Canencia
Experiencias de los viajeros en Senda ecológica del Puerto de Canencia

Senda ecológica del Puerto de Canencia

Cómo llegar Guardar Añadir tu experiencia
Rubén G. Bruna (Brunaita)

Una joya del otoño Madrileño

El puerto de Canencia es un excelente lugar para programar excursiones de Trekking con diferente grado de dificultad. Una de las más interesantes y a la vez sencilla es la denominada Senda Ecológica.

La ruta tiene poco menos de 7 Km de longitud y nos llevará por diferentes tipos de bosque, destacando especialmente la zona de abedules del arroyo del Sestil, que en otoño se tiñe de unos colores que bien merecen una visita.

La senda comienza en el mismo puerto de Canencia. En algún momento debió estar señalizada por la Comunidad de Madrid, pero ahora queda poco de eso. Así que mejor llevar la cosa clara en un mapa o mejor un GPS de campo.

Comienza en la pista que va entre el puerto de Canencia y de la Morcuera, al lado de la fuente de la raja (literalmente por su similitud con cierta parte de la anatomía femenina...). El camino es sencillo en sus primeros kilómetros, entre pinares y algunos abetos, con excelentes vistas a nuestra derecha de la sierra de Guadarrama.

Nos desviaremos a la derecha por la zona del albergue del Hornillo y comenzaremos a descender por lo que en si es la senda ecológica de verdad. El camino se estrecha, si bien no es complicado. Ojo, en otoño buena parte de estos caminos se convierten en arroyos improvisados y más vale llevar botas de Goretex si no queremos acabar con los pies mojados.

En esta zona veremos uno de los puntos fuertes de la ruta: el espectacular salto de agua de la Chorrera de Mojonavalle, donde hay que parar si o si en el mirador que tiene. Y parar un buen rato, porque es de los más grandes que tenemos en Madrid.

Según vamos perdiendo altura, la vegetación va cambiando, pasamos a ver más robles y al llegar a las cercanías del arroyo del Sentil, acebos. Esta zona en otoño es un puro espectáculo (es donde están tomadas la mayoría de las fotos) y tiene un ambiente mágico que poco ha de envidiar al de los hayedos. Desde luego impresionante ir perdiendo altura mientras te metes en un mar de colores otoñales.

Después de disfrutar de este punto, seguimos avanzando, hasta la carretera de la cara norte del puerto de Canencia, en el puente de la pasada. Aquí podemos bajar de nuevo al arroyo, en una zona donde además hay menos gente pero que por colores y vegetación no tiene nada que envidiar a la otra.

Tras esto, unos metros dirección norte por la carretera y al poco nos desviamos a la derecha, subiendo de nuevo por un sendero pedregoso pero sin mucha complicación, que nos llevará de vuelta. Aquí también el agua baja con ganas en otoño.

La subida nos lleva a las cercanías del sendero de bajada, pero en este caso hay que seguir por la izquierda, hasta terminar de nuevo en la pista Canencia-Morcuera, en este caso cerca del llamado mirador del norte.

Desde aquí volvemos fácil al puerto de Canencia. Sin paradas son aproximadamente dos horas de camino, pero si has tardado eso, seguro que no has disfrutado lo suficiente de los maravillosos paisajes y vegetación que te regala esta senda!
Comparte tu experiencia Tus opiniones y experiencias sobre Senda ecológica del Puerto de Canencia ayudarán a otros.