Escribe aquí tu destino
Entrar
Mi perfil
Editar mi perfil
Cerrar sesión
Añadir experiencia
Publicar

Budapest alternativo: el lado más underground de la capital

  • Minube Must-Sees
Entradas
Entrada al Balneario Széchenyi sin colas
(5006)
19
Sáltate las colas
Tours y visitas guiadas
Tour por Budapest y visita al Parlamento
(1705)
44
Tours y visitas guiadas
Free tour por Budapest ¡Gratis!
(439)
Gratis
Gratis
Tours y visitas guiadas
Visita guiada por el Parlamento de Budapest
(356)
15
Tours y visitas guiadas
Crucero con cena y música en vivo (19:00)
(451)
54
Ver todos
Budapest alternativo: el lado más underground de la capital

Además de los monumentos que conocen todos los viajeros, Budapest esconde rincones menos visitados, pero que merece muchísimo la pena conocer. Hemos preparado esta lista repleta de cosas curiosas que ver en Budapest para que descubras la cara más especial y desconocida de la ciudad.

 

Si quieres conocer lo mejor del Budapest secreto de una manera diferente, qué mejor manera de empezar por su parte más cultural y alternativa. Visita la Biblioteca metropolitana Ervin Szabó, una de las bibliotecas más bonitas de toda Europa que alberga más de un millón de libros y está ubicada en un impresionante palacio neobarroco con grandes salones dedicados a la lectura. Por otro lado, Brody House es uno de los rincones culturales más de moda de la ciudad; es un espacio de coworking con distintas salas para exposiciones, e incluso un club y un restaurante que está abierto durante todo el día.

 

Los ruin bars son una de las mayores atracciones de Budapest y la joya del Budapest alternativo, pero no todo es fiesta hasta el amanecer en estos emblemáticos bares. Por ejemplo, el ruin bar más famoso de la ciudad, el Szimpla Kert, acoge en su jardín central un increíble mercadillo de agricultores en el que podrás encontrar productos naturales de todo tipo (desde queso y miel hasta frutas y verduras libres de productos químicos) y pasarlo en grande viendo conciertos en vivo y con actividades para los más peques de la casa. También merece una visita el For Sale Pub, un bar de lo más curioso, cuyas paredes están repletas de papeles, cartas, fotos y post its que van dejando los clientes.

 

Aunque muchos viajeros no lo saben, bajo Budapest hay una gran cantidad de cuevas y galerías excavadas por las famosas aguas termales de la ciudad, ¡compruébalo con tus propios ojos! En las afueras de la ciudad podrás visitar la Cueva Pálvölgy, la segunda cueva más grande del país, para dar un paseo inolvidable por sus galerías. En la colina de Buda encontrarás el Laberinto del Castillo de Buda, un sistema de cuevas y galerías de más de un kilómetro de largo, que ha tenido muchos usos a lo largo de los siglos. De hecho, podrás encontrar pinturas rupestres en sus paredes y todo tipo de esculturas y estatuas de distintos periodos históricos. Para seguir profundizando en la historia del país, visita el Museo Hospital de la Roca, un antiguo hospital de campaña subterráneo en el que se atendió a los heridos durante la invasión nazi y durante la revolución de 1956, y la Iglesia Rupestre de Budapest, un histórico templo excavado en la Colina Gellert que te dejará con la boca abierta.

 

Después de caminar bajo las calles de Budapest no hay nada mejor que salir al aire libre y visitar algunos parques muy interesantes y libres de aglomeraciones de turistas. En Memento Park podrás ver la mayoría de estatuas y monumentos de la época comunista que fueron retirados de las calles de Budapest tras el fin del régimen comunista, y en el Jardín de la Filosofía, un pequeño parque situado en la Colina Gellert, podrás admirar cinco estatuas de figuras religiosas como Jesús, Buda, Lao-tse, Abraham y Akenatón y otras 3 de Gandhi, Bodhidharma y San Francisco. Además, desde este precioso parquecito, podrás disfrutar de unas vistas increíbles de la ciudad.

 

Aparte de monumentos tan famosos como el Parlamento o el Castillo de Budapest, la ciudad esconde otros monumentos que merece mucho la pena conocer. Uno de ellos es el Castillo de Vajdahunyad, un precioso edificio construido para la feria mundial de 1896, cuyo diseño está inspirado en un castillo de Transilvania. Dar un paseo junto a las distintas partes que lo forman (cada una con un estilo arquitectónico diferente) y los lagos y parques que lo rodean es una delicia. Otros monumentos que no te puedes perder son la Sinagoga Rumbach, situada en el Distrito VII (el barrio judío), con unos preciosos elementos decorativos de estilo morisco en su interior, y el Bazar Várkert. Este precioso edificio neoclásico rodeado de jardines, situado muy cerca de la famosa Ciudadela, además de su belleza, alberga distintas exposiciones y eventos culturales.

 

Por último, acércate hasta rincones tan curiosos como el Museo de la Farmacia, ubicado dentro de una farmacia del siglo XVII, y el árbol de Michael Jackson, un árbol situado en la Plaza Erzsébet tér, repleto de fotos cartas y flores que recuerdan al rey del pop.

...Leer