Madrid
Experiencias de los viajeros en Parque del Retiro

Parque del Retiro

Cómo llegar
Teléfono
Guardar Añadir tu experiencia
Ana Schwarz

Una tarde en el Parque del Retiro

Visitar los parques en las ciudades a donde viajo, me deja siempre una increíble experiencia. Es en estos lugares de esparcimiento en donde podrás encontrar una gran belleza y descubrir la personalidad de la ciudad y de su gente.
Mi visita al Parque del Buen Retiro fue en el otoño por lo que disfrute de un clima agradable.
Este parque esta ubicado en el corazón de la capital, a unos pasos de la muy famosa Puerta de Alcalá, y sus visitantes son lo mismo españoles y extranjeros de muy diversos países.
Es un parque inmenso pues mide 118 hectáreas y tiene su origen en la época del Rey Enrique IV al rededor del año 1640.
Cuando paseas por sus calzadas encontrarás hermosos jardines, fuentes y monumentos.
Podrás disfrutar del Monumento dedicado al Rey Alfonso XII, frente a un hermoso lago en donde la gente se divierte paseando en lancha.
Tomar algunas fotos de sus árboles, ardillas, patos y algunas de sus fuentes, te permitirá llevar a casa un bello recuerdo de un lugar legendario de la capital española.
Es un rincón que no puedes dejar de visitar, por ningún motivo!
Willyfog

Uno de mis parques preferidos

El Parque de El Retiro es uno de los pulmones verdes de la ciudad de Madrid y uno de mis parques preferidos por su privilegiada situación.

Ahora que llega la primavera, el parque vuelve a la vida con su verdor, actividad de miles de deportistas que al día pasan por sus caminos para correr, andar, montar en bicicleta o patinar.

En el centro del parque tenemos el lago que muchos utilizan para darse un paseo en barca. Sin duda, en el interior hay otros rincones que te atraerán como el Palacio de Cristal, donde se celebran muchas y curiosas exposiciones.

También tienes muchas terrazas para tomar un aperitivo e incluso tienes videntes con sus mesas junto al lago.

Si vas con tiempo, no dejes de visitar la Iglesia de San Manuel y San Benito, que está junto a la parada de metro de Retiro, te sorprenderá.
Turiscapadas

Esta vez le ha tocado a Madrid

A lo largo del Paseo de México (en El Retiro), se encuentran estas esculturas del artista Ripollés.

Esculturas de gran tamaño, de múltiples colores en cristal de Murano o de bronce, que hacen las delicias de grandes y pequeños.

¿Quién ha estado en El Retiro y no se ha hecho una foto con ellas?

Existen diferentes teorías sobre el origen del estanque, aunque se cree que se aprovechó un pantano existente que había en el reinado de Felipe II (1559-1598), del que salían una red de canales, lagos artificiales y estanques que permitían regar los jardines.

El estanque, con 280 metros de largo x 140 metros de ancho, tenía en su parte central una isleta ovalada que hacía las veces de escenario para obras teatrales o de pescadero.

A lo largo de los años, sufrió diferentes modificaciones, siendo una de las más importantes la creación de la estatua de Alfonso XII en una de sus orillas y el embarcadero, que lo convierten en uno de los lugares más transitados del parque.

Nunca me había llamado la atención visitar la capital, tampoco podría explicar por qué, quizás porque tenía en la cabeza la imagen de que era una ciudad con mucha polución, ruido, agobios...

Hasta que decidimos viajar a Extremadura y hacer escala un par de noches en Madrid. Nuestra primera visita fue El Retiro. Fue sentarme a ver el atardecer en las escaleras que están junto al Monumento a Alfonso XII, mirando al gran estanque...Y me enamoré de aquel lugar. En ese momento supe que sería una de mis ciudades “fetiche”, y que a este viaje seguirían muchos más. Evidentemente, el viaje a Extremadura se canceló, y allí me quedé el resto de mis vacaciones.
Luisfernando

A escasos metros del Palacio de Crist...

A escasos metros del Palacio de Cristal y del monumento a Benito Pérez Galdós, nos encontramos con una sombría hondonada que cobija a una pequeña isla rodeada de una estrecha y curvilínea ria a la que se tiene acceso por tres puentes de madera.

Si dudas es uno de los lugares ideales para cobijarse del tórrido sol veraniego que azota la ciudad, aparte un sitio donde por el bucólico aspecto que da sus frondosos árboles y arbustos te invita a la tranquilidad y sosiego que tanto nos hace falta a los madrileños.

El sauce llorón impresionante.

A los pies del Palacio de Cristal (sus escalinatas se hunden en el) y construido a la vez que el mismo con motivo de la Exposición de las Islas Filipinas, se encuentra este hermoso lago artificial.

Una de las peculiaridades del mismo aparte de la gruta y la pequeña casacada que me recuerda al libro de Peter Pan, es que en sus aguas se encuentran sumergidas las raíces y parte del tronco del llamado Ciprés de los pantanos.

A casi todos nosotros cuando se nos habla del ciprés, se nos viene a la imaginación la vista de un cementerio pues suele ser el elemento arbóreo más usual en esos lugares.

Sin embargo, en esta ocasión paseando por el Retiro y más concretamente por el mágnifico marco del Parterre, observé como un grupo de cipreses había sido podado con habilidad y paciencia hasta darles una forma inusual, casi perfecta.

Fué la última visita que hicimos con Marta Pilar en este su viaje. Después de un duro pero fenomenal día, decidimos poner brocha final con una pequeña visita al Parque del Retiro aunque la noche se nos echaba encima.

Entramos por la puerta de Felipe IV para dirigirnos directamente al Paterre y desde aquí sentarnos en uno de los kioscos para tomarnos una cerveza y descansar.

Estando en estos últimos menesteres, la noche cayó sobre nosotros y a Marta le dió poco tiempo para saborear estos jardines, sin embargo no me impidió tartar de sacar unas fotografías no cturnas del estanque, cosa que no había hecho nunca.

Este es el único rincón que voy a subir de cuantos hemos visitado juntos, y lo hago porque su cámara no fué capaz de sacar las fotografías que hubiese querido.

Hasta pronto Marta, gran señora y sobre todo gran persona. Nos veremos.
Serviajera

Fue mi refugio

El Retiro es el rincón que más amo de Madrid. Durante mis primeros meses en la capital española fue mi refugio, un lugar muy mío, donde podía echar de menos a mi país y por otro lado disfrutar del giro que había tomado mi vida. Seguramente, a los madrileños les pasa desapercibido lo vital que es un sitio tan verde y húmedo para alguien que no está acostumbrado al aire terriblemente seco de Madrid.

Mis primeros meses, que coincidieron con el verano, yo sentía que tenía que ir al Retiro para poder respirar. Sólo bajo los árboles que están detrás del Palacio de Cristal sentía que no me ardían los ojos y los pulmones.

El maravilloso parque tiene fuentes preciosas, estatuas imponentes, un lago donde remar, un museo y sala de exposiciones, grandes glorietas donde en verano se ofrecen conciertos, calles anchas donde patinar. Pero la magia insuperable de El Retiro se esconde en sus senderos silenciosos, ésos donde en primavera florecen los lirios, donde se ocultan los enamorados, donde se retira a pensar, o simplemente a estar, la gente sola.
Iván Y Helena

Precioso parque que más grande no pue...

Lugar en el que mas tiempo pasé la primera vez que llegué a Madrid, lugar en el que con mis compañeros pasé bastantes aventuras, las cuales no están muy lejos pues fue este anterior 2 de Mayo. No llegué a pasear por todo el parque pues era enorme y me concentré mas en pasarlo bien con mis amigos.

El paseo en barca fue de lo mejorcito, nunca había remado una barca y me encantó, llegó momentos en el que había tanto calor que me quité la camisa y compañeros de otras barcas me mojaron (y yo a ellos, cómo no, jaja) con golpes de remo.

El monumento a Alfonso XII es precioso, había unas vallas a su alrededor, me contenté como para no acercarse a los lados, no sé, no lo comprendí bien, pues tampoco entré dentro. A las afueras del Parque me encantó la estatua al gran general Espartero.

Un lugar que sin lugar a dudas os recomiendo a visitar si vais a Madrid, ¡disfrutad de él al máximo!
Macmuseo

Una mañana de otoño en el Parque del ...

La reciente lluvia caida sobre el parque ha desanimado a los paseantes y el parque se encuentra solitario. Los árboles ofrecen al visitante sus colores más dispares por la diferente velocidad de descanso de su savia y por la diversidad de variedades. La humedad se respira limpia y perfumada por los olores de las hojas que alfombran su suelo antes de que los operarios de la limpieza las retiren. El templete de la música ofrece cobijo a un grupo de yoga que muestran su espiritualidad en sus pausadas posturas. El lago está tranquilo. Ninguna barca incomoda su descanso. La ardilla saltarina pasea tranquila sin que nadie inquiete la búsqueda de su sustento. El Palacio de Cristal ofrece su majestuosa estructura vidriada con la solitaria escultura (?) que alberga en su interior. Una mañana tranquila de otoño en el Parque del Retiro.

El Retiro en otoño es un espectáculo para ir disfrutándolo lentamente, paseando despacio, mirando hacia arriba, huyendo de los sitios concurridos. Si puede ser en día no festivo mejor. En este parque uno se olvida de todo el bullicio que le rodea, los ruidos, la polución, las prisas, los coches, y se sumerge en una plácida tranquilidad.
Rodrigo Nieto

Un lugar donde retirarse

Está considerado uno de los pulmones de Madrid y a la vez como su propio nombre indica un lugar donde retirarse física y espiritualmente.
Os ofrezco mi visión particular del Parque del Retiro, un lugar en el bullicioso y mágico centro de Madrid en donde no podrás escuchar ni un ruido. Paradójico pero cierto. Espero que disfruteis y os perdais en el.

Os gustan las flores? Os gustan olerlas?, pues teneis que venir a verlas en primavera al parque del Retiro.

La Rosaleda es un lugar dentro de este parque donde podeis contemplar las rosas en pleno apogeo.

Tiene forma de Laberinto y en el centro tiene una preciosa y sencilla fuente.

Simplemente pasead, ver y oler, es una pasada el aroma dentro del laberinto de flores.
Joana Saldon

Un plan gratis y super aconsejable co...

Un pequeño oasis verde y de tranquilidad en pleno centro de Madrid. Un lugar que cada día es diferente y donde es imposible aburrirse con los niños: la gente, el ambiente... payasos, teatro de títeres, las míticas barcas... y un poco más adelante un hombre haciendo pompas de jabón gigantes!! Cada paso, una nueva sorpresa.

Como mis hijos son aún pequeños una de sus actividades favoritas es localizar a los personajes que están disfrazados "repartiendo" globos (reparten para que luego los padres paguemos claro). Les fascina la idea de que Minnie les haga un flor. También les llama mucho la atención el hombre que hace las pompas de jabón gigantes... se pasan minutos absortos mirándolas y la verdad, no es para menos porque algunas son más grandes que ellos. Si no hay mucha gente alrededor a veces deja que los niños lo intenten...

Pasear e ir descubriendo juntos el ambiente... por supuesto el teatro de títeres es un plan que no debes perderte, gratuito, divertido y perfecto para tener a los niños entretenidos un buen rato.

El plan redondo es llevar unos bocadillos, una pelota y los días soleados tumbarse un rato en el césped a comer, descansar, jugar... y sobre todo desconectar del ambiente estresante de la ciudad. En El Retiro disfrutas de un domingo en modo off... uno de esos planes que uno no se cansa de hacer con los niños.
Si quieres más ideas de planes para hacer con niños http://www.mamasviajeras.com
Carmen Quereda Merino

Fue algo digno de ver

En la ultima nevada en Madrid , me fui al Retiro , ( aunque fui por la tarde y ya estaba un poco derretida), estaba expectacular , las fuentes congeladas , el estanque sin barcas paseando por sus aguas , jamás lo había visto así , sus senderos llenos de nieve , el lago del Palacio de Cristal congelado , la gente haciendo fotos a todo , pero lo mejor fue su atardecer , jamás había visto un atardecer así , el cielo totalmente dorado , dando reflejos en el agua que parecía oro , fue algo digno de ver , fue el mejor cielo que había visto , y lo vi aquí en Madrid
Carlos Olmo

Un rincón tranquilo

El Retiro de Madrid es un parque al que se puede amar u odiar al mismo tiempo, ya que a veces está tan lleno de gente que te sientes como en hora punta en el metro, pero es siempre posible encontrar un rincón tranquilo si escapamos del mogollón en torno al estanque.
Rubén Díaz Alonso

Tengo un buen recuerdo del sitio

El Retiro es un parque bastante grande y que tengo cerca de casa, lo que me ha permitido a lo largo de mi vida acercarme sin ningún problema.

Desde pequeño, cuando mi padre me llevaba a dar de comer a los animales que por allí pululan, tengo un buen recuerdo del sitio y siempre que voy es una sensación muy agradable.

El parque en sí está bastante bien cuidado, algo difícil teniendo en cuenta lo grande que es. Es ideal para ir con los amigos y echar unas partidas de cartas tirados en la hierba, ir con tu chica, o simplemente leer un libro o sacar fotos (donde empecé yo).

Hay que destacar la presencia de pavos reales, así como los típicos patos y tortugas (estas últimas al lado del Palacio de Cristal, de obligada visita). Echo de menos, eso sí, a las ardillas, que las fueron quitando progresivamente al observar que los visitantes se las llevaban, o eso dicen (aunque alguna queda).

Es difícil que alguien que conozca "muy mínimamente" a Madrid no haya visitado este parque. E incluso para los que no han visitado la ciudad, lo conocen. Y, desde luego, es una fama merecida. ¡Ah! Y la entrada es gratuita, por supuesto.
Chaimae

Escultura al aire libre en El Retiro.

Durante la primavera de 2009 tuvo lugar la exposición en el madrileño Parque de El Retiro, de la escultura de Juan García Ripollés. Escultor castellonense, mostró en esta ocasión 19 de sus obras, que ocuparon el paseo de México desde la Puerta de la Independencia a la plaza de Nicaragua.
La exposición se denominó Universo Urbano y reunió 15 grandes esculturas en bronce y cuatro en fibra recubierta de cristal de Murano coloreado, algunas de ellas terminadas justo para su exposición en la capital. Son obras apasionantes, muy expresivas y llenas de color.
Esta exposición fue exhibida con anterioridad en Verona, Venecia, Hertohembosch (Holanda), Palma de Mallorca, Valencia, Córdoba y Sevilla.
Mari Trini Giner

El parque más completo que he visto

El parque de El Retiro es el parque más completo que he visto. En él puedes encontrar algo más que lo que solemos ver en un parque normal y corriente. Aquí no solo hay árboles, bancos, atracciones para los más pequeños, hay un lago con barquitas, donde puedes pasear, hay monumentos históricos de gran relevancia no solo para España.
Aierim

Un lugar muy especial

A parte de ser un precioso y enorme parque, es para mi un lugar muy especial. Estuve por primera vez cuando fui a conocer a mi chico, pues yo soy de Barcelona y él me llevó a conocer el tan nombrado Parque del Retiro. El día estaba nublado, era un domingo al mediodía y apenas había gente, conocí un Retiro sin bullicio de gentes, sin títeres, sin músicos, sin niños que corrieran alegres, sin el resplandor de sus árboles, sin marineros de estanque, sin tantas cosas... Pero aún y así me cautivó. De eso hará casi cinco años y no me canso de descubrirlo, de pasear por sus jardines, de observar familias enteras compartir tiempo con los suyos, igual que lo comparto yo con mi pareja.
Ver más experiencias
Comparte tu experiencia Tus opiniones y experiencias sobre Parque del Retiro ayudarán a otros.
GUARDADO EN
4,62 sobre 5 (258 votos)
IMPRESCINDIBLE