Disfruta más de tus viajes
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +
Empezar a colaborar
¿Te gusta Panteón de Agripa?
Compártelo con el mundo
¿Dónde quieres ir?

Noche en Panteón de Agripa

Noche en Panteón de Agripa
6 de 455
Fabio Lomeña
2
Etiquetas
Enviar
Que Roma merece mucho el gasto de su visita es algo bastante obvio, pero un buen (y viejo) amigo se dispone a disfrutar en breve de "La Ciudad Eterna" y quizá se beneficie de algunas "observancias" y conclusiones propias: Además de Eterna, Roma es inmensa y está atestada de turistas, llevar un coche de alquiler es, hasta cierto punto, una pequeña locura, conducen como locos siendo de lo más aconsejable olvidarse de las buenas formas y dirigirse a cualquier destino como si siempre tuvieramos la preferencia pues, de lo contrario, "te comen vivo" además ciertas zonas quedan cerradas al tráfico de forma intermitente, por lo que el camino más corto entre dos puntos dependerá mucho de la franja horaria. En cada esquina parece ocultarse una fuente o monumento custodiado por la policía, así que incluso perderse puede ser una manera perfecta de "encontrar Roma". De hecho fue así como nos topamos con el Panteón de Agripa, no pudimos entrar dadas las horas, pero aún así nos encantó. Para comer, las "tavola calda" son la opción más económica (si se encuentran) aunque nosotros repetimos en Pier 1, cerquísima del Coliseo, por su delicioso "Tiramisú" y por su ajustado precio, cerca también era apetitoso una panadería-charcutería que dan la opción de combinar panes y chacinas al gusto del consumidor. Lamentablemente en Roma fue donde más acusamos las diferencias entre las estrellas hoteleras de uno y otro país, aconsejo por tanto que se busquen tantas como nuestro bolsillo permita. Por lo demás, resulta agradable descubrir que al comprar los billetes de acceso al Coliseo se incluya el Palatino, ambas visitas imprescindibles, claro.
Fabio Lomeña
Desaturé algunos colores, nada más, por cierto: M.AGRIPPA.L.F.COS.TERTIVM.FECIT Marco Agrippa, hijo de Lucio, cónsul por tercera vez, (lo) hizo
Fabio Lomeña