¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Praga en 1 día: los imprescindibles

  • Minube Must-Sees
Praga en 1 día: los imprescindibles

Cuando viajamos buscamos descubrir las cosas más fascinantes de ese lugar que un día despertó nuestra curiosidad. Praga tiene mucho de ese embrujo, y una vez que te atrapa ya no te suelta. Descubre el encanto de Praga en un día, pues la ciudad de las Cien Torres te está esperando y este será un viaje que se te quedará ¡grabado en la retina!

 

QUÉ HACER EN PRAGA EN 1 DÍA:

 

Día 1 - mañana:

 

Visitar Praga en un día es una experiencia intensa y no hay mejor manera de comenzar a explorar la ciudad que visitando su castillo. Aquí no encontrarás ni murallas, ni almenas y ni siquiera altas torres, ya que el Castillo de Praga es un conjunto de edificios y palacios próximos que se concentran en un enorme recinto. Así pues en lugar de fosos y torreones encontrarás el antiguo Palacio Real, en el que vivieron los príncipes de Bohemia y cuya belleza puede apreciarse tanto por fuera como por dentro, donde destaca su bóveda estrellada y enormes ventanales. 

 

Antes de recorrer las demás partes del recinto, otra de las cosas indispensable que hay que ver en Praga en un día es asistir al Cambio de Guardia que se realiza frente al palacio. Después, dirígete a la Catedral de San Vito, uno de los monumentos del gótico checo más impresionantes de todo el país. Si su fachada ya te parece deslumbrante, en su interior descubrirás aún más, pues posee una preciosas vidrieras por las que la luz se filtra llenando de color todo el edificio. Al lado de la Catedral verás la Basílica de San Jorge, una iglesia cuya fachada resulta muy diferente a las demás y cuyo interior es una joya del arte románico. Tras la basílica continúa caminando hasta llegar a una de las calles más peculiares de la ciudad, el Callejón del Oro. Aquí te encontrarás casitas de colores que conservan el encanto medieval. Herreros, orfebres y artesanos vivieron aquí, así como uno de los personajes más célebres de la ciudad, ¡el mismísimo Kafka!

 

Día 1 tarde:

 

Tras hacer una pausa para comer, reanuda la marcha y dirígete al barrio de Malá Strana. Este es el barrio contiguo al Castillo cuya plaza más importante es la Plaza Malostranské, donde se ubica uno de los templos cuyo precioso interior te dejará sin palabras, la Iglesia de San Nicolás. Después de tu paso por Malá Strana visita Staré Město, la Ciudad Vieja. Accederás atravesando el río por el maravilloso Puente de Carlos, no sin antes detenerte en una de sus estatuas, la de San Juan de Nepomuceno. Pide un deseo y ¡seguro que se te cumplirá!

 

Ya en la otra orilla recorre la Plaza de la Ciudad Vieja, en la que se concentran algunos de los monumentos más importantes de la ciudad como el famoso Reloj Astronómico, que concentra todas las miradas, así como la bellísima Iglesia de Nuestra Señora de Týn, con sus dos torres que parecieran sacadas de un cuento de hadas. Caminando un poco más y a pocos minutos de la plaza, encontrarás una de los miradores más increíbles de la ciudad, la Torre de la Ciudad Vieja. Llegarás justo en el momento perfecto, al atardecer. Aquí simplemente relájate y disfruta viendo cómo la caída del sol tiñe las aguas del río Moldava sobre el majestuoso Puente Carlos.  

 

Y qué mejor forma de terminar el día que tomándote una auténtica Pilsner Urquell. Visita alguna de las dos cervecerías más famosas de la ciudad U Fleku y U Medvidku y descubrirás lo que es la gran meca de la cerveza en Praga. ¡Esto si que es acabar el día por todo lo alto!

...Leer