Disfruta más de tus viajes
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +
Compartir
¿Te gusta Medina Chefchaouen?
Compártelo con el mundo
¿Dónde quieres ir?

Medina Chefchaouen

info
guardar
Guardado

74 opiniones sobre Medina Chefchaouen

20
Ver fotos de SerViajera
20 fotos

Me bajé del bus y lo primero que noté...

Me bajé del bus y lo primero que noté fue el cambio de temperatura: Me despedí de la vestimenta ligera de Tánger y Tetuán y me abrigué con una chaqueta. A través de calles estrechas y tortuosas salpicadas de tiendas pequeñitas llegué a la plaza Uta el-Hammam, dominada por la Kasbah, sombreada por viejos árboles y rodeada de cafés.
Fue al atravesar una de las entradas a la Medina que todo cambió. Al principio imaginé que el azul de los muros duraría una cuadra, dos, o tal vez tres. Pero continuó, y como una ola se expandió por callejones y escaleras. Y no me refiero a paredes o zócalos, sino al suelo de callejones y escaleras: En la mágica Xaouen uno camina y pisa color azul, da pasos sobre el azul.
Las calles continuaron, me llevaron siempre azules hasta la parte más vieja y alta de la medina, ensombrecida por la enorme mole gris del Rif. Allí, una puerta gruesa me dio paso a Dar Terrae, la posada donde me hospedaría.
¿Cómo es que existe en el mundo un pueblo azul? En 1494, refugiados judíos y musulmanes que escapaban de Granada se instalaron en Xaouen. Junto con la tristeza que traían, acarreaban tradiciones y costumbres. Por eso Xaouen creció similar a un pueblo andaluz: Casas con muros gruesos, pequeños balcones de forja, tejas de barro, patios con limoneros. Todo blanco, menos puertas y ventanas, pintadas de verde, el color musulmán.
Protegida por las cumbres de El Rif, Xaouen permaneció aislada durante siglos. Sin poder olvidar que habían sido expulsados de Granada, sus habitantes prohibieron la entrada de cualquier cristiano bajo pena de muerte hasta 1920, en que Marruecos fue ocupado por los españoles. Los recién llegados encontraron un pueblo donde los judíos todavía hablaban una variante del castellano medieval. En 1930 llegaron a Xaouen más refugiados judíos. Con ellos se renovaron costumbres, entre ellas la de pintar sus casas de azul, color simbólico judío.
Las infinitas variaciones del añil hoy son el emblema de la mágica Xaouen, más allá de culturas y religiones. Contra el turquesa, azul marino, cobalto o celeste, cualquier objeto resalta y se convierte en un tesoro. El sol le da a todo un extraño tono pastel; la lluvia corre por las escaleras formando cascadas iridiscentes, y los charcos parecen diminutos pozones de mar.
SerViajera
57
Ver fotos de sala2500
57 fotos

Bueno, fuimos solo para un día y lo m...

Bueno, fuimos solo para un día y lo mejor era vagar tranquilamente por sus cuestas, arriba y abajo. Es el encanto de sus callejones el que atrae aquí a miles de visitantes hace ya muchos años. Hace unos 10 años vine a este pueblo por primera vez, hoy día está igual o más bonito si cabe. Pocas cosas cambian en las zonas rurales, por el contario, van ganando peso e importancia todo lo más tradicional. El esmero con que los habitantes cuidan Chef-Chaouen no es ni mucho menos nuevo. Calles limpias, fachadas decoradas, encaladas en el típico lila de Chaouen, callejones retocados por comerciantes, gente tranquila, panorámicas del pueblo.., fué una pena venir desde Fés solo para un día pero en definitiva también un gran acierto, peór huviese sido no venir..
Ah! Por supuesto visité de nuevo mi pensión favorita de cuantas pisé en Marruecos "La Castellana", con el magnífico "hamam" justo enfrente; sigue igual o más bonito que antaño..
sala2500
10
Ver fotos de su mapamundi
10 fotos

Esta medina es muy amable para los vi...

Esta medina es muy amable para los visitantes primerizos ya que por su tamaño, estructura y su falta de grandes aglomeraciones de gentes. Las callejuelas son los suficientemente retorcidas como para mantenerle a uno en tensión y misterio pero al mismo tiempo su espaciado hace que uno nunca se sienta irremisiblemente perdido, lo que proporciona un cierto sentido de seguridad.

Los colores de la medina son chocantes por su fuerza y por las mezcolanzas de los tintes las casas encaladas de blanco y con azul en diferentes tonos, en contraste con los rojos ocre de los muros de la kashbah.

Como siempre en las medinas, son de especialmente las puertas que en el caso de la medina de Chefchaouen serían: Bab Suk, Bab el Majarrol, Bab el ánsar y Bab el Ain.

El centro de la medina gravita en la plaza Uta el Hammam donde se puede tomar aperitivos tranquilamente en cualquiera de los cafés o salones de té, mientras se aprecian vistas privilegiadas de la kashbah y la Gran Mezquita.
su mapamundi
2
Ver fotos de Pilar Goyoaga
2 fotos

Chaouen la hierbabuena

Aunque parezca extraño no me gusta mucho viajar. Si que me agrada conocer lugares nuevos pero cuando un sitio me atrapa necesito volver, profundizar en él y seguir conociéndolo. Impregnarme del lugar con los cinco sentidos. Como esto no es fácil y sé que “quien mucho abarca poco aprieta” reduzco mis viajes a lugares cercanos y sencillos. Cuando llegué a Chauen perdí pronto la prevención que en nuestra cultura y educación tenemos hacia lo diferente y supe enseguida que allí tenia que volver.

A pesar de tener una ideología, unas costumbres un idioma tan distintos, en Chauen es fácil establecer comunicación, aprender y compartir porque en Chauen llevas los sentidos, los cinco sentidos, a flor de piel .

La vista se empapa de luz y de color, el oído escucha el bullicio y el silencio, el canto de los pájaros y las letanías de la oración.

Compartir supone tocar, abrazar, besar, sentir la suavidad de la piel y la frescura del agua que corre. Compartir supone mirar y reír.

Aromas intensos a especias, a menta, a jazmín, a jengibre, aromas desconocidos que vas poco a poco aprendiendo a identificar. El deleite del paladar recuperando sabores auténticos, el sabor del buen pan, de la fruta y la verdura y descubriendo sabores nuevos, intensos, dulces, agridulces, picantes, especiados. Los cinco sentidos a flor de piel y la necesidad de volver.
Pilar Goyoaga
Leer 10 más
Listo
20
Ver fotos de LORENA CUENCA RAMON
20 fotos

Paseo por chefchaouen

Un paseo por Chefchaouen, uno de los enclaves más bellos de la cordillera del Rif, fue una experiencia inolvidable y mágica.
Las casas blancas con sus ribetes azules, ventanas azul turquesa y enrejados casi imposibles de imaginar. Visitar Chefchaouen fue como adentrarme en un cuento, en las entrañas de un mágico pueblo lleno de rincones y callejuelas que me invitaron a perderme.
Su tranquilidad me enseño a no tener prisa, a disfrutar de cada momento, a saborear con calma el famoso te a la menta sin darme cuenta del paso del tiempo.
LORENA CUENCA RAMON
27
Ver fotos de macmuseo
27 fotos

La ciudad azul.

Chauen es un bonito pueblo del norte de Marruecos. Nuestra visita la hicimos en los primeros días del mes de agosto, pero no hacía mucho calor. Tuvimos suerte. Después de visitar los jardines que hay debajo de Ras el Maa subimos hasta los lavaderos y nos llevamos una gran sorpresa por la gran cantidad de gente que había en aquel lugar.

En anteriores ocasiones no habíamos visto tantas personas -marroquíes, por supuesto- en este paraje. La visita a la Medina siempre es un verdadero placer, con el color azul presente por todas partes.
macmuseo
60
Ver fotos de Jesus Sanchez Gonzalez (Zu Sanchez)
60 fotos

Pintoresca desde la alcazaba

Si bien resulta digno de ser pintado sobre un lienzo cualquier rincón de la medina con intrincadas calles salpicadas de detalles no lo es menos la vista que podemos disfrutar desde la Alcazaba. Sus casas predominantemente azules parecen superponerse como un decorado teatral.

Callejear por la hermosa y laberíntica Chaouen es una delicia. Fuentes, plazas y arcos salpican esta perla marroquí. El encanto de algunas de sus fachadas llama nuestra atención y los auténticos reyes del lugar son los gatos.
Jesus Sanchez Gonzalez (Zu Sanchez)
9
Ver fotos de raul
9 fotos

En la cordillera del rif, provincia d...

En la cordillera del Rif, provincia de Tanger - Tetuan y a los pies de los montes Tisouka y Megou encontramos la ciudad de Chefchaouen o también llamada Chaouen. Se respira una absoluta tranquilidad pues por sus calles apenas transitan coches. Su medina a la que se accede por cinco puertas diferentes se inunda de bazares y tiendas con el deslumbrante azul y blanco de sus fachadas. Serpenteando por sus calles llegamos a la plaza de Uta el-Hammam donde se encuentra la Gran Mezquita y la Kasbah.Chauen fue durante siglos una ciudad considerada sagrada, donde se prohibía la entrada a los extranjeros. Por esta razón se ha mantenido con pocas alteraciones toda su fisonomía medieval.
raul
6
Ver fotos de ANA MARIA
6 fotos

Perderse del miundo

Un lugar para desconectar de verdad .Albergue Dardara, el dueño y las personas que trabajan en el albergue no pueden ser mas amables. Muy cerquita de Chefchauen , en un entorno natural y precioso. En el restaurante te sirven verduras de agricultura ecológica de su propio jardín. La comida es bueniiiisima.

Chauen es una ciudad preciosa con las casitas blancas y las puertas azules, es una maravilla caminar por sus calles de día y de noche.

Dentro de la ciudad hay , bazares, restaurantes y mas hoteles rurales encantadores.

Es un sitio muy especial para descansar, cambiar totalmente de ambiente y donde puedes disfrutar también de la preciosa naturaleza de ese lugar!!
ANA MARIA
7
Ver fotos de Federico Gonzalez
7 fotos

Otra cosa

Ir a Marruecos en general y no sentirte culpable, por la injusticia social en la que todavía vivimos al ver a una mujer cargando kilos de los que sea en la cabeza por las carreteras de una punta a otra, puede tener incluso pecado. Ir a Chef Chaouen sigue teniendo esa parte que, siendo un poquito humano, a uno lo desmoraliza, pero también tiene rincones entre sus calles donde perderse es poco más que una obligación y en sus alrededores se pueden ver paisajes y atardeceres de ensueño.
Federico Gonzalez
Listo
Leer 10 más

Información Medina Chefchaouen

Teléfono de Medina Chefchaouen
6245781458
6245781458
Dirección de Medina Chefchaouen
Medina, Chefchaouen
Medina, Chefchaouen
ver más