interactiva de última generación, que incluía una visita virtual a los jardines e instalaciones del parque mientras escuchas los planes que el visionario príncipe Pückler desarrolló para el que iba a ser uno de los complejos de parques y jardines más innovadores y grandes de Europa.