¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Cordoba?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Casas Rurales en Cordoba

webs+30
    Buscar
    Habitación Huéspedes
    Noche precio por noche
    Filtrar ()
    ordenar
    huéspedes
    mapa
    Ordenar
    Listo
    OFF ON
    Ver precio total
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    0

    Mejores casas rurales por la comunidad

    Top 1
    del sol a la montaña
    Casas Rurales en
    Cordoba
    Habíamos buscado en Potrero de Garay, dado los pocos días que podíamos estar, tan sólo un fin de semana, una casita en las Sierras de Córdoba donde encontrar la paz que todo aquel que trabaja, o no, busca para poder alojarse y descansar. Nos habían ofrecido esta cabaña denominada “Gabriel” que era un encanto y en la que disponíamos de las comodidades buscadas en medio de un predio rodeado de extensos jardines con la vegetación que habitualmente encuentras en las Sierras de Córdoba. Este Complejo se encuentra ubicado en la zona de Calamuchita y frente al Lago “Los Molinos”, en la que disponíamos de las comodidades que necesitábamos para ese fin de semana. La casita era de dos plantas, con aire acondicionado (en invierno tienen calefacción), Wi Fi sin costo alguno, una pequeña cocina equipada y un lugar pequeño para estar, pileta al aire libre y nos servían diariamente el desayuno. También disponían de un espacio de asador el que no utilizamos. El baño era completo, incluían la ropa de cama y la del baño también, así como artículos de tocador consistentes en jabón, champú y crema de enjuague. Cada casita es independiente de las demás y las hay con mayores comodidades. Si quieres puedes hacer usos de las actividades que ofrecen como talleres de pintura, paseos a caballo, clases de yoga, etc. El lugar se encuentra frente al lago y muy cerca del río. Si te apetece puedes practicar senderismo o salir a pescar en los alrededores. Un gran ventaja era no sólo poder llegar a la hora que el tránsito te lo permitiese y encontrar que tanto la recepción como el salón de uso común estuviesen abiertos, como así también que el estacionamiento para el coche fuese gratuito.