¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Dublín en 4 días: la ciudad y sus alrededores

  • Minube Must-Sees
Dublín en 4 días: la ciudad y sus alrededores

Si vas a pasar 4 días en la capital irlandesa, tendrás tiempo para conocer la ciudad a fondo y disfrutar de las mejores excursiones por sus alrededores. Echa un vistazo al itinerario que te proponemos con las mejores cosas que ver en Dublín en 4 días y prepárate para sumergirte en el ambiente más auténtico de la ciudad y descubrir los paisajes y pueblos de ensueño que esconde la Isla Esmeralda.

 

COSAS QUE HACER EN DUBLÍN EN 4 DÍAS

 

Día 1 - mañana.

 

Comenzarás visitando el Castillo de Dublín, una fortaleza fundamental en la historia de Irlanda. Si haces una visita guiada podrás conocer algunos de los lujosos aposentos y salas más importantes como la Capilla Real, el Salón del Trono y el Salón de San Patricio. Al salir, caminarás hasta Trinity College para pasear por su campus y ver rincones como The Long Room, la sala más famosa de la prestigiosa biblioteca de la universidad. Después, te acercarás a la famosa estatua de Molly Malone, todo un icono de la ciudad. A continuación visitarás George Street Arcade, el centro comercial más famoso de Dublín. En él encontrarás todas las tiendas que puedas imaginar, desde ropa, boutiques, joyería y souvenirs. Además, es el lugar ideal para almorzar algo en cualquiera de sus restaurantes. 

 

Día 1 - tarde.

 

Después de recuperar fuerzas, visitarás St. Stephen’s Green, el parque más famoso del centro de Dublín, para dar un paseo disfrutando de sus praderas y de su estanque con patos y gaviotas. A continuación conocerás el Barrio Georgiano, una zona con mucho encanto con pintorescas casas que tienen las puertas pintadas de colores. Muy cerca se encuentra Merrion Square, un pequeño parque ideal para pasear y que es famoso por la estatua de Oscar Wilde que hay en uno de los caminos. Seguidamente, visitarás la Galería Nacional de Irlanda, un museo con una valiosa colección de pinturas de autores europeos como Goya, Van Gogh, Picasso o Rubens. Para acabar el día, visitarás la mítica zona de Temple Bar y entrarás a Porterhouse, uno de los pubs más famosos de la zona, que tiene infinidad de cervezas distintas y música irlandesa en directo.

 

Día 2 - mañana.

 

Al comenzar esta segunda jornada en la ciudad, harás una visita a Kilmainham Gaol para descubrir la historia del proceso de independencia de Irlanda. En esta antigua cárcel podrás ver las celdas donde vivían los presos en condiciones inhumanas, así como el patio donde se les ejecutaba. Al salir, darás un paseo hasta la Guinness Storehouse, la fábrica de la cerveza más famosa del mundo. En ella conocerás la historia de la cerveza irlandesa de la forma más divertida, viendo su proceso de elaboración y haciendo una cata para acabar con el mejor sabor de boca. A continuación caminarás hasta la Catedral de San Patricio, un espectacular templo con un enorme órgano, una cripta, una pila bautismal muy bien conservada y un conjunto de vidrieras muy llamativo. Después conocerás la Catedral de la Santísima Trinidad, el otro gran templo de la ciudad. Accediendo a su interior podrás admirar el espectacular órgano y los arcos. Presta especial atención a la cripta con sus estatuas medievales. ¡Es impresionante!

 

Día 2 - tarde.

 

Por la tarde te acercarás hasta el Ayuntamiento de Dublín, un edificio de estilo georgiano en el que podrás visitar su espectacular sala principal y admirar su enorme cúpula y sus estatuas con siglos de historia. Al salir caminarás hasta el Puente de Ha’Penny, uno de los rincones más famosos de la ciudad. Su curioso nombre se debe a que en el pasado había que pagar medio penique como peaje para pasar por él. Tras cruzarlo, caminarás hasta la emblemática O’Connell Street, la calle más importante de la ciudad. Aquí encontrarás decenas de tiendas y restaurantes, así como la escultura Spire of Dublin, de más de 100 metros de altura, uno de los iconos de la ciudad. Para acabar el día, entrarás a The Church, uno de los pubs más famosos de la ciudad, ubicado en una antigua iglesia que hoy en día llena las noches de la capital irlandesa de música, cerveza y buen ambiente.

 

Día 3.

 


Visitar Dublín en 4 días te permitirá dedicar una jornada entera a descubrir algunos de los pueblos y paisajes más característico de Irlanda. Pasarás todo el día fuera de Dublín para visitar los impresionantes Acantilados de Moher, pero antes conocerás la preciosa ciudad de Galway y The Burren, un parque nacional famoso por su curioso paisaje rocoso. Cuando ya estés en los acantilados, como irás con una excursión organizada, irás con un guía que te contará muchas curiosidades sobre este espectacular rincón, así como los puntos desde donde se consiguen las mejores vistas. Tendrás tiempo de sobra para comer, sentarte en la pradera y recorrer por tu cuenta la zona. Pero. Tras esta excursión de un día entero, llegarás a la capital para cenar y descansar.

 

Día 4 - mañana.

 

En tu último día volverás a salir de Dublín para visitar en este caso el Castillo de Malahide, una fortaleza con una interesante historia. Haciendo una visita guiada podrás ver algunas de las salas más importantes como el Gran Salón, The Oak Room, un jardín botánico y algunos aposentos con su característica decoración medieval.

 

Día 4 tarde:

 

A la vuelta hacia Dublín pararás en Howth para disfrutar de uno de los pueblos con más encanto de Irlanda. Aquí podrás pasear por las calles del centro y aprovechar para comer el mejor marisco en el puerto, con vistas al mar. En el Cabo de Howth vas a tener la oportunidad de hacer un recorrido de 3 horas hasta el faro por los acantilados, aunque también puedes ir a ver el impresionante Castillo de Howth. De todos modos, es posible llegar hasta el faro sin hacer todo el camino completo, así que si te organizas bien la tarde podrás ver todos los rincones emblemáticos de Howth en solo unas horas.

...Leer