Chiang Mai
Experiencias de los viajeros en Bambú Rafting en el río Mae Ping

Bambú Rafting en el río Mae Ping

Cómo llegar Guardar Añadir tu experiencia
Miguel A. Cartagena

Una bonita experiencia

Al terminar nuestra experiencia con los elefantes tuvimos la oportunidad de realizar un descenso en canoa al que le llaman rafting pero este rio es tan tranquilo en aquella zona que más fue un bonito paseo que una aventura. Una bonita experiencia en la que se respira mucha tranquilidad y donde se puede admirar la abundante vegetación de este precioso lugar. Muy difícil por cierto manejar una balsa de bambú. El tronco con el que se rema es muy largo y hay que tocar fondo con el para poder desplazarte. Se necesita bastante practica para mantener la balsa en línea recta.

Otro de esos días para no olvidar y que te devuelven a la naturaleza ya que mientras que estamos en nuestra vida diaria no nos damos cuenta.

Saludos.
Yola

Suele ser parte de varias actividades...

Suele ser parte de varias actividades y visitas que se incluyen en una de las excursiones que te venden en Chiang Mai (norte de Tailandia). Para mi era el objetivo de la excursión.

En realidad consiste en dar un paseo en balsa de bambú por el Mae Ping o alguno de sus afluentes, que discurren entre los montes boscosos, en las inmediaciones de la ciudad. O eso había leído pero.... Yo tuve muchísima suerte.

Había visto fotos y vídeos del paseo en balsa, así que me extrañó sobremanera que nuestro conductor-guía nos dijera que nada de electrónica, ni papel, ni siquiera el monedero. No podíamos llevar nada de nada, porque supuestamente nos iban a mojar. Así que, por esta vez, y sin que sirviera de precedente (yo muy a regañadientes), le hice caso y dejamos todo en la miniban.

Bendita la hora!! Resulta que era sábado, día que los locales aprovechan para ir a pasarlo al río, con todo lo que eso implica: Picnic, baños, tirarse desde las rocas, tirolinas hechas con ramas o lianas, y lo más divertido de todo, jugar a salpicar agua, al extranjero especialmente.

Para empezar la balsa solo tiene una hilera de troncos de bambú, separados unos 2 o 3 cm. Entre sí, lo que significa que, si te sientas, te empapas, porque navega a ras (y muchas veces debajo) del agua. Pero te obligan a sentarte, al menos al principio.

Nos colocan 4 por balsa, más el chico que la conduce. El último de la fila también suele ir de pie, con otra larga pértiga, para ayudar en la navegación. Al principio es un bonito paseo por el río, rodeado de bosque y bla, bla, bla. Pero nuestro capitán debía estar cansado y le cedió el puesto a otro chaval, que debía ser el más guerrero y juguetón de todos.

Nos picamos con la balsa de los compañeros, cogía los minirápidos siempre por los sitios más complicados y con más desnivel (que nunca era mucho, pero bueno). Escondíamos la balsa detrás de las rocas grandes y todos agachaditos para hacerles una emoscada a los de la otra balsa. Adelantábamos a todos. Entre tanto, los tailandeses que estaban de fin de semana nos salpicaban agua y claro, nosotros no íbamos a ser menos, así que cada vez que nos cruzábamos con alguien, a echarles agua indiscriminadamente.

Hacia el final, se bajaban todos los turistas de las balsas, y nosotros le preguntamos a nuestro "capi" y nos dijo que no, de eso nada, aventura hasta el final. Había un desnivel de algo más de dos metros, y el habilidoso muchacho lo bajó, con sus cuatro pasajeros en la balsa. Estuvo muy bien ser los únicos que bajamos el rápido gordo que nadie se atrevía a pasar. Eso sí, el agua nos llegó al pecho.

Lo cierto es que resultó muy divertido, mucho más de lo que me esperaba. Por supuesto terminamos bañándonos en el río vestidos, y jugando con todos ellos. Nos tiramos desde las rocas y demás.

Indudablemente una experiencia que, si tienes la suerte de pillar en sábado, puede ser muy divertida, aunque queda bastante lejos de lo que es el rafting (que es con el nombre que ellos te lo venden).

El vídeo lo tomé después de bajarnos de la balsa, un poco más arriba, en la zona donde se bajaban casi todos los turistas. No dice mucho, pero es lo que hay. Creo que por las voces uno se puede hacer a la idea del jolgorio que se monta.

Las chozas que se ven, son una especie de techados que debajo tienen unas plataformas elevadas, donde hacen el picnic, a orilla del río.
Bluntchy Grape

Tiempo libre en el templo

Comparte tu experiencia Tus opiniones y experiencias sobre Bambú Rafting en el río Mae Ping ayudarán a otros.