Pompeya
Experiencias de los viajeros en Ruinas Pompeya

Entrada a las ruinas de Pompeya

Visita de medio día desde Nápoles a las ruinas históricas
Resérvalo
ahora desde
82
Txaro Franco

Pompeya en familia: una lección de hi...

En mi opinión, pero también según mi experiencia, la mayoría de los destinos pueden ser apropiados para ir en familia, aunque, si se viaja con niños y niñas demasiado pequeños, se deban hacer algunas concesiones, como alternar visitas con otros momentos de playa, piscina, columpios, parques temáticos... Nosotros hicimos el primer viaje de estas características cuando nuestras hijas tenían tan sólo 5 años, pero como de eso hace mucho tiempo, tanto que sólo tengo fotografías en papel y diapositivas, dejo ese viaje para otra ocasión. Ahora me voy a centrar en uno de esos lugares que todo el mundo conoce. ¿quién no ha visto alguna vez un documental sobre Pompeya, incluso una película. Pero nada de eso tiene que ver con la experiencia de estar allí, recorrer sus calles, asomarse a sus casas y ver todavía las puertas carbonizadas, los catres quemados, las tiendas y tabernas tal como eran hace casi dos mil años... los restos de personas y animales atrapados por la ceniza volcánica del Vesubio mientras dormían... La terrible erupción del Vesubio el 24 de agosto del año 79 preservó la ciudad de la erosión y el saqueo durante casi dos mil años, de manera que es fácil hacerse una idea de cómo era la vida cotidiana en el imperio romano. Pompeya era una ciudad importante en el siglo I, grande, llena de actividad, por eso hoy en día todavía nos muestra infinidad de rincones propios de una gran ciudad de la época: se puede pasear por el teatro, el odeón, la basílica, el ágora, el gimnasio, entrar en casas nobles o recorres las calles de las casas más modestas, con sus "pasos de cebra" elevados, las tabernas o establecimientos de venta de comidas preparadas, en algunas de las cuales todavía se pueden ver los carteles publicitarios, las termas... una manera estupenda de lograr que los niños y jóvenes se interesen por la historia. Nosotros fuimos cuando nuestras hijas tenían 15 años y creo que no olvidarán fácilmente ese viaje. Para acceder a las ruinas de Pompeya nos alojamos en el bonito pueblo turístico de Salerno, en el albergue juvenil que se encuentra en el casco antiguo. Esta ubicación nos facilitó otras interesantes excursiones por la zona que comentaré en otra ocasión.
José María Pérez Muñoz

Impresiona lo que revelan sus ruinas

Junto con la ciudad de Herculano, Pompeya fue enterrada bajo las cenizas de la erupción del Vesubio en el año 79 de nuestra era; así permaneció hasta 1.748 en que fue redescubierta. Uno de los mayores impulsores de los hallazgos posteriores fue el Rey Carlos III de España. En realidad el descubrimiento tuvo lugar 150 años antes, en 1.550, por el arquitecto aragonés Fontana que buscaba un curso alternativo para el río Sarno. La ciudad se cree que fue fundada en el siglo VII A.C. y llegó a convertirse en en centro de paso de las mercancías que llegaban por el Mediterráneo camino de Roma, gracias al puerto marítimo que se construyó en la bahía de Nápoles.
Las excavaciones han descubierto numerosos edificios, algunos casi intactos, y pinturas murales; algunas curiosas como las encontradas en la Casa del Fauno, un lupanar en el que las imágenes mostraban las posturas preferidas que elegían los usuarios para que adoptaran las prostitutas. Los habitantes fallecieron como consecuencia de las emanaciones de gases tóxicos previas a la violenta erupción que enterraría después absolutamente todo. Muestra de ello son los moldes de personas que se han encontrado con las posturas en que estaban en ese momento; incluso una mujer embarazada.
La excavación revela el sistema de vida y construcción de aquella época: las fuentes dedicadas a deidades servían de referencia para encontrar las casas; un signo fálico dirigía a los interesados a la casa de placer; las calles principales, además de embaldosadas, llevaban incrustaciones en las juntas de mármol blanco o de conchas marinas para que de noche brillaran a la luz de la luna o de las antorchas. Las construcciones en la calle principal se hacían con el criterio de una tienda o casa de comidas junto a una vivienda; éstas disponían de algibe, agua corriente canalizada por tuberías de plomo, hornos, calefacción. También disponían de anfiteatro para representaciones artísticas, campo de lucha para los gladiadores, Templos, un Gran Hotel de 1000 m2; un foro...
Pompeya fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1.997 por la UNESCO y es uno de los lugares de Italia preferidos por el turismo.
Victoria Nuñez

Un viaje atras

Italia es, como todos sabemos o hemos escuchado, un viaje al pasado. Estar en las ruinas fue ver como ver los libros de historia tomar vida, presenciar todo lo que vemos en las películas y creer un poco mas en aquellos cuentos exagerados que nos contaban en clase sobre gladiadores y doncellas.
Es un mundo mágico, distinto a la vida en Uruguay, y todo allí es épico, todo es especial y valioso, el objetivo es siempre su preservación. No noto, como en otras capitales del mundo, una necesidad de construir mas y mas, de tener tecnología de punta en cada rincón, sino mas bien de preservar lo que ya esta hecho, su atractivo mayor no es el futuro, sino el pasado porque es único en el mundo, y en muchos casos la mezcla se ambos. Me hice consciente de que cada roca significa miles de años de historia, y la labor de docenas de científicos para averiguar cada detalle.
Sin duda, a pesar de su esencia histórica y ancestral, es un lugar muy sistematizado para el turismo, lo que es comprensible. Todos deberíamos ir (y volver en mi caso), conocer esa parte viva de la historia que sin ella, mucho de lo que hemos aprendido no cobra sentido en nuestra mente. El turista que realmente aprecia lo que ve, no molesta, los italianos reconocen a la distancia a éste de aquel que simplemente busca la foto para Facebook, y lo hacen notar. Quiero creer que formo parte de la primer categoría y por eso mismo he encontrado en los italianos, personas cálidas y serviciales que sin duda son conscientes del valor que los extranjeros significan para su negocio.
No es un paseo común, es un paseo a un mundo hermoso, único, especial, creado para revivir aquello que simplemente hemos escuchado. Sin mas, un verdadero viaje al pasado.
Melitha Blasco

Los Etruscos y los Griegos tuvieron u...

Los Etruscos y los Griegos tuvieron un papel importante en la creación de la ciudad de Pompeya , en la región de Campania, Italia, y al pie del Volcán Vesuvio.
Muy pronto la ciudad ostentó un aire helenístico y el estilo decorativo de Pompeya marcó un hito. Se levantaron grandes casas y con la construcción del acueducto, derivado del acueducto de Serino, llegó el agua corriente.... Por lo cual se instalaron múltiples fuentes no solamente dentro de las casas sino también en las calles, lo que signifícó un gran adelanto.
Las fuentes de los domicilios particulares eran más suntuosas, decoradas con mosaicos multicolores y las de las calles, de piedra, pero llevaban un gran adelanto para los ciudadanos más humildes.
La decoración tanto en el interior de los domicilios como en el exterior de los templos y/o edificios públicos mostraba también estatuas, de las que aun hoy, luego de estar sepultadas por la lava del Vesivio y haberse hecho las excavaciones, pueden admirarse cuando la visitamos.
Ana Schwarz

Gracias a la tecnología moderna, en ...

Gracias a la tecnología moderna, en Pompeya se ha podido conocer con exactitud cómo fue que ocurrieron los hechos registrados el año 71 de la era cristiana, y muchísimos detalles que revelan la forma de vida de los 20.000 habitantes que tenía en ese momento esta importante ciudad del Imperio Romano.
Esta ciudad fue fundada varios siglos antes de la era cristiano por los Oscos, pero vivió sus mejores años en la época romana, específicamente, Durante sus últimas Décadas.
Situada en un punto central muy cerca de la desembocadura del Río Sarno, muy cerca tenía lugares de gran movimiento como granjas y la estancia donde Ciudadanos de Roma y Nápoles pasaban sus vacaciones. En el momento de la Destrucción la ciudad Tenía un gran mercado, una taberna, restaurantes pequeños, casas de citas y hasta un anfiteatro.
Este sitio histórico, la FUE DECLARADO Patrimonio de la Humanidad el año 1997, y todo lo que ahí se observa Es sumamente Importante para definir usos y costumbres de su época.
Algo interesante que ha revelado el trabajo arqueológico reciente, es que era de Pompeya regularmente azotada por terremotos de distintas intensidades, y por ello muchas de sus edificaciones restauradas Esteban REFORZADAS y mayores para evitar daños, e incluso, se encontraron pequeñas placas en los edificios públicos, que mostraban quién o quienes habían sido los benefactores de cuentos remodelaciones, inclusive, se afirma que antes de la erupción final, se habían remodelado varias áreas con un interés electoral por la cercanía de las elecciones.
Otro Hecho interesante, es que las ruinas permanecieron escondidas por cerca de mil quinientos años, aún y ya descubiertas, tuvieron que pasar 150 años más para que entonces el Rey de Nápoles Carlos VII (Carlos III de España) patrocino las primeras expediciones arqueológicas en el año 1759.
Desde esa fecha, hasta hace pocos años, estas ruinas que no habían sido cuidadas y protegidas adecuadamente, ni tampoco se había Destinado suficientes recursos para su investigación y conservación.
Actualmente, se han recuperado al rededor de 2.000 cuerpos con una técnica que permite rellenar los espacios donde fueron encontrado huesos humanos, y esto ha permitido hasta poder ver las expresiones en los rostros de las victimas.
La experiencia que brindan estas formidables ruinas es extraordinaria, por esa razón la ruinas de Pompeya es en la actualidad, uno de los puntos más visitados de la provincia de Nápoles, y visita obligada para los amantes de la historia, la arqueología y la cultura.
Juan Carlos Milena

Cómo llegar desde Roma a Pompeya

Visitar Pompeya apenas te lleva un día, pero es maravilloso. La ciudad mantiene muchas casas y edificios con casi dos mil años de vida. Es impresionante cómo puedes recorrer el empredado de sus calles, ver las huellas de los carruajes y pararte ante las puertas de sus antiguos palacios. Lo primero, es muy fácil llegar. Basta con coger un tren desde Roma a Nápoles en Términi, para después tomar el Circumvesuviano, un trenecito/metro que te lleva hasta allí. Justo hasta la puerta.
Una vez dentro de Pompeya te tienes que perder. A veces es mejor esperar un rato a que avance todo el mundo para disfrutar a solas del silencio de las piedas. Imaginarte cómo vivian, cómo se relacionaban. Lo mejor fue sin duda el atardecer, aunque claro, luego tocaba andar con una linterna para no tropezar. Recomiendo no perderse el anfiteatro, los mosaicos, ni el bar/restaurante, que te hará falta para reponer fuerzas, aunque te puedes llevar la comida que quieras.
Rafael Fernández

Quedé enamorado

Buenas a todos, quería ser uno más en recomendar la visita a Pompeya, quedé impregnado de todo lo relacionado con esta antigua ciudad, que he vuelto a ir hace poco más de un año para llevar a cabo algo que me hubiese gustado tener en mi primera visita: una puerta al pasado en Pompeya.
Me fuí esta vez con un equipo de expertos en la materia, para desarrollar y construir una aplicación móvil y para tablets que me dijera visualmente cómo era esta bella ciudad.
Me puse a trabajar día y noche con mi equipo y tras un año de esfuerzo, lo hemos conseguido. Una app que representa una ventana al pasado, con ilustraciones en 3D e imágenes de gran calidad. Además de audiodescripción y vídeos que te transportan.
En mi próxima visita (si, soy un poco reincidente jeje) la llevaré conmigo! https://itunes.apple.com/es/app/pompeii-interactive-tour/id907009354?l=es&mt=8
Maria Cruz Díaz Antunes-Barradas

Un viaje al pasado

Viajamos a Pompeya en el Circumvesuviano, el tren que recorre toda la bahía desde Nápoles a Sorrento. En ese domingo caluroso del mes de junio iba abarrotado de ruidosos napolitanos, alegres por ir a la playa en el día festivo.
Entramos en el recinto arqueológico de Pompeya por la puerta Marina, que antaño comunicaba la ciudad con el puerto. De ahí se llega rápidamente al foro, el centro de toda ciudad romana con el mercado, la basílica y el templo de Júpiter. En esa zona hay muchos grupos de turistas, que siguen fielmente a su guía con la banderita.
En cambio lo maravilloso de Pompeya es perderse por sus calles que aún conservan el pavimento original, con las huellas de las rodadas de los carros y los pasos de cebra en relieve; o bien visitar los numerosos edificios, algunos incluso con pintadas de propaganda electoral o anuncios de juegos en sus fachadas. Los hay de todo tipo, me encantaron los comercios, sobre todo los bares o thermopolium donde uno puede apoyarse en la barra como en nuestros bares; pero también hay tintorerías, hornos de pan y numerosos burdeles. Los edificios públicos son extraordinarios, en las termas principales hay dependencias de baños calientes, templados y fríos, lo que demuestra el culto al bienestar del cuerpo que tenían los antiguos romanos. De los dos teatros, el pequeño conserva la grada de mármol original. Por la vía de la Abundanza se llega al anfiteatro en el extremo de la ciudad, y si uno se sienta en la grada y cierra los ojos, casi puede sentir rugir al público ante un combate sangriento de gladiadores.
Las villas romanas eran de gran lujo, con sus jardines, patios con columnas y fuentes, numerosas habitaciones decoradas con frescos donde predomina el color rojo y mosaicos bellísimos. De todas ellas la que más me impresionó fue la villa de los Misterios, situada fuera de las murallas de la ciudad. Una enorme mansión que en su época de esplendor tenía vistas al mar; posee numerosas habitaciones, de las cuales el triclinium está decorado con frescos magníficos que parecen representar los ritos de iniciación de una mujer . En uno de los pasillos se encuentra una urna de cristal con el cuerpo de una joven tumbada bocabajo, con las manos cubriéndose el rostro. Es uno de los más famosos moldes de los habitantes de Pompeya, que murieron debido a la terrible erupción del Vesubio en el 79 AD que destruyó totalmente la ciudad. El cuerpo se descompuso con el paso del tiempo, pero quedó su molde en la capa de finas cenizas consolidadas; muchos siglos después los arqueólogos lo rellenaron con escayola, dejando una imagen perfecta de esa muchacha en el momento de su muerte.
José María Bautista

Un paseo al pasado desde el presente

Ir a Pompeya no es sólo un viaje al pasado; es disfrutar, hoy, ahora y aquí, de la belleza de las piedras, del paisaje (con el Vesubio al fondo), del bullicio de la gente mirando a todas partes y yendo hacia todas partes de estas espléndidas ruinas. Si vais a Italia no os las perdáis, no son unas ruinas cualquiera, están muy bien conservadas y son extensísimas. Además disfrutaréis de cada rincón, de cada casa y de cada columna, vayáis a la hora que vayáis, es una pasada, de verdad, pasearse por el pasado desde el presente.
Diariodeabordo

RUINAS DE POMPEYA

La entrada de un día a las ruinas de Pompeya vale 11 €, aunque también hay una entrada combinada de tres días que te permite visitar Pompeya, Herculano, Oplontis, Stabiae y Boscoreale por solo 20 €. El 24 agosto del 79 d.C., un temblor interrumpió la rutina de Pompeya. El temblor fue seguido de una erupción que propulsó roca ígnea volcánica a más de 20.000 metros de altura. El viento transportó la ceniza y las rocas que acabaron descargando sobre Pompeya. En horas, la quedó cubierta por tres metros de rocas y cenizas volcánicas.
Gracias a que la ciudad quedó totalmente, hemos podido aprender como era la vida en la época de esplendor del Imperio romano.
Bernardita Walker

Pompeya, un lugar increíble.

A Pompeya llegamos en tren desde Roma, un viaje muy entretenido ir por las zonas agrícolas y la vuelta por La Toscana.
Cómodos zapatos para caminar, hay mucho que ver.
Gemma Pastor Ramírez

Un viaje en el tiempo

¡¡Hola!! me llamo Gemma y os voy a contar mi experiencia en Pompeya, una ciudad romana que fue víctima de la furia del volcán Vesubio en el año 79 d.C. Tuve la suerte de ir en el año 2007, mientras estaba de crucero por el Mediterráneo y he de decir que este fue el lugar que más disfruté, ya que soy una fanática de la historia de Roma y para mí caminar por las calles de esta ciudad fue como transportarme a la Roma del siglo I d.C. y sentirme como una romana más...deambular por sus calles, visitar las distintas domus e insulas; me imaginaba cómo sería vivir entre esas paredes...Otro punto fuerte fue visitar el teatro, sede de espectáculos y el templo de Apolo dónde iban a orar y hacer ofrendas...Simplemente, fue magnífico, mientras escribo este pequeño párrafo me doy cuenta de que no tengo palabras que describan mi experiencia, aún así espero que os haya gustado mi experiencia y os animo a todos a visitar esta increíble ciudad...
Natalie Oxley

Pompeii fue maravilloso

Es muy interesante para ver los edificios de los romanos. También puede ver un molde de las personas quien murieron. Debe ir a los teatros porque son hermosos. Esta ciudad se transportará a los tiempos del pasado cuando los romanos tuvieron control.
Inés Chueca

Viajar en el tiempo

Sonia Luna

Conocer el pasado

Simplemente decir que si hay oportunidad de ir, hay que hacerlo. Ya que es un sitio precioso que te transporta al pasado y que merece la pena ver aunque sea una vez en la vida.
La vistas impresionantes, me dejó con la boca abierta.
Ver más experiencias
Comparte tu experiencia Tus opiniones y experiencias sobre Ruinas Pompeya ayudarán a otros.
GUARDADO EN
4,89 sobre 5 (18 votos)
IMPRESCINDIBLE