Escribe aquí tu destino
Entrar con Google +

Dubái en 4 días: descubre sus alrededores

  • Minube Must-Sees
Excursiones
Safari por el desierto de Dubái con cena y espectáculo
(1092)
40,59
Imprescindible
Tours y visitas guiadas
Crucero con cena por Dubái Marina
(277)
54,6
Con descuento
Entradas
Entrada al Burj Khalifa
(96)
33,37
Tours y visitas guiadas
Tour privado por Dubái en español
(143)
250
Tours y visitas guiadas
Crucero con cena por Dubái Creek
(43)
41,9
Con descuento
Ver todos
Dubái en 4 días: descubre sus alrededores

Dubái es una increíble ciudad futurista, con el edificio más alto del mundo, uno de los centros comerciales más grandes del planeta y el hotel más lujoso sobre la faz de la Tierra. Para que tengas claro qué ver en Dubái en 4 días, hemos creado este itinerario que te permitirá disfrutar de una ciudad única y hacer una excursión a Abu Dhabi, una de las capitales mundiales del lujo. 

 

Día 1 - mañana:

 

Comenzarás tu estancia en la ciudad visitando su principal centro comercial, el Dubai Mall, un rincón ideal para los amantes del shopping y el ocio, que recibe millones de visitantes cada año. Y es que ir de tiendas es una de las cosas que hacer en Dubái en 4 días que son imprescindibles, ya que es uno de los mejores destinos de compras del mundo. El Dubái Mall es el segundo centro comercial más grande del mundo; tiene más de 1200 tiendas y cientos de restaurantes, cafeterías y todo tipo de alternativas de ocio. Pero no todo son tiendas, en el interior de este complejo también hay atracciones como el Dubai Aquarium, una visita obligada en la ciudad por la gran variedad de especies que podrás ver a través de las monumentales cristaleras de este fascinante mundo submarino.

 

Día 1 - tarde:

 

Aprovecharás para comer en uno de los restaurantes del centro comercial, y lo abandonarás por cualquiera de las salidas que dan hacia el oeste. De este modo, estarás a tan solo unos metros de la planta baja del Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo y uno de los principales iconos de la ciudad. Desde su mirador más alto, conocido como At The Top, disfrutarás de unas vistas maravillosas de toda la ciudad, el Golfo Pérsico y el desierto. Ten en cuenta que, en temporada alta, las colas para acceder este mirador suelen ser largas. La mejor forma de evitar esperas innecesarias es llevar tus entradas compradas días antes de visitar el rascacielos.

 

Con las vistas de todo Dubái aún en tu retina, volverás a poner los pies en la tierra para adentrarte en el centro comercial Souk Al Bahar, a escasos metros del Dubai Mall, pero más pequeño y acogedor. Además de tener todo tipo de tiendas, este espacio tiene restaurantes maravillosos para cenar al atardecer mientras gozas de la exhibición de agua y luces que se da a diario en la Fuente de Dubái.

 

Día 2:

 

Una de las principales ventajas que tiene visitar Dubái en 4 días es que podrás hacer una excursión a Abu Dhabi, la vecina ciudad que también es uno de los centros mundiales del lujo. Tan solo 120 kilómetros separan a ambas ciudades, por lo que en menos de hora y media llegarás de una a otra. Cuando estés en Abu Dhabi descubrirás monumentos como la increíble Mezquita Sheikh Zayed, pasearás por la playa de la Corniche y recorrerás el interior del Museo Louvre de Abu Dhabi, uno de los mejores museos de Oriente Medio. ¡Reserva ya tu excursión y tendrás todas las entradas incluidas!

 

Día 3 - mañana:

 

Aprovecharás el tercer día para descubrir en el Dubái antiguo, la cara más auténtica y tradicional de la ciudad. Paseando por las callejuelas de esta zona te sentirás como un local más y descubrirás una parte de Dubái en la que se respira un ritmo frenético. De hecho, dedicarás la mañana a descubrir los principales comercios tradicionales de la ciudad, el Zoco del Oro y el Zoco de las Especias. Tras pasear entre los puestos de los dos zocos, te dirigirás a Dubai Creek, el canal atraviesa el centro de la ciudad, para cruzarlo en uno de los ferris o abras (nombre que reciben los barcos típicos de la zona).

 

Día 3 - tarde:

 

Comenzarás tu tarde entrando al Museo de Dubái, un espacio en el que se recoge la historia de Dubái (y de todos los Emiratos Árabes Unidos) hasta llegar a la posición privilegiada actual del país. Siguiendo este paseo por la historia de Dubái, llegarás al Barrio Histórico de Al Fahidi: una encantadora zona en la que están las casas más antiguas de la ciudad, las tiendas más selectas y exclusivas, y cafeterías en las que merece la pena parar a tomar un té. 

 

Lo siguiente que visitarás será la Mezquita Jumeirah, la principal mezquita de la ciudad, que es también la única del país que permite la entrada a cualquier persona independientemente de su religión. Después, harás una excursión al desierto en 4x4. Dar un paseo por las dunas del desierto en un jeep es una experiencia inolvidable que podrás disfrutar haciendo la reserva con antelación en nuestra sección de actividades. Además, la mayoría de estas excursiones incluyen una barbacoa bajo las estrellas del desierto: ¿qué mejor forma de acabar el día?

 

Día 4 - mañana:

 

Comenzarás tu último día a orillas del Golfo Pérsico, en la Playa pública de Jumeirah, una de las más tranquilas de la ciudad. Descansar dando paseos por la orilla de esta playa de arena blanca y fina, nadando en las turquesas aguas del mar o tomando el sol es una experiencia increíble. Además, desde la playa podrás disfrutar de las vistas del hotel Burj Al-Arab, uno de los iconos del país. Una alternativa fantástica si no te apetece pasar una mañana al sol, es el Zoco Madinat Jumeirah, un centro comercial con apariencia de zoco que cuenta con unas 70 tiendas de ropa y souvenirs. Además, hay una amplia oferta de restaurantes desde los que se tienen unas vistas perfectas del Burj Al Arab.

 

Día 4 - tarde:

 

Ya con el estómago lleno, visitarás el Mall of the Emirates, el segundo centro comercial más grande de la ciudad. Además de una interminable lista de tiendas, en este complejo encontrarás una oferta de ocio que va desde un parque de atracciones para los más pequeños de la casa (Magic Planet), hasta Ski Dubai, una increíble pista de esquí de 400 metros (sí, por surrealista que suene en Dubái también hay nieve), en la que podrás divertirte esquiando, demostrando tus habilidades con la tabla de snowboard o tomando algo en el ice bar.

 

Para terminar tu viaje harás un plan que no puede faltar: una visita nocturna a Dubai Marina, una zona de Dubái conocida por su gran oferta de bares y restaurantes, y por tener una iluminación que enamora a todo el que lo recorre por primera vez. La mejor forma de recorrer la marina es con un crucero, pero hay otras alternativas maravillosas como tomar una copa en The Observatory con unas panorámicas maravillosas de Palm Jumeirah, la isla con forma de palmera que es todo un icono de la ciudad.

...Leer