Disfruta más de tus viajes
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Nord Extrème?
Compártelo con el mundo
Compartir experiencia
Entrar con Google +

Hoteles en Nord Extrème

webs+30
    Buscar
    Habitación Huéspedes
    Noche precio por noche
    Los destinos más populares

    Donde dormir en Nord Extrème

    Top 1
    Hotel Relais Porte Mayo
    Hoteles en
    Maroua
    El Hotel Relais Porte Mayo, lo encontraréis poco después de cruzar el puente del río Kaliao (llamado así, Puente de Mayo), a la derecha, una vez pasada la biblioteca municipal, es una de las mejores opciones para alojarse en Maroua. Muy coqueto, a base de bungalows circulares (también hay un edificio rectangular con habitaciones, pero son más pequeñas y antiguas. No sé si más baratas, pero si es posible evitarlas, mejor) en un jardín laberíntico lleno de plantitas tropicales, muy agradable. El restaurante extiende sus mesas en una terraza central y varios tejadillos, siendo un placer sentarse a desayunar, o cenar con velitas y todo por la noche, en plan romántico. Además, en la carta incorpora pizzas que están realmente buenas y es uno de los pocos sitios donde encontramos este tipo de comida, en todo el viaje (aunque los hay). El personal lleva uniforme (¡¡!!!) así que parece que estamos en un sitio de safaris o algo así :-), y son la mar de amables y atentos. Incluso, la luz de nuestro bungalow se estropeó, no tardaron más que un ratito en ver qué ocurría (ya era de noche, además) y al asegurarse que no lo podrían arreglar hasta el día siguiente o vaya ud. a saber cuándo, nos cambiaron enseguida de habitación, a una más grande por cierto. Quizá os parezca que eso es un trato correcto no digno de mención, pero en Africa... está muy bien. Las habitaciones están limpias, e incorporan un cacharro de pastillas antimosquitos eléctrico (el primer día pensamos que era un condón, porque la pastilla viene en un envoltorio que parece..., ja, ja). Porque eso sí, el tema "mosquitos" no está resuelto (imposible lograrlo). También os pueden prestar sin problemas un spray matamosquitos para rociar la habitación antes de iros a cenar... os lo recomiendo, ya que no suele haber ganchos para colgar la mosquitera.
    Top 2
    Hotel Campement Rumsiki
    Hoteles en
    Rhumsiki
    El Campement Rumsiki es uno de las dos o tres opciones de este pueblo camerunés, situado en los montes Mandara y rodeado de las agujas basálticas que hacen famoso el lugar. Se trata de un paisaje increíble, y este es el alojamiento con mejores vistas, con diferencia!!. Sus bungalows son espaciosos y están razonablemente limpios. A determinada hora, cortan la luz, y lo mismo digo con respecto al agua caliente, pero esto es normal en un país con escasas infraestructuras, y más en esta región. El terreno que ocupa es muy amplio, hay cierta distancia entre un bungalow y otro, y algunos están edificados a cierta altura del suelo, lo cual es una ventaja ya que.... en fin, una noche, dos amigos volvían a su habitación y se pusieron a buscar sapitos con la linterna, ya que abundan. Se encontraron con una boa enorme (y muy bonita). Nos avisaron, pero yo al ver el tamaño del bicho a la distancia, decidí que ya no me iba a calzar, etc., etc... vamos, que me dio miedo!!. Decidieron dejarla donde estaba (la cogieron, sí, y medía sus buenos 3 metros), y no avisar a los del Campement porque seguramente se la cargarían, ya fuera para comer o para lo que quisieran. Anécdotas aparte, el sitio es bastante caro para lo que es un país como este, pero saben que no hay muchas opciones y que están en el mejor lugar. El restaurante es demasiado caro, así que creo que es mejor dormir allí y comer fuera... (en el otro campement, o en un pequeño restaurante local que hay en el centro del pueblo, o con la comida que llevéis -si optáis por esto último-).
    Top 3
    Hotel Relais du Logone
    Hoteles en
    Kousséri
    El hotel o "campement" Relais Turistique du Logone es, como su nombre indica, un lugar de relax en la localidad más cercana a la frontera con Chad. Justo a la orilla del río Logone, un gran río que ejerce de frontera natural entre ambos países, se ubica este humilde pero limpio alojamiento... Conformado por bungalows, amplios y como he dicho limpios, algunos con aire acondicionado y otros con ventilador, es un sitio bastante agradable. Los precios oscilan según la habitación que escojáis (con/sin aire acondicionado, con/sin ventilador, con/sin televisión...). La nuestra, que tenía aire acondicionado (de esos aparatos que cuando los enciendes y mientras están encendidos, parece que va a echar a volar en cualquier momento, tal es el ruido estilo "reactor" que producen), ventilador y televisión... o sea, el máximo lujo, costaba 24 € (16.000 CFAs). El edificio principal, guardado por dos árboles enormes, alberga la recepción y el restaurante... en realidad, éste se dispersa en el terreno trasero, frente al río, donde os podréis relajar con una "cervecita" (650 ml.) o un refresco. Si queréis comer, cenar o desayunar, tendréis que encargarlo antes. Esto es una constante de este país... no siempre tienen nevera ni mucho menos congelador, y en cualquier caso la costumbre es comprar los productos del día, ya que los comerciantes sí que no tienen lugares de almacenaje como ocurre aquí. Por tanto, tendréis que decidir qué queréis tomar, según las opciones que os den (espaguetti, pollo cocinado de diversas maneras, pescado del río, patatas fritas...). Recién llegados de varios vuelos, después de cruzar la frontera de Chad, y con una calorina importante, lo primero que hicimos fue sentarnos al lado del río y probar la cerveza del lugar. La dueña fue muy amable y simpática, por cierto!. A nuestro alrededor, pululaban unos lagartos preciosos, con colores maravillosos, y esta es la primera imagen que tengo de Camerún. :-) Eso sí, al día siguiente por la mañana habían dispuesto el desayuno también en el patio trasero, al aire libre. Nos encontramos con que cientos de moscas verdes (sí, las de la m...), ocupaban buena parte de la mesa aunque los platos de mantequilla, mermelada, y miel, sí como el azúcar, estaban tapados. En fin, el desayuno fue una lucha entre las moscas y nosotros (esto no nos ocurrió en otros lugares donde desayunamos al aire libre, eh?) así que un consejo si recaláis aquí: pedid que el desayuno lo sirvan dentro del edificio.
    Otras tipologías de alojamiento