MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Bad Harzburg?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Bad Harzburg

9 colaboradores

4 cosas que hacer en Bad Harzburg

Reservas Naturales en Bad Harzburg
Parque Nacional del Harz
(3)
Más por obligación que por placer (en principio claro, que un viaje siempre es un viaje y no faltaba más que desaprovechar una ocasión…) nos hemos acercado de nuevo a Hannover y aprovechando que la casa-móvil tenía que pasar por el taller, y que mientras lo hacía nos prestaban otra auto caravana para poder movernos y alojarnos, nos dimos una vuelta hasta el Bosque del Harz (según había mirado en la red parecía un buen sitio para hacer excursiones a poco más de 100 km de Hanover). Tras kilómetros de amplias y verdes llanuras, descubrimos de pronto la silueta (fácilmente detectable en la lontanaza) de este gigante, abriéndose esplendorosa y brillando en el rojo del otoño para deleite de nuestra llegada. Esta cordillera tiene su montaña más alta en el macizo del Broken (paseo que ya os contaré) 1.1142m. La región de Harz ofrece un montón de posibilidades y un buen número de rutas (que parecen infinitas), a cuevas (como la del emperador Federico Barbarroja), castillos, palacios imperiales, construcciones sacras… y, por supuesto, entrar en el Harz es entrar en el hogar de las brujas (especialmente si lo haces en Walpurgis, la fiesta de las brujas por excelencia). Lo dicho, que si pasas por la zona, no te pierdas la visita.
Bosques en Bad Harzburg
Paseo en el histórico tren de Harz
La niebla empezaba a cubrirlo todo cuando nos quedaba muy poco para alcanzar el pueblo y macizo de Broken, cada paso se hacía más espesa y después de una larga caminata con las fuerzas empezando a flaquear algo suena en la distancia. Un lento, sonoro e inconfundible ruido precede al viejo tren de carbón de Harz que aún hoy sigue funcionado. Tras un largo paseo hasta Broken en un día que se estaba empezando a poner algo feo, descubro de fondo (cosa que me extraña, ya que hasta el momento no había visto ningún vehículo por los alrededores) el sonido de una vieja locomotora seguido de una gran humareda; de pronto, como un fantasma surgido de la espesa niebla un viejo (pero cuidado) tren negro como el carbón que lo impulsa llega hasta su parada en Broken. Aunque el billete me pareció algo caro (si no recuerdo mal 6€), el paseo merece la pena; recorrer el Parque Nacional a bordo de una máquina así consigue que vea el bosque con otros ojos, desde otro tiempo, un paseo casi tan mágico por estas tierras de mitos y leyendas, como descubrirlo de pronto apareciendo entre la espesa niebla justo a tiempo y sin haberlo previsto para devolvernos (después de un trasbordo en el final del trayecto del viejo) a nuestra casita hoy en Bad Harzburg .
Ciudades en Bad Harzburg
Bad Harzburg
La decisión de tomar Bad Harzburg al ataque como punto de partida para unas excursiones por el Parque Nacional del Harz fue totalmente acertada. El pueblo es muy representativo de la de la baja Sajonia ( la región del Harz es conocida como “la tierra de la plata”, hay edificios que atestiguan con su colorida belleza y delicado cuidado de sus detalles, la antigua riqueza de la región; es un poco un pueblo de cuento frente al bosque de las brujas y las hadas; y el entorno no puede ser mejor, frente al parking elegido para aposentar nuestro campamento base se abre un rojo y espeso follaje que nos conducirá por más de un camino hacia lugares desconocidos. Los locales ofrecen productos regionales de muy buena calidad (como mermeladas, licores, miel,..Lo mejor, los dulces, que llenan uno tras otro escaparate con una pinta de morirse) a buen precio. Una de las cosas que más me ha sorprendido de viajar en Alemania ((sobre todo por las zonas menos urbanas y pueblos más pequeños) es, que es más barato que hacerlo por España (a excepción de la gasolina, que es bastante más cara); la otra es, que no hay tanta gente que hable inglés fuera de las grandes ciudades (en Harzburg desde luego bastante poca gente, por no decir casi nadie), pero siempre te acabas entendiendo, porque lo que sí es la gente es bastante predispuesta. Hay buena oferta de restauración, hoteles y pubs… además, Bad Harzburg posee una de las termas más famosas de Almania. Un buen lugar para desconectar, relajarse dando paseos por el Bosque o por sus calles, relajarse y disfrutar, o lo que apetezca, que la oferta teniendo en frente el Parque Nacional del Harz (http://www.Minube.Com/rincón/parque-nacional-del-harz-a107267 ), es más que amplia.
Senderismo en Bad Harzburg
Paseo hasta Broken (Parque nacional de Harz)
Dicen que hasta aquí subían las brujas para reunirse, debe ser por el aire que le da la bruma y que parece embrujarlo todo aquí arriba. Desde Harzburg nos lanzamos al monte para disfrutar de un paseo otoñal que el buen tiempo de este noviembre nos está permitiendo. La oficina de turismo se encuentra en un pequeño parque que hay ante el puente que nos adentra en el bosque de Harz, desde el que seguimos las señales marcadas con un diablillo verde tallado en los carteles de madera que encontramos por el bosque. El paseo (aunque largo, unas 4 horas de subida hasta los 1142m de la cumbre del macizo), es precioso. Un enorme bosque cobrizo que por momentos se adentra en la más absoluta oscuridad y vuelve a la luz, y cruzamos un río, y un lago enorme, para acabar subiendo el tramo más duro sobre una calzada de piedra que nos lleva hasta la cumbre. A estas alturas la niebla va haciendo aparición poco a poco hasta volverse tan densa que deja visible poco más que nuestros pasos. Según voy subiendo y contemplando los paneles informativos que hay en algunos puntos descubro que este lugar era del gusto de Goethe; me pregunto si cuando él paseaba por aquí sentía esta misma sensación de embrujo de cuentos, o él escapó al condicionamiento de las leyendas, sea como fuere, un escalofrío recorre mi cuerpo llegando a la cima cuando de pronto surge en mi camino una gran estructura metálica, con forma de cono invertido, brillando plateada y dejándose ver entre la niebla; por una décima de segundo mi imaginación se escapa de mi lógica y siento que estoy en un extraño lugar y que la explicación más clara es que se trate de un objeto extraterrestre. Medio impactada por lo que ven mis ojos y no soy capaz aún de asimilar continúo caminando para descubrir que mi nave no es más que una antena de repetición de móvil (aunque por un segundo mis piernas siguen temblorosas, qué divertido). Llegamos a Broken, donde una pequeña plaza con un mirador (hoy inútil frente a esta niebla), marca los kilómetros y la dirección hacia algunas famosas ciudades. Hasta aquí dicen que llegaban las brujas de todas partes para congregarse y celebrar sus orgías de sangre y conjuros, y desde aquí tomaremos el famoso tren histórico para conocer un poco más los alrededores del Parque (pero eso será otro rato. Un paseo encantado.