Besalú
Experiencias de los viajeros en Rio Fluviá
Eva Pm

Un alto en el camino

En un día estival, la mejor opción para refrescarse, después de caminar y deambular por las calles y edificios de Besalú, es bajar al rio Fluviá.

Nosotros lo hicimos a través de las impresionantes escaleras que descienden desde el Puente románico que ha dado tanta fama a la villa.

Una vez en él, el rio te regala unas imágenes imborrables de la ciudad reflejada en sus "apacibles" aguas. Una maravillosa sensación de bienestar se ha producido cuando hemos decidido cruzar una parte del rio para llegar al otro lado y recuperar nuestro trayecto a través de la conocida juderia. Nosotros encantados, aunque se nos hayan mojado las sandalias, pero sobre todo mi perro ha quedado como nuevo, nos ha dicho que el Fluviá le ha gustado mucho;-)

Creo que Besalú le debe parte de su belleza a este rio y al encantador paisaje que se ha desarrollado entorno a él. Las imágenes se nos descubren bucólicas. Es, en estos momentos, cuando merece la pena sentarse tranquilamente y disfrutar del tranquilo fluir del agua, del frescor de sus orillas y sobre todo de la inigualable estampa de Besalú.
Comparte tu experiencia Tus opiniones y experiencias sobre Rio Fluviá ayudarán a otros.