¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Dubái en 2 días: la ciudad en 48 horas

  • Minube Must-Sees
Dubái en 2 días: la ciudad en 48 horas

Un viaje de 48 horas es ideal para experimentar los ricos contrastes que definen a Dubái, ya que tendrás tiempo suficiente para conocer tanto su cara más extravagante y moderna como el encanto tradicional de sus zocos y la vida en el desierto. Echa un vistazo a las mejores cosas que ver en Dubái en 2 días y descubre una ciudad única en la que convergen el pasado y el futuro como lo hacen el mar y el desierto.

 

Día 1 - mañana:

 

Dedicarás tu primer día en Dubái a descubrir el lado con más historia de la ciudad. Empieza explorando las estrechas calles de Al-Fahidi, el barrio más antiguo de Dubái. Caminando entre sus cafés, galerías y casas históricas, tendrás una idea de cómo era la ciudad antes de su vertiginosa modernización. Para comprender mejor el contraste entre estos orígenes humildes y la opulenta ciudad que verás hoy en día, visita el Museo de Dubái, un museo pequeño pero interesante para descubrir la historia y la cultura local. Para terminar la mañana, dirígete a Dubai Creek, una ría natural que divide los distritos históricos de la ciudad, y toma de un té con pastas árabes mientras disfrutas de las hermosas vistas de la zona.

 

Día 1 - tarde:

 

Todavía en Dubái Creek, coge un ferry o una tradicional 'abra' para cruzar a Diera, el barrio de los zocos. Da un paseo por los opulentos escaparates del Zoco del Oro, que da testimonio de la increíble riqueza de la ciudad, antes de adentrarte en el Zoco de las Especias, un extenso bazar de tés, especias, alfombras y ropa. Como su propio nombre indica, es un lugar ideal para comprar especias auténticas de Medio Oriente e India, aunque ¡recuerda que debes regatear para conseguir los mejores precios!

 

Después de un almuerzo en la zona de los mercados, llegará el momento de una de las mejores cosas que hacer en Dubái en 2 días: un safari en el desierto. De la ciudad salen muchas excursiones que incluyen recogida y transporte al cercano desierto de Dubái, donde recorrerás la arena dorada de las dunas en un 4x4 antes de terminar la noche en un campamento beduino tradicional cenando una barbacoa debajo de las estrellas. Es una experiencia que puedes tener en solo un puñado de lugares del mundo, ¡así que no pierdas la oportunidad!

 

Día 2 - mañana:

 

Después de descubrir la cultura tradicional del emirato, tu segundo día será para disfrutar del lujo y la extravagancia que han hecho de Dubái uno de los destinos más populares del mundo. Comienza la mañana visitando el ícono de la ciudad, el Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo y una maravilla absoluta para la vista. Pasea por las orillas del lago que hay a sus pies para disfrutar de las vistas del gigante del vidrio y acero antes de subir al At The Top, la impresionante plataforma de observación que hay en el piso 124 de la torre. Es probable que haya largas colas en los accesos, así que no te olvides de reservar tu entrada con antelación.

 

Después, llegará el momento de ir de compras y almorzar en Dubai Mall, el segundo centro comercial más grande del mundo y uno de los mejores rincones que visitar en Dubái en 2 días.. Allí encontrarás más de 1.000 tiendas y cerca de 200 restaurantes, así como una variedad de atracciones únicas que van desde la realidad virtual hasta una pista de hielo e incluso una casa encantada. Además de las tiendas y restaurantes, la mayor atracción del centro comercial es el Acuario de Dubai, uno de los mejores del mundo, que alberga una increíble variedad de vida marina.

 

Día 2 - tarde:

 

Ninguna visita a Dubái estaría completa sin refrescarse los pies en las aguas cristalinas del Golfo Pérsico. Saliendo del centro comercial Dubai Mall, coge un taxi hasta Playa Jumeirah, la playa pública más popular de la ciudad, para relajarte en sus arenas doradas o tomar algo en uno de sus muchos chiringuitos. Desde la misma playa, también tendrás una vista de postal de otro de los emblemas de la ciudad, el Burj Al Arab, el famoso hotel de 7 estrellas. No olvides tu cámara, ya que las vistas de su silueta en forma de vela de barco con el sol poniéndose tras ella es una de las imágenes más bonitas que ofrece la ciudad.

 

Cuando vaya cayendo la noche, dirígete a Dubai Marina, una lujosa zona a orillas del mar que se ha convertido en una meca del ocio nocturno. Tras pasear por el Dubai Marina Walk para disfrutar de las vistas de los brillantes rascacielos, termina la noche con una cena y tomando algo en uno de sus bares-azotea como Pure Sky Lounge o Atelier M antes de volver al Dubai Mall para presenciar el increíble espectáculo de la Fuente de Dubai.

...Leer