Disfruta más de tus viajes
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +
Empezar a colaborar
¿Te gusta Campo de Concentración de Sachsenhausen?
Compártelo con el mundo
¿Dónde quieres ir?

Campo de Concentración de Sachsenhausen

info
reservar
guardar
Guardado

30 opiniones sobre Campo de Concentración de Sachsenhausen

14
Ver fotos de jamborree
14 fotos

Espeluznante

Decidimos visitar este campo de concentración en nuestra escapada a Berlín.
A través de internet localice al grupo vive Berlin. Por esta visita solo piden 1 euro para la fundación y después la voluntad para la guía. A nosotras nos gusto mucho las explicaciones de Mar, nuestra guía.
Fue construido en 1936 sobre todo por prisioneros de los campos de Emslad. Fue construido por un arquitecto de la SS en teoría como campo de concentración "modelo" . Dicho campo gozaba de una posición especial dentro del sistema de campos de concentración nazis por su cercanía a la capital del Reich y porque servia como campo de entrenamiento para su personal.
Entre 1936 1945 hubo más de 200.000 personas recluidas en el campo de concentración de Sachsenhausem. Decenas de miles murieron a causa de enfermedades, trabajos forzados, malos tratos y hambre, o fueron victimas de los operativos de exterminio sistemático de las SS. En las marchas de la muerte posteriores a la evacuación del campo a finales de abril de 1945 murieron a su vez miles de prisioneros. El 22 y 23 de abril de 1945 soldados soviéticos y polacos liberaron a los más de 3.000 enfermos, médicos y enfermeros que había permanecido en el campo de concentración. A partir de 1948 Sachsenhausen se convirtió, como campo especial Nr1, en el más grande de los campos especiales en la zona de ocupación soviética. Hasta su desmantelamiento en marzo de 1950, por este campo de concentración pasaron unas 60.000 personas, de las cuales 12.000 murieron a causa de enfermedades y desnutrición.

Si os interesa ir se puede ir en tren regional RE5 desde la estación central de Berlín- Hauptbanhof hasta la estación de Oranienburg (unos 25 minutos) o desde el tren de cercanías S.Bahn linea S1 (Wannsee- Oranienburg) hasta la estación de Oranienburg (unos 30 minutos) Después el autobús 804 (pasa cada hora) hasta el monumento conmemorativo o bien por el camino peatonal señalizado (unos 20 minutos)
jamborree
5
Ver fotos de Manu_bv
5 fotos

Sachsenhausen: soledad y recuerdo.

Los campos de concentración creados por el mundo nazi que aun existen siempre crean controversia. Muchos piensan en cuál es la finalidad de los mismos, cómo puede ir la gente a visitar sitios así, sabiendo las masacres sin sentido que se dieron en ellos. Pues bien, cierto es que no es plato de buen gusto pasear por ellos, ni una sensación agradable ni mucho menos, pero como muchas tantas cosas, forma parte de la historia, y como tal, merecen un alto en el camino para reflexionar sobre los hechos ocurridos y rememorar las pobres víctimas que pasaron en ellos los peores días de sus vidas. Hoy en día están establecidos como un monumento de conmemoración a todos ellos y lo que tuvieron que soportar, ya que por muchos años que pasen, siempre habrá que mantenerles en el recuerdo.

En mi caso, encontré la visita por este campo muy instructiva. Disponen de audioguías en todos los idiomas, las cuales narran paso a paso donde se encontraban cada parte de los integrantes de los grupos nazis, cual era al día a día dentro de los barracones de los opositores políticos, judíos, homosexuales y demás prisioneros recluídos en sus paredes. Cierto es que, las audiogúias no ayudan a eliminar el sentimiento angustioso que sientes al recorrerlo. Narran cómo donde uno se encuentra en ese mismo instante, hace muchos años corrían prisioneros apedreados por los ciudadanos cual ovejas para el hazmereir del público, como único destino los barracones de tortura donde confinaban a miles de personas. Cuentan los hechos de una manera un tanto cruda, pero a quién vamos a engañar, las injusticias que sucedieron en este campo de concentración no son para menos y es bueno asociarlas con la realidad.

Las fotos hablan por sí solas, y aunque no disponéis de guía alguna para recorrer este tétrico pasaje, espero que con mi explicación os sirva de ayuda para, al menos, pararos a pensar por un segundo las barbaridades que en un día el hombre cometió y que jamás debemos volver a consentir. Para finalizar os dejo con una cita escalofriante de un prisionero que es el único que, de verdad, puede valorar y transmitir todo lo que sucedió aquellos años. Fue colocada en una placa commemorativa en el museo del campo de concentración (ver foto), así que al menos, el último deseo de este hombre logró ser cumplido.
Manu_bv
41
Ver fotos de Ashura
41 fotos

Pensábamos ir solos para ir a nuestro...

Pensábamos ir solos para ir a nuestro aire, hacer fotos tranquilamente y escuchar una audio-guía o leer los paneles pero al final decidimos ir con Cultourberlin, ya que la visita guiada del día anterior nos había gustado mucho. Fue una buena decisión.

Recomiendo reservar un día para su visita, o al menos no tener nada programado después a una hora concreta. Hay mucha gente y a veces tienes que esperar a que no haya nadie para ver bien las cosas o hacer la foto, más que nada en los barracones, es un poco estresante. Además la mayora son visitas guiadas y los guías en lugar de apartarse, hacer la explicación y después ir a ver lo que ha explicado tranquilamente (como hacia el nuestro), se paran delante de lo que hay que ver de forma que tu estas allí con un montón de gente que te tapa lo que quieres ver.

También recomiendo llevar comida, ya que cerca del Campo solo hay un pequeño bar. En el pueblo si que hay restaurantes.
Ashura
53
Ver fotos de Frau Mujica
53 fotos

Campo de concentración a minutos de berlín

Con el metro Linea 1 (Wannsee-Oranienburg) se puede llegar rápido y fácil. La entrada al campo es gratuita y se puede arrendar audio guías. Fui en julio de 2014 con mi hermana y sus dos hijos, para que también conozcan la parte triste y oscura de la historia de Alemania y conozcan de primera mano lo que les enseñan en las escuelas. A pesar de que no queda mucho en pie, no es difícil imaginar el horror, sufrimiento y la muerte de miles de prisioneros de muchas nacionalidades.
Frau Mujica
Leer 10 más
Listo
1
Ver fotos de Antonio Otero
1 foto

Para no olvidar

Esta es una visita que todas las personas de bien, si algún día tienen la oportunidad, deberían hacer. Comprobar "in situ" cómo sucedió, dónde sucedió y por qué sucedió unas de las mayores salvajadas que los humanos han cometido contra sus congéneres, es una lección imborrable. Los alemanes se están encargando de que las atrocidades nazis no caigan en el olvido, pues es el mejor modo de no repetirlas. Hicimos la visita con los chavales de freetour y fue un auténtico placer. El campo de concentración (que no de exterminio) está situado a 35 km de Berlín. Se llega con el billete de metro (zonas ABC) en una media hora. Desde la estación de Oranienburg hay que dar un paseo de unos 10 minutos hasta el parque. Tiempo total de la excursión unas cinco horas.
Antonio Otero
37
Ver fotos de CELUV
37 fotos

Todo el que va a un campo de concentr...

Todo el que va a un Campo de Concentración de visita debe de tener claro que va para que no le guste.
El campo está bastante destruido y se conserva muy poco, pero suficiente para pensar en las muchas personas que sufrieron en el.
Para mí la experiencia de visitarlo ha sido muy positiva.
CELUV
8
Ver fotos de Pablo Martínez Hernández
8 fotos

Triste y sobrecogedor campo de concentración que término como campo de exterminio , lo he recorrido con un freetour, muy recomendable si te van a explicar la historia con detalle por que no queda más de un 30% de lo que fue, sin explicación quedaría en u

Triste y sobrecogedor campo de concentración que término como campo de exterminio , lo he recorrido con un freetour, muy recomendable si te van a explicar la historia con detalle por que no queda más de un 30% de lo que fue, sin explicación quedaría en un gran paseo .,1,20€ para el mantenimiento del recinto con lo que te dan un mapa . Necesario transporte publico , en mi caso bono ABC de 24 h 7'30€. Me ha gustado mucho.
Pablo Martínez Hernández
13
Ver fotos de Roberto Gonzalez
13 fotos

Los sicarios de la muerte

Dicen que no es el campo de concentración más duro que se puede visitar. Para mí fue el primero, así que no puedo opinar. Lo que sí se es que desde que pasé por la puerta se me encogieron las entrañas. No podía dejar de pensar en que cualquier umbral de sufrimiento, cualquier límite, se había sobrepasado en este lugar. Intenté centrarme en el contexto histórico y dejar de lado el factor humano, el lado afectivo y emocional.
Pero era claramente imposible.

Así que intenté mezclar ambos para abrir mis ojos ante lo que mis ojos iban a ver. Investigué un poco para tener conocimientos previos. Así descubrí que el lugar que estaba a punto de visitar fue en sus inicios una fábrica abandonada a las afueras de Berlín y que su finalidad primera fue la de encerrar en su espacio a todos los oponentes políticos del emergente estado nazi. Más de 3.000 presos vieron acabar sus días aquí y muchos de ellos fueron salvajemente torturados y asesinados.

A partir de 1936. el campo adoptó la forma necesaria y definitiva para funcionar como campo de concentración, llegando a convertirse en modelo para otros campos que se crearían inmediatamente después. El número de recluidos aumentó vertiginosamente a más de 200.000 entre 1936 y 1945.

En principio la línea seguida era la misma, la de campo de rehabilitación para presos políticos alemanes, pero en poco tiempo fueron llegando miembros de grupos definidos como "peligrosos" por el régimen nazi
Así según fueron ocupando territorios, y apresando disidentes y revolucionarios, las tropas fueron enviando al campo centenares de reaccionarios. Decenas de miles de personas murieron de hambre, enfermedad, forzadas a la mano de obra y maltratadas hasta lo indecible, o víctimas de las operaciones de exterminio sistemático de las SS.
Cuando los rusos liberaron el campo, miles de presos murieron durante las marchas de la muerte, ya que no sabían ni tenían donde ir, con el panorama triste y sombrío de una Europa destruida.
Hoy, el campo se levanta como el recuerdo aún latente de algo que jamás debió ocurrir, un monumento al dolor, a la separación, a las cadenas impuestas a la libertad de pensar, de sentir, de creer, a la tortura y las vejaciones, a la humillación y el desprecio.
Visitar el campo es ver las condiciones insalubres e insoportables en las que vivieron sus presos, ver las celdas donde sufrían castigo y tortura, las habitaciones donde les disparaban en la nuca y los hornos donde los quemaban. Es ver las fotografías de seres que padecieron y sufrieron, ver los catres donde descansaban sus maltrechos y apaleados cuerpos, las las letrinas donde más que otra cosa lloraban su desgracia, escuchar historias que dejarían en un cuento de niños las peores pesadillas que hayamos podido tener. Es oler la angustia, el desespero, la tristeza y la desesperanza, oír los gritos de dolor que no parecen callar nunca, tocar lo que ellos tocaron, pero sin nuestra libertad. Ellos se quedaron allí para siempre, sufriendo incluso más allá de la muerte.
Creo que finalmente no conseguí separar la historia de las emociones como había planeado en un principio. Es difícil, cuando el aire se espesa por el dolor y la angustia y no te deja respirar....
Roberto Gonzalez
3
Ver fotos de Juan Pablo Ortiz Arechiga
3 fotos

Me pareció bastante triste visitar es...

Me pareció bastante triste visitar este lugar, pero aun así es imprescindible, a pesar de que su historia es deprimente no se debe de olvidar.
Juan Pablo Ortiz Arechiga

Soy profesor chileno que visito berli...

Soy profesor chileno que visito berlin como parte de una beca de mi país para desarrollar proyectos juveniles de ecología.Fuimos invitados a conocer sachsenhausen.Realmente aterrador la destrucción de la dignidad humana por parte de los Nazis.No entiendo como la humanidad permitio tamaña cobardía desde dentro y afuera de alemania.Que nos sirva para cuidar la libertad y los derechos humanos que hacen de la raza humano algo valioso.Realmente el exceso de poder corrompe al hombre.Tambien agradezco al gobierno Alemán por mostrar al mundo lo que se hizo y a luchar para que no se repita este holocausto vergonzozo.
miguel olivares torres
1
Ver fotos de Júlia Reina
1 foto

Weinen

Y la pared lloró sus palabras.
Júlia Reina
1
Ver fotos de Cris Sanz de Siria
1 foto

Recorriendo pasillos

Recorriendo pasillos
Cris Sanz de Siria
15
Ver fotos de MeryBlackMonroe
15 fotos
MeryBlackMonroe
Alfredo
2
Ver fotos de Céline Touzé
2 fotos
Céline Touzé
Listo
Leer 10 más

Reserva ahora al mejor precio. Hasta un 65% de descuento

Ver -3 más

Información Campo de Concentración de Sachsenhausen

Teléfono de Campo de Concentración de Sachsenhausen
+49 3301 200
+49 3301 200
Dirección de Campo de Concentración de Sachsenhausen
Straße der Nationen, 22
Straße der Nationen, 22
Web de Campo de Concentración de Sachsenhausen
www.stiftung-bg.de
ver más