¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Edimburgo en 3 días: la esencia de la capital

  • Minube Must-Sees
Edimburgo en 3 días: la esencia de la capital

Una visita a Edimburgo de 3 días da para mucho más de lo que imaginas. Durante este viaje descubrirás los edificios, museos y monumentos más populares del centro y visitarás otros rincones la ciudad algo más alejados, pero igual de interesantes.

 

A continuación te mostramos un itinerario de 3 días en Edimburgo para que no te pierdas ninguno de los rincones emblemáticos que esconde una de las ciudades más bonitas de Reino Unido.

 

¿QUÉ HACER EN EDIMBURGO EN 3 DÍAS?

 

Día 1 - mañana.

 

Iniciarás tu ruta por la capital escocesa haciendo una visita guiada al Castillo de Edimburgo. En no más de dos horas habrás recorrido esta fortaleza medieval que es el icono indiscutible de la ciudad. Tras conocer todas las estancias de este majestuoso complejo, comenzarás a bajar por la Royal Mile. En los primeros metros de esta calle de cerca de dos kilómetros encontrarás la Catedral de St. Giles y, frente a ella, un mosaico en el suelo en forma de corazón, el famoso Heart of Midlothian. Tras escupir sobre el corazón (como mandan las tradiciones locales) accederás a la catedral, cuya arquitectura gótica es tan impresionante por dentro como por fuera. Para terminar la mañana, irás a Mary King’s Close, un callejón subterráneo que muestra cómo era la vida en Escocia el siglo XVII. 

 

Día 1 - tarde.

 

Empezarás tu primera tarde en la ciudad acercándote hasta el Cementerio de Greyfriars, uno de los espacios imprescindibles que hay que visitar en Edimburgo en 3 días. Cuando salgas de este espacio sagrado admirarás Greyfriars Bobby, la famosa estatua de un perro que se ha convertido en otro de los iconos de la ciudad. ¡No olvides tocar su nariz para tener buena suerte!

 

Después, harás un alto en el camino para tomar un té en The Elephant House, una de las cafeterías en las que solía escribir J.K. Rowling, la autora de los libros de Harry Potter. Con fuerzas renovadas, visitarás el Museo Nacional de Escocia, un museo gratuito con una arquitectura única que se centra los avances científicos y tecnológicos del país. Terminarás el día cruzando la Ciudad Vieja para llegar a Calton Hill, una colina repleta de monumentos desde la que podrás disfrutar de un espectacular atardecer. 

 

Día 2 - mañana.

 

Comenzarás el segundo día visitando el parque de Inverleith, situado al norte de la ciudad. Este gran espacio verde es el favorito por los locales para practicar deportes al aire libre como el fútbol, el rugby o incluso el quidditch. Una vez que hayas dado un paseo por estos enormes jardines, te adentrarás en el Jardín Botánico (la entrada es gratuita), que acoge cientos de plantas de todos los rincones del planeta. Además, este es el hábitat ideal para las ardillas, un animal podrás encontrar en muchas partes de la ciudad. De vuelta al centro, visitarás la Galería Nacional de Retratos, otro de los museos gratuitos de Edimburgo, antes de llegar por fin al Monumento a Walter Scott. Con más de 60 metros de altura, este monumento es otro de los imprescindibles que hay que ver en Edimburgo en 3 días.

 

Día 2 - tarde.

 

Comenzarás la tarde paseando por los Jardines de Princes Street, que, además de ofrecer unas vistas preciosas del Castillo, tienen diferentes monumentos y fuentes que lo convierten en visita obligada. Entre estos monumentos está la estatua de Wojtek, un oso soldado que los polacos adoptaron y acabó combatiendo contra los nazis en la Segunda Guerra Mundial. Tras salir de los jardines, cruzarás parte de la Ciudad Nueva para llegar a Rose Street, una de las principales calles comerciales de la zona en la que podrás encontrar desde cafeterías y pubs hasta tiendas de discos y videojuegos, y todo a precios bastante asequibles. Antes de que caiga la noche, coge el bus número 45 hacia la playa de Portobello para disfrutar de un precioso atardecer.

 

Día 3 - mañana

 

Tu último día en la capital escocesa comenzará visitando la Galería Nacional de Arte Moderno de Edimburgo, un museo gratuito que merece la pena visitar no solo por sus obras, sino también por la belleza de sus edificios y jardines. A la salida, bajarás hacia Dean Village, un pequeño barrio que conserva intacto el encanto del Edimburgo del siglo XIX. Después de sacar fotos increíbles, cogerás el bus 41 a Victoria Street. Mientras bajas por esta calle, que guarda un curioso parecido con el Callejón Diagón que describía J.K. Rowling en sus novelas, irás viendo algunas tiendas en las que se venden todo tipo de souvenirs. Finalmente, llegarás a la plaza de Grassmarket, un espacio repleto de pubs ideal para comer algo.

 

Día 3 - tarde

 

Empezarás la última tarde del viaje con una revitalizante infusión en Spoon Cafe, una de las mejores cafeterías de la ciudad, para después bajar hacia el Palacio y la Abadía de Holyrood, un complejo arquitectónico de origen medieval que hoy es una de las residencias oficiales de la realeza británica. Tras recorrer todas sus estancias con la audioguía que incluye la visita guiada, darás un paseo por Holyrood Park, el gran pulmón verde de la ciudad. Pasea por el parque hasta llegar a Arthur’s Seat, su punto más alto, desde el que se obtienen unas vistas maravillosas del sol cayendo sobre la Ciudad Vieja. Tras admirar el atardecer más bonito de Edimburgo, irás hacia uno de los pubs de la calle Cowgate, Stramash, que ofrece música en directo y pintas de cerveza a un muy buen precio cada noche.

...Leer