Barcelona
Experiencias de los viajeros en Parque de atracciones Tibidabo

Parque de atracciones Tibidabo

Cómo llegar
Teléfono
Web
Guardar Añadir tu experiencia
Paulinette

A 500 metros de altura, la colina de...

A 500 metros de altura, la colina de Tibidabo domina Barcelona. Consta con un parque de atracciones, pero este es más para niños pequeños que para adultos, hay un parque para ir a pasear, y para los que les gusta el senderismo, desde allí salen varios caminos del Parque Nacional de Collserolla.

En bicicleta se puede subir por el funicular de Vallvidrera, y luego subir un poco más con las bici para aprovechar el parque.
Los peatones llegan con el funicular de Tibidabo, que no entra en la tarjeta T10 de transportes de Barcelona, y es un viejo funicular que se toma al final de la avenidad Tibidabo, un tramway sube a la estación de funicular.

También se puede llegar por el funicular de Vallvidrera, donde pasa el bus 111 que llega hasta la plaza de Tibidabo.
La iglesia con su cristo de brazos abiertos que recuerda el del pan de azúcar en Brasil, presenta la particularidad de ser dos iglesias, una sobre la otra.

El parque se llena un montón los fines de semana, de gente con niños pequeños que viene a aprovechar el parque, es difícil parquear y mejor llegar en transporte público. Hay un par de restaurantes, y un mirador, cuando acaba de llover y el cielo está claro, se ve hasta Mataró y Castelldefels.

Lo recomiendo más que todo de noche, que se puede ver la vibrante ciudad, y también para ir a pasear en bici o a pie por el parque de Collserola, que se encontrarán en plena naturaleza a media hora del corazón de Barcelona.
Aierim

Renovarse o morir

Este parque de atracciones podríamos decir que es una vieja glòria, en sus inicios, a principio del s.XX gozó de esplendor y reconocimiento alrededor del mundo, pero con el paso del tiempo se fue quedando anticuado, la gente fue perdiendo interés y sus atracciones fueron apagándose poco a poco, todo ellos unido a una mala gestión empresarial. Finalmente el parque estuvo cerrado durante un tiempo hasta que el Ayuntamiento de Barcelona tomó las riendas y se convirtió en el nuevo gestor del parque.
De eso hace ya once años, y evidentemente el parque ha mejorado, ha incorporado nuevas atracciones y ha mantenido las atracciones que le convirtieron en un lugar novedoso y al que todo el mundo deseaba ir, como por ejemplo el avión o la atalaya.

Año tras año intenta renovarse para no morir, pero ya nada volverá a ser como antes; hecho que no quita que sea un símbolo de la ciudad, un símbolo a respetar y cuidar; y especialmente para los que vivimos tiempos mejores, un pasado para recordar.

Algo bueno que han traído los nuevos tiempos es que se puede entrar al parque sólo a pasear, o a tomar algo en los puestecitos repartidos por el recinto, las atracciones están distribuidas a lo largo de una sinuosa carretera que perfila la montaña, y facilita que nos demos un tranquilo paseo, eso sí, acompañado de los gritos de las atracciones.

La mejor manera de subir al parque es cogiendo el Tibibus (T2A) que tiene parada en la Plaza Cataluña (justo enfrente de Caja Madrid) y sube directo, sin paradas al Tibidabo en aproximadamente una media hora. Para enfrente del parque, sólo tendremos que subir una ligera cuesta y nos encontraremos con la entrada del parque. El precio es de 2,80€ por trayecto, pero si compráis la entrada al parque os devuelven el dinero del trayecto.

Sólo me queda desearos que lo disfrutéis y que os dejéis llevar por la ilusión en la Montaña Mágica
Guanche

En Barcelona, hay dos puntos para sub...

En Barcelona, hay dos puntos para subir a admirar una vista completa sobre la ciudad. Está la colina de Montjuic, del lado del puerto, a la que se sube con un funicular desde Paral-lel, y La colina del Tibidabo, más alta, que ofrece una vista más a 180 grados sobre la ciudad catalana. Para subir, tienes que tomar el ferrocarril catalán FCG hasta Peu del Funicular, tomar el funicular y el bus 111, o puedes ir en metro hasta Avinguda del Tibidabo, y tomar el funicular que sube a la iglesia de Tibidabo.

Una vez arriba, en frente de la iglesia, puedes admirar una de las más bellas vistas a la ciudad. Hay un restaurante que ofrece vistas espectaculares, un hotel de lujo, la Florida, pero que está más del lado del parque natural. Se distingue el Passeig de Gracia, la gran avenida que separa las dos partes del Eixampla, el barrio gótico con sus calles estrechas, el puerto viejo, y la avenida diagonal que llega al puerto nuevo. De noche, los edificios se iluminan, como la famosa Torre Agbar, que se pone roja y azul, como el agua hirviendo y helada. Hay un parque de atracción para los niños, y una noria, para tener una vista más alta todavía!

El parque de atracciones de Tibidabo se encuentra arriba de todo, dominando la ciudad de Barcelona desde la colina del Tibidabo, en la sierra de Collserola. Es un parque que los niños aprecian porque está hecho a su medida, y al que los adultos regresan por nostalgia, ya que es un parque muy viejo. Ahora el funcionamiento del “camino del cielo” como le dicen, es que puedes pagar una entrada que vale 20 euros y te da derecho de forma ilimitada a hacer todas las atracciones, o puedes pagar cada una 2 euros, y solamente hacer las que realmente te interesan. Hay restaurantes, tiendas de recuerdos y bares, y sobre todo, la vista a la ciudad es increíble. Subes a la noria, y no solo estás en el cielo, pero además tienes Barcelona a tus pies, y es una sensación que vale la pena. El parque tiene también un pequeño museo de autómatas, y atracciones para los pequeños, como caballitos y un paseo en barco.

Estás en el punto más alto de toda la ciudad de Barcelona, y este parque está lleno de recuerdos, ya que es centenario, no ofrece la última tecnología y los efectos especiales que hacen los parques nuevos y modernos, pero es un emblema de la ciudad.
Eva Pm

Atracciones de altura

Encantador e histórico Parque de Atracciones, quizás el más antiguo de España. El valor añadido de este bonito y divertido rincón son las impresionantes vistas que nos ofrece de la ciudad condal.

Con atracciones clásicas, el Tibidabo se convierte en un lugar para disfrutar con la familia, los amigos, incluso en pareja ya que tiene toques románticos debido a lo "añejo" de sus construcciones y ubicación.

Al no ser tan grande, y de atracciones tan arriesgadas como los parques actuales, el Tibidabo es un lugar sin aglomeraciones, donde puedes disfrutar de las atracciones sin esperar largas colas.

En mi caso, nos acercamos el día de Reyes para invitar a la familia que vino de Madrid. A pesar del frio, lo pasamos muy bien. A todos les encantó el estilo "retro" del Tibidabo, pero sobre todo, el hecho de llegar a una de las zonas más altas y bonitas de Barcelona.
Antartida

Hoy quiero hablaros de algo muy...

Hoy quiero hablaros de algo muy emblemático en Barcelona, y con muchos recuerdos de mi infancia, el avión del Tibidabo.
El Avión del Tibidabo tiene 81 años. Cuando fue proyectado, en 1928, para la inmensa mayoría de la población era la única manera de experimentar la sensación de un viaje con este transporte aéreo.
Yo recuerdo de pequeña, una sensación increíble, cada vez que me subía con mi padre.
Es una réplica del primer avión que hizo el trayecto Barcelona-Madrid. Es impulsado por su propia hélice y dentro conserva los elementos originales.
Aunque luego de mayor, no es la atracción más alucinante, ni más divertida, ni más emocionante, para mí es la más emblemática y la que más recuerdos me trae.
Ignacio Carmona Loeches

Un lugar de fantasías

Ir al Parque de atracciones del Tibidabo es una experiencia que nos traslada a nuestra infancia donde montábamos en cualquier atracción por muy despacio que fuese y donde podías comer todas las chuches que quisieses a costa de unas pequeñas caries.

Para llegar se puede coger el Bus T2A desde Plaça Catalunya (parada ubicada a la esquina de Pl. Catalunya con Rbla. Catalunya, delante de Caja Madrid) o coger el Tramvia Blau o el Bus 196 y después el Funicular del Tibidabo.

Es un lugar emblemático de Barcelona donde puedes disfrutar de unas maravillosas vistas (posiblemente las mejores) de Barcelona y también encontraréis atracciones históricas como el Museo de Autómatas, de visita obligada, y atracciones para toda la familia. Woody Allen lo encontró tan mágico que lo escogió para rodar ciertas partes de Vicky Cristina Barcelona. Es mítico el Avión del Tibidabo que se ve en la foto
Claudia Peyri

Parque mítico que vale la pena por la...

Este parque es uno de los más bonitos de Europa, y aunque sus atracciones no son la bomba, sí que tiene el barco pirata, que me encanta, y un pasaje del terror que da bastante miedo/susto (o eso o yo soy muy asustadiza). Sin duda, por esto, lo mejor del parque son las vistas a la ciudad, por lo que procurar ir cuando sea un día despejado. Impresionante las vistas desde las sillas voladoras. Para los más pequeños es muy divertido.
Carlos García Caballé

En mi profesión me paso unas 12 horas...

En mi profesión me paso unas 12 horas al día conduciendo en Barcelona y el poco tiempo que tengo me lo paso estudiando una carrera universitaria; así que, cuando quiero desaparecer del bullicio de la ciudad, de la masificación de gente, del irritante tráfico, de la pesaded de los estudios, del estrés que me provoca todo en conjunto... Cojo mi coche, pongo la música que me relaja y conduzco hasta la montaña del Tibidabo, donde me pierdo por las varias carreteras que recorren la misma hacia diferentes pueblos colindantes (Molins de Rei, Sant Cugat...) y que transcurren entre bosques de variados árboles, principalmente pinos. Muchas veces comienzo a conducir por caminos o carreteras que no he pasado nunca antes para descubrir cosas nuevas y que están a un paso de mi ciudad.
Pero lo mejor de todo, son los muchos miradores que tienes desde la montaña, principalmente el que esta justo en el parque de atracciones, muy aconsejable ir por la noche, ya que se puede observar la mayor parte de la ciudad de BCN, con todas sus luces encendidas. Justo antes de llegar al parque y al lado del Hotel La florida, tenemos otro mirador o más bien aparcamiento de coches, donde podemos ver toda la zona del vallés (desde Molins de Rei, Sant Cugat,Rubi, Cerdanyola,...),incluso ver la zona que esta más al norte de BCN y que esta colindante con Badalona, Santa Coloma,etc. Y el mar, donde justo nace la serralada de Collserola; además de poder observar al fondo varias montañas prepirenaicas (dirección Montsey), que en invierno tiene nieve, lo cual me provoca una cierta serenidad. Este último mirador es aconsejable verlo por la mañana y en invierno, ya que por la noche no se aprecian las montañas.
Podriamos decir que estos miradores son los más altos y los que se visualiza más horizonte, pero luego hay pequeños miradores repartidos por toda la montaña, donde podemos observar el propio valle que crea la misma hacia Sant Cugat, con sus pinos e intercaladas pequeñas casas. Para el lado sud de la montña podemos ver como se pasa rápidamente del bosque de pinos a la civilización, pudiendo observar toda la zona masificada de Sant Feliu, Molins de Rei, Sant Boi,etc. Aunque no falto de belleza en todo su conjunto.
Para disfrutar de la montaña de verdad, lo mejor es calzarse unas buenas botas de montaña y recorrer los muchísimos caminos que podemos encontrar, con variados destinos y paisajes. Todo esto a 10 minutos de la ciudad.
Ivan

Reencuentro con la montaña

Esta mañana nos hemos acercado para ver el Tibidabo y nos hemos llevado una grata sorpresa, han abierto el recinto de las atracciones para el libre acceso y el precio de los bonos para las atracciones es muy asequible a nivel familiar. La montañana mantiene su encanto, unas vistas formidables. Aviso: para ir en coche ahora es obligatorio aparcar en un parking de pago.
Sai Mena Sanchez

Luces de Barcelona

Si tienen la oportunidad de viajar a Barcelona, deberían observar la gran ciudad desde una posición privilegiada. Uno de estos rincones podría ser perfectamente el parque de atracciones del Tibidabo. Era un día de intenso frío, aún así mi primo y yo nos dispusimos a subir la montaña, nos acompañaba nuestra cámara, el trípode y un pequeño bocata comprado en la gasolinera más cercana. Fue una noche muy fructífera a nivel fotográfico.
Martín Alejandro Carmona Selva

Ir al Tibidabo es siempre reconfortan...

Desde que uno sube al Tram Blau hasta que llega a lo más alto del Temple del Sagrat Cor, se respira un aire único.

He vivido a sus pies por casi 4 años y, por ende, es algo especial para mí.

Más que el Parc d'Atracions -que no está mal-, lo que destaco son las vistas.

Desde pocos lugares puede verse mejor Barcelona que desde lo alto del Templo.
Ikermartines

Es un lugar desde donde se puede mira...

Es un lugar desde donde se puede mirar cualquier rincón de Barcelona . Ir en familia y en especial con niños pequeños ya que sería genial para ellos .
Isidro Iglesias Del Valle

Un parque de atracciones con mucho...

Un parque de atracciones con mucho encanto, ubicado en uno de los puntos más altos de Barcelona, desde él se puede contemplar toda la ciudad con el mar al fondo. La subida por el funicular complementa una de las visitas obligadas de la ciudad
Xavier Caballé

Parque de atracciones emblemático de ...

Parque de atracciones emblemático de la ciudad de Barcelona por su condición de punto más alto de la ciudad, disfruta de unas vistas privilegiadas de la maravillosa ciudad de Barcelona que en un día despejado alcanza la vista hasta el mar.
Alba Escrivà

Esta es la mítica noria de un parque ...

Esta es la mítica noria de un parque de atracciones que lleva más de 100 años en funcionamiento, un lugar donde disfruta toda la familia gracias a sus variadas atracciones y sobre todo las bonitas vistas que hay hacia la ciudad de Barcelona.
Ver más experiencias
Comparte tu experiencia Tus opiniones y experiencias sobre Parque de atracciones Tibidabo ayudarán a otros.
GUARDADO EN
4,20 sobre 5 (25 votos)
MUY BUENO